EL LIBRO “EL RACISMO” DE ELIAS DE TEJADA. RECENSIÓN DEMOLEDORA. AVANCE DE UNA CRITICA FUTURA CONTRA EL LIBRO REIVINDICATIVA CARLISTA CONTRA EL ANTIRRACISMO, ENCUBIERTO EN CUANTO MODERNO, ANTITRADICIONALISTA, ANTICARLISTA Y ANTIVAZQUEZMELLISTA DEL PROFESOR SR. D. Francisco Elías de Tejada. Versión muy enmendada el XXIV de Junio de MMXIX.

ESTE ARTICULO ESTÁ REFERENCIADO CON ENLACE EN EL RECUADRO “COMENTARIOS”, SITUADO A PIE DE UNA PAGINA DIGITAL DIVULGADORA DE ESCRITOS CARLISTAS Y OTROS TRADICIONALISTAS CATOLICOS, U ORIGINALMENTE COMPUESTOS EN ESPAÑOL, O TRADUCIDOS A NUESTRA REGIA LENGUA http://reinodegranada.blogspot.com/p/biblioteca-tradicionalista-digital.html?m=1 :

Muy Señor mío:

Cómo quiera que el régimen digital del sitio, donde Vd. tiene su “web”, no permite largos textos en el recuadro “Comentarios”, he de escribir la presente en mi propio blog, que tampoco es demasiado generoso en cuanto a extensos artículos. Es habitual que cuando uno escribe una carta de más de una cuartilla, o folio, con letras de dimensión del “standard” número 12, el destinatario se sienta incómodo, o se espante. Y no hay más que ver libros antiguos, con misivas dedicatorias, para comprobar cuán luengas eran casi todas, y qué hermosura conseguían, de la que no es posible gozar sino con la paciencia de nuestros chorlitos, porque desde nuestros tatarabuelos trabaja la tendencia a acortar dedicatorias y prólogos, y no mostrar ilusión por embellecerlos. Hasta las cédulas Reales de permisión y lss de tasas a la impresión y publicación de obras tenían todos donaire. Mas ¿Cómo comparar, con la penuria hodierna, la belleza de un Barroco como el de los Sacerdotrs confráteres míos Calderón de la Barca, Tirso de Nolina y Lope de Vega, correlato de Bernini y la antaño Colegiata hispalense del Divino Salvador, en cuya restauración logradísima quiso empeñarse para su honra el Cardenal Amigo, homofílico de fama, por no decir más de quien no defendía ni el decoro del culto y trato del Santísimo Sacramento?. “Caprichoso y modernísimo”, “baphomet” mitad cariño para sus por él privilegiados amigos, mitad “corazón de piedra” para los Tradicionalistas y fieles al Magisterio y Ley eclesiásticos. Al destruir alevósamente las dieciochescas soberbias estanterías de la magna magnífica biblioteca del Palacio Arzobispal desta urbe  y dividir disolutoriamente sus majestuosas salas, cubría de ignominia su memoria para siempre, pues nos ha privado de un espacio rarísimo de hallar en España, entrando en el cual el visitante sensibke sentíase inmediatamnte transportado e inmerso en pleno soglo XVIII barroco.

Encomiable labor la que hace Vd. aquí. Puede fácilmente  proseguirla, pues hay más libros importantes digitalizados, y gratuotamente descargables: por ejemplo, las Obras Completas del Excelentísimo Señor Don Juán Vázquez de Mella y Fanjúl, a quien su amado Dios llevóse para Sí, en luto perpétuo de sus discípulos, o alumnos compatriotas suyos:

https://books.google.es/books?id=2unTAAAAMAAJ&hl=es&lr=&num=10

He obtenido copia digital de algunos, entre aquellos cuyos enlaces digitales Vd aporta, Dios se lo pague. El fundamental es el de mi confrater clérigo Magín Ferrer, pero trae Vd. sólo enlace del primer volumen de la obra. En mis blogs tengo algunos libros tradicionalistas, unos católicos, otros paganos, pero, como los de Platón y Aristóteles (no tanto como éstos:), aprovechables.

Enseguida paso a escribir un artículo contra el de algunos datos útil libro que sobre “El Racismo” escribió Elías de Tejada.

1312835315_1022682

Atentamente SSS.

Ricardo de Perea y González, Pbr°. .

