NOTAS CRITICAS A UNA CRITICA (EN PARTE ACERTADA) DEL SR. ROMERO-SAMPER, AL RACISMO CATOLICO GERMANOFILO DEL TERCER MARQUÉS DE ESTELLA, EL EXM°. SEÑOR DON JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA Y SAENZ DE HEREDIA. Nueva versión corregida de algunas erratas, y aumentada, de 10 de Junio de 2019.

Motivos técnicos me han forzado a trasladar a un nuevo espacio o “Entrada” el siguiente texto:

Ni al antiguo hombre blanco bereber (antiguo nombre propio de étnia), nombre que corresponde racialmente a los negruzcos actuales, ni a los marrones indolentes a los que se refiere el Marqués conviene el dicho antiguo nombre de bereber, pues no se demuestra continuidad antropológica o genealógica entre cualesquiera bereberes antiguos  y el sector de pueblo al que se antoja llamar con dicho nombre.

El Marqués no tiene en cuenta la odisea de la mayor parte de la población celtibérica, y celta e ibérica, que hubiera aún separada entre sí, según sus genes, ni la salvajísima heróica lucha de los vascones, ìberos absolutos de absolura lengua pura ibèrica arcáica, contra los repugnantes moros invasores en la batalla de Roncesvalles, en la que el nuevo Rey de los visogodos y sus huestes se hacen por primera vez aliados de los vascos, en una tan ìntima y sólida Camaradería bélica, que propiciará, cinco siglos más tarde, la denoninada “Nobleza Histórica” española, ya con familias vascas*

(*p.ej. la de Ayala y la de Salcedo, ancestras de la mía de Perea [de Beotegui, Ayuntamiento de Amurrio, Alava], según cuentan heraldístas, aunque “vete a saber”)

integradoras de parte de la misma, al igual que, con el idioma íbero o vascuence sobre la materia del latín vulgar y postrimero, se generaró la lengua asturiana, cuya extensión a Castlla darále el nombre adoptivo de “Castellano”; su difusión a toda España y evolución por españoles de todas sus regiones le conferirá su nuevo nombre, el suyo propio, pleno y definitivo, como pensaba el asturiano Excm°. Sr. Vázquez de Mella y Fanjúl, o sea, el nombre de: El Español (idioma al que, de entre los literatos, quienes más contribuyeron a enriquecerlo de nuevas palabras de raíz latina fueron los culteranos y béticos Don  Juán de Mena y el Muy Reverendo Padre Don Luis de Góngora y Argote).  Ni celtas, íberos y celtíberos  quedaron todos bajo el repulsivo espiritual y políticamente hediondo dominio musulmán, ni no coprotagonizaron la Reconquista, ni los árabes son una gran raza, sino una de características repelentes para el ario consciente de sí y apegado a la idiosincrasia a que le impulsan su Sangre y su conciencia racial. En la zona invadida y ocupada militar, política y administrativamente por los sectarios de Mahoma, la poblaciòn celta, ibérica y celtibérica conservó, al igual que casi todos los godos, su Religión cristiana, y vivió como mozárabe, practicando su culto aunque, en general, forzadamente restringido a pocos templos permitidos por los malignos sarracenos. Y digo “en general”, porque hubo católicos que mnifestaron en público su Fe Católica y predicaron en plazas, lo que les costó el Martirio que preveían antes de abrir la boca en la calle. ¿Cuántos cristianos autóctonos no godos huyeron al norte de la península? Nadie lo sabe. En cuanto a Don Pelayo hay serias dudas de que fuera godo, desde luego no era de ninguna estirpe regia visigoda, y probablemente era Espatario, un mal denominado “hispanorromano”. Hispanorromano propiamente dicho debería ser ora el descendiente de progenitores el uno romano itálico, el otro hispano (íbero, celta, celtíbero, o autóctono), ora el romano nacido en Hispania, p.ej. en alguna colonia patricia, ora el hispano aborigen súbdito del Imperio Romano.