&&&&&&&&&&&&&&&

Ahora me explico algo mejor la base histórica reciente intelectual chapucera del empecinamiento energúmeno de algunos “Carlistas”(?), en pervertir antirracistamente el sentido de las frases y pensamientos bíblicos católicos, especialmente los neotestamentarios, así como en  falsear la Historia, Pensamiento y sentimiento, del Carlismo Tradicional,  y añadiría yo que se ve la sectaria obstinación de estos desviantes, en desechar la Mítica de Mitos reales o fuertes (Cf. Schelling) de los incólumes, o sea, de la mayoría de nurstros próceres, gente con estudios, Ejército, Nobiliaristas y pueblo llano españoles, sobre todo pueblo llano y sano, que, ha vivido siempre nuestro”Mito de la” Sangre ( “Il Mito del Sangue“, título de un Libro de Texto del Bachilletato fascista, escrito límpido, sin tacha carlista, escrito por el en mucho excelso Tradicionalista pagano antipuritano, finalmente acostádose a la Iglesia Integrista, Barón de Ébola). Bien hizo la Contrarreforma Católica Tridentina en prohibir, salvo excepciones legales como las alemanas opuestas a la malsana versión vernácula del maléfico y diabólico Lutero, qie tradujo la didosa del eminente políglota Erasmo de Rotterdam,; e hizo bien la Iglesia, pues no hay grandes exégetas entre los seglares de la Iglesia Católica, y fácilmente yerran hasta gente de talla intelectual como lo fue mi Maestro en Derecho Político el Prof. Dr. D. Elías de Tejada y Espínola, q.e.p.d., Catedrático de esa especialidad en varias Universidades españolas, entre ellas la de Sevilla.

Nuestro gran Pueblo, como todos, al margen total de ideólogos, y sin tener en cuenta maestros, ni controversias, ni monsergas, veían  –  de absoluto y absolutamente exhibido HECHO –  al negro y al moro marrón como de razas y sangres inferiores, y despreciaban visceral y espiritualmente al judío, menospreciaban a los “Cristianos Nuevos” (menos que éstos, los sinceros, a los fementidos “Cristianos Nuevos”), y se llevaban un gran disgusto si una hija era desposada por un gitano típico (despreciativo de los “payos” [=payasos], o por un moro, o negro. El racismo criollo es hegemónico en su tierra, si bien serenísimo y suave, semejante al del gentleman inglés, sólo que éste siente un gran desprecio bajo inexpresivo rostro mientras que el español nativo en América es bondadoso y de respetuosa y elegante distancia (así la clase alta, blanca por supuesto, especialmente la católica en Méjico). Le sigue el racismo turbulento, de rabia furiosa difícilmente contenida, animalesco, pero honroso para el blanco,  racismo alta y hondamente resabiado de indios de Sudamérica, y mestizos en ésta, hacia el blanco español, y aún más profundamente contra el mestizo “de más, o peor mezcla”, jerarquía de honra que mantienen férreamente entre sí cuarterones, tercerones, zambos, y su etcétera, que mejor se consideran mientras más sangre española o blanca tengan. Más rigurosos que los criollos, pués, son los indígenas del Perú, desde hace siglos, que estiman ser lo peor los mestizos, “peor que españoles” (¡Que ya es decir! En sus sucias bocazas de labios morados y lengua viperina, oliendo a queso rancio). Un fenómeno documentadísimo, con un Ideólogo antropólogo supremo a la cabeza, ni más ni menos que Vázquez de Mella, enemigo acérrimo del mestizaje en Indias, “vox  clamans in deserto“, cuando  – como no me cansaré de repetir, a ver si se quieren enterar mis opositores “enemigos internos” del Movimiento Carlista, Tradicionalista, sociedalista e Integrista   –  al mestizaje mejicano lo denomina, con desprecio y burla, “motín zoológico“(¡”Sic”!) en su discurso “El Ideal de España”, y asevera que no quiere que  Portugal se convierta en el Méjico de Europa, por tener, nuestro vecino país lusitano, su clase media muy contaminada por gente (negra) de las colonias lusas (africanas). Esto, tan evidente que debe ser incontrovertible, viene empero absoluta y deliberada, o sea, maliciosamente, ignorado, ninguneado y falseado por esta corriente eliásdetejadista y de etnólogos pseudocarlistas como el profesor alias Valmadián, que escribe en el sectario foro de los hispanchistas, y el elmediocre Federico willhensem. No quiero, decía mi Camarada supremo Orador, que Portugal se convierta en el Méjico de Europa. ¿Por qué? Porque le interesaba la preservación de la sociedad étnica típica europea, y su entidad e identidad o identidades raciales. ¿Cómo es posible que Elías de Tejada pase de Möller al oriundo judío Rosenberg, judío total para los judíos talmudistas actuales que así lo tienen en su Enciclopedia Judáica de Jerusalén, escrita en inglés? ¿El Ario un mito? Sostiene que sí Valmadián. ¿La lengua Aria, denominada “eufemísticamente” indoeuropeo, e “Indogermanisch” (privilegiando a los germanos), en realidad LA LENGUA ARIA PRIMIGENIA, científicamente reconstruida en mucho por la Lingüística científicoempírica desde el siglo XIX, e idioma estudiado en las facultades de Germanística de las Universidades alemanas y escandinavas un mito, es decir, una mentira o un “cuento chino”?. Con sorprendente ingenuidad fingida estudiosos antropólogos, contrarios a la verdad (por muy verdad, muy antropológica y muy evidente que sea) obstínanse en afirmar cual axioma científico, que la existencia  – perfectamente demostrada por la Ciencia empírica de nombre Lingüística, con enormes progresos desde finales del Siglo XVIII –  de la Lengua Aria (= indoeuropeo, indogermánico) no supone, ni implica la existencia de un pueblo creador de esa su lengua. Es tan colosal esa estúpida patraña, tan indefectiblemente evidente la realidad y la verdad que niegan, tan incompatible con la aplicación del criterio natural balmesiano de El Sentido Común, connatural y congénito a toda gente sencilla y adepta a la Sabiduría Popular proverbial (de estupendo refranero), que no voy a honrar, a esa gentuza, con molestarme en confutarlos con muchos ejemplos. Un axioma ostensiblemente verdadero basta a perfecta refutación: UNA LENGUA SUPONE NECESARIAMENTE UN PUEBLO QUE LA HABLA. Y LA LENGUA MATERNA DE UN PUEBLO  IMPLICA “in terminis” ( “en sus propios términos”) UN PUEBLO EXISTENTE QUE CREA Y LA HABLA O LA HA CREADO Y HABLADO, y cuyos descendientes genéticos, si los tiene (que en nuestro caso los tiene), subsisten, aunque la lengua materna de sus ancestros devenga Lengua Muerta, de modo que la prosapia de éstos últimos ora hable un dialecto de ella, ora use como propia una extranjera, por ejemplo de un nuevo Imperio a que haya sido incorporada dicha progenie, como es el caso, aunque análogo,  de la Península Ibérica, cuya población mayoritaria pasó de tener su lengua madre el íbero (= euskera o vascuence), a adoptar como primera y casi única suya el latín.