¿Hay gente y la hubo, “semita” marrón, como húbola parduzca, de raza indefinida, no aria, indolente, populachera, que se otorga el título exclusivo de”el pueblo”, por contraposición a la Nobleza, el Clero y el Ejército, y a ese núcleo plebeyista absolutista, chusmista parte de él, se apuntan blancos, de cabellos sea negros, sea cataños, sea rubios? Si. Pero afirmar que nuestra sociedad celtibérica es así, llamarla bereber, y contraponerla profundísimmente a la gente germánica no es justo, se opone a una realidad humana y cultural elevada continuada hasta el presente. El Padre Santiago Ramírez, O.P., no tiene nada que envidiar a teólogo, ni filósofo alguno de aspecto germánico o arionórdico, ni millares de nuestros próceres en Ciencias y Milicia (como el Nobel Santiago Ramón y Cajal, y Usía el Coronel Catedrático psiquiatra Dr. D. Antonio Vallejo Nágera) de aspectos somáticos mediterráneos, son inferiores a los germanos, en genio y talento, laboriosidad y disciplina, valores naturales muy acusados en muchos germanos puros. Por cieryo, llamar frecuentemente “pueblo” (“populus”, “populo”, “peuble”, “Volk”) al oueblo llano es comùn agrandes paises europeos, Italia, Francia, Alemania. “Volkslieder” son canciones populares, del pueblo llano. “Volklore” es el del pueblo no aristócrata.

Que la Reconquista, con excepciones como quizá el propio Rey Don Pelayo, fue obra PRINCIPALMENTE de visigodos es deducible de que la Nobleza política y guerrera, la Aristocracia cristiana, en ambas zonas de la península, la ocupada, y la libre, y en este caso es determinante la de la libre, era goda, puramente goda en su casi totalidad o inmensa mayoría, pues, salvo raras y lamentables excepciones, toda la Aristocrscia antigua aborrece la conducta morganática y los matrimonios entre nobles y plebeyos, item más los germanos, de suyo, o por su natural, no eran proclives al mestizaje. Los visogodos hablando ya latín en vez de su lengua madre anterior, goda, llamábanse, cual nombre propio de la gente de su casta sudescandinava, “NOBILES“, y asímismo “VILIORES” a los no godos a los que la mayoría de los historiadores  endosan el vago e inexacto nombre de “hispanorromanos”.

Es falso que la Reconquista no fuera empresa europea. No lo fue DEL TODO al principio, cuando el Emperador católico e inconsecuente, el godo de la rama franca Carlomagno, Carlos Martel, se alió con el sarraceno en la última campaña militar de éste último, con la cuál el heteje mahometano abyecto ultimaba la invasión del Reyno europeo hispánico visigótico, o sea, en la batalla de Roncesvalles o Covadonga, en la que godos, celtíberos e íberos vascones derrotaron al ejército mahometano y a su aliado godo franco. Pero no sólo la intervención durante la Reconquista, y a favor de ésta, de guerreros europeos de allende los Pirineos, justifica que nuestra Reconquista fuese además europea y digna de este título, sino tmbién el hecho de que reconquistar Hispania para la Cristiandad, era reconquistar una parte de Europa, y no sólo de su terrotorio, sino también, y sobre todo, de su gente hispánica, por ello europea, parte intrínseca de Europa, que lo era también merced a la profunda efucación recibida de otras “partes” de Europa (Roma, godos de Suecia del Sur), así pues reduplicadamente europea. Además hemos sido de nuevo Europa política, administrativa, militar e idiosincrásicamente en amplia mayoría, primero en los reinos surgidos durante la gesta, y luego, con gran plenitud, desde los Reyes Católicos, de esplendorosa memoria, consumadores de la unidad política del Reyno español reconquistado y reconstituido. La expulsión de judíos y moros, los Estatutos de Limpieza de Sangre y leyes pragmáticas instituidos desde finles del siglo XV y principios del XVI, y la tardía expulsión fe los moriscos, liberaban a la Patria española y, por ello, a Europa, de las plagas antieuropeas y antiespañolas que nos minaban. Incluso invadidos, fuimos europeos; invadida y ocupada por el antieuropa, Hispania fue una parte de Europa, que era menester liberar del yugo semita, judío, anticristiano y hereje. Impresionante la observación sobre la Limpieza de Sangre, que hace José Antonio; es evidente que no aplaude su parcial menoscabo de 1756. Los falangistas Tradicionalistas querían “la nueva España, contrafigura de los que hundieron a nuestra desgraciada nación desfe mediados del siglo XVII” ( Dr. Antonio Vallejo Nágera, “El Factor …”, Burgos, 1938, pág. 24). La figura jurídica de Limpieza de Sangre subsistió, después de esa fecha, para gran parte de la sociedad, la de honores públicos, las Ordenes Militares Religiosas, la Oficialidad Militar, etc., y progresó en su virtualidad intrínseca parcial racista, conquistando logros en prevención de mestizajes con negros y otras entonces perfectamente consideradas raleas, antes de que la judeomasonería, con su bazofia de “fraternidad universal humana” anticristiana, antieclesial y dogmáticamente antidogmática, relativista y matriz de la Revolución, del Liberalismo y posteriormente del Modernismo teológico (hereje de por sí), consiguiese en casi a mediados del Siglo XIX abolir la figura. Aquella pragmática tenía como finalidad que los oriundos de judíos judaístas y moros mahometanos, que era como decir judío judío y moro moro, no hallasen trabajo alguno con que subsistir en España, y, por ello, se fuesen, sin necesidad de expulsarlos con un acto de fuerza. José Antonio, más tradocionalista, más clasicista, más antigüista que los carlistas degenerados adeptos a El Viraje, y los neocarlistas de esquemas decimonónicos  neoforalistas, que no entienden que sin un pueblo drásticamenre expurgado con férrea Dictadura transitoria, la masa no sirve ni para mandatos imperstivos a Cortes, ni para usar sin separatismo los fueros. O se reeduca hasta en el lenguaje, al pueblo sano, en la mente e instituciones de los Siglos XVI y hasta mediados del XVII, con cuanto puntualmente fuese progreso homogéneo de aquella cosmovisión hispánica, o no hay cimientos materiales completados para construir nuestro efificio fundado por los Reyes Católicos. Esos falangistas tradicionalistas son más carlistas que nadie, a lo Frsy Magín Ferrer y Ramón de Nocedal y Romea con Vázquez de Mella. “Nosotros y los Carlistas somos la única fuerza nueva” y válida para la empresa. De aquella frade joseantoniana tomó, mi entrañable amigo y admirador, que yo lo fuí suyo muchísimo, Don Blas Piñar López, el nombre de su movimiento político. Limpieza de Sangre sí, multicultiralismo y mestizaje deletéreo nó: Raza sí, antirracismo nó.

El mestizaje entre godos y no godos hispanos no fue tan grande y temprano. Cuando el Señor Romero-Samper puntualiza que no fue mucho en la nobleza, ha de tenerse presente que la gente goda se hallaba toda en la  Nobleza, la histórica y la guerrera, y así fue durante siglos tras la derrota de La Janda. El pueblo arionórdico posee EN GRADO SUMO el instinto natural de inhibridaje, y mantiene la vehemencia de conservar y proteger su pureza de sangre o pureza racial, o excelencia de hibridación sólo con arios excelentes, siempre. Echese un vistazo a EEUU, o USA, no hablo de Judeoyankilandia la moderna, si bien aún en ésta, enjudiada, se nota la pujanza del impulso de la limpieza racial de Sangre de los arionórdicos a pesar de enlacayados.

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito del Señor Don Ricardo de Perea y López, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de la Señora Doña Armonía y Josefina González y Valdayo, modista y sastre ( para hombre y mujer) siendo aún niña, mas principalmente pintora artística de muy temprana (desde su primera adolescencia o a antes) y entusiata vocación. Desafortunadamente la infortunada mujer dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato de seres humanos, el dibujo y pintura artísticos realistas y clásicos fueron su ardiente pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de su Santo favorito, San Antonio de Padua, pintura de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi amado padre, de la Piedad de Crespi. Habiéndose encomendado diariamente a nuestro Dios y Señor Jesucristo durante meses, con su creada jaculatoria de "¡Ay mi Cristo, no me abandones", y con un Crucifijo al alcance de su vista, colocado, por su voluntad, constantemenre delante de su lecho, fué recogido su espíritu por Nuestro Dios y Señor, en el tiempo litúrgico de San José, su Patrón, al que veneraba muy especialmente. Su amadísimo y amantísimo primogénito, a quien ha dejado en un mar de lágrimas, fue seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Rvmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal, a la sazón Cardenal, Obispo Residencial Arzobispo Hispalense. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (Summa cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico) (S. cum laude). Ordenado de Menores por el Obispo Diocesano de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, Don José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por este verdaderamente excelentísimo y reverendísimo Prelado, de feliz Memoria, el 20 de Marzo de 1982. Delegado para España, de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., como Superior General de la Obra Pía "Pro Fratribus". Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne Doctor y Obispo católico Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, por Oposición ganada, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), de la XVIII° Promoción de Oficiales de Ejército del Aire. Destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid). Luego de un año le fue impuesta la baja del Cuerpo, pero no del Ejército del Aire, como también recibió la misma baja el nº 2 de la promoción, el Rvd°. Padre Teófilo, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa Llaurens, hijo de un expresidiario marxista, muerto a tiros, en plena calle, por un falangista, delante de dicho hijo, según contaba el finalmente Coronel del Cuerpo Castrense del Ejército de Tierra, Rvdo.Padre Lic. Blanco Yenes, penado una vez y así postergado por dicho obispo, futuro cardenal con residencia en Roma, Prefecto, durante un tiempo, de la Congregación para el Clero. Al Padre Blanco, según contó al Padre de Perea, Estepa lo penó achacándole un romance carnal con la esposa del Capitán General de la Segunda Región Militar de España. El Presbítero que esto redacta fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco Personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana, natal del insuperable Beethoven, cuya casa visitó con profundo deleite) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor crítico del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, cultivador ardiente de la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de Aristóteles; éste es el primer filósofo absoluto y a la vez científico universal habido en la Humanidad, y es el mayor Maestro del Sacerdote en cuestión; Aristóteles, denominado por los Escolásticos, justamente: "El Filósofo", que lo es por antonomasia; siguen Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino (O.P.), San Juán de Ssnto Tomás, Billuart, más sún los Supremos colosalísimos Teólogos Carmelitas conocidos como "Los Salmanticenses", los dominicos Fray Domingo Báñez, el Ferrariense, Fray Domingo de Soto, Goudin, Vitoria, muy especialmente Fray Norberto del Prado y el inconmensurable Fray Santiago Ramírez, O.P. , los Eminentísimos, sapientísimos y Reverendísimos Cardenales dominicos Tommaso De Vio (de sobrenombre "Cayetano"), Zigliara, y González (Arzobispo de Toledo, Primado de España, y luego Arzobispo de la entonces más extensa Archidiócesis hispalense) ; además su profunamente admirado Fray Cornelio Fabro, el M.Rvd°. Padre Doctor Don Jaime Balmes y Urpiá; Fray Magín Ferrer, los Ilustrísimos y distinguidísimos Señores Don Ramón Nocedal y Romea, Don Juán Vázquez de Mella, Don Enrique Gil Robles, Victor Pradera, Aparisi y Guijarro, el Excelentísimo Señor Marqués de Valdegamas Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio, S.J.; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las Waffen SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, subversivos, de la judeoleninista ETA, y de la CIA del judío sionista perverso Henri Kissinger), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad, autor de, entre otros libros: "Qué es el Carlismo", y "Curso de Filosofía Elemental", libro de texto para el 6° Curso de Bachillerato, durante el Caudillaje), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola (con reservas) y el Doctor Usía Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, Hans F.K. Günther, Gottfried Feder, Walter Gross, el grandioso y maravillosa fuente de grandes y geniales inspiraciones Friedrich Nietsche, entre otros formidables pensadores; etc. . En Derecho Canónico admira especialmente al Consejero de la Suprema de la Santa Inquisición española, el M.R.P. Dr. Don Manuel González Téllez, así como al excelso Fray Juán Escobar del Corro, O.P., Inquisidor de Llerena; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "populista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que le dé la gana, el cuál - sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra la Iglesia Católica y Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista) - ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas honestos, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas, ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial y Cruzada Universal (1914-18 [1936-39 en España] y 1939-45), ora Caídos en combate o a resultas. Se sabe y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista). También acepta el frente común con nietschanos y protestantes tolerantes, del siglo XX y XXI, en cuanto camaradas "de las mismas trincheras de la Gran Guerra", que continuamos sólo con las armas espirituales.
Esta entrada fue publicada en Antropología, ETNICISMO, JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA, Política, RAZA, Tradicionalismo Católico. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s