Se me acusó, de “poner de chupatedómine”(“sic”) a Elías… por su crítica segunda a Balmes, en la que cambiaba su crítica primera de años antes, favorable a mi confrater Presbítero. Pues ahora voy a poner por los suelos y por los cielos su libro, aunque parezca contradecirme a mí mismo en esta frase, pues quien se contradice es mi criticado.

El Racismo hispánico de nuestras razas blancas le hecha la pata al mestizajismo, pero de largo. Llevamos muchos tradicionalistas en las venas una repugnancia neta, total, perfecta, radical, incancelable, irreductible, por todo lo marrón, lo moruno, lo aceotunado y todo lo negro, y estamos convencidos de que, vaciada de blancos la península, y rellena de judíos y negros, no podría ser España, y lo sabemos por la aplicación del criterio balmesiano de Sentido Común. ¡ Mira por dónde el primero en darme la razón sería Y ES el propio Elías de Tejada y en ese mismo libro!. No aguantó hasta el final Elías… en su libro, no dió todo de sí ese antirracismo moderno, antritradicionalista, antiintegrista, antivazquezmellista, antifascista, anticarlista (contra el Carlismo de El Siglo Futuro y La Unión, hasta la derrota del Eje). Antirracismo que demostraré judaizante, y fenómeno de novadores (Elías… y el traidor canalla embustero embaucador Federico Willhemsen), antirracismo recientísimo, moderno, antieuropa, peste para los valiosos blancos en peligro o vía segura de extinción. En sus últimas páginas Elías de Tejada felicísimamente se contradice: reconoce de suma importancia la raza para la formación de la Tradición, y como substrato físico biològico indispensable e insustituible, de la Tradición y la nación, refiriéndose a España. Se queda corto, pero, gracias a Dios, fue vencido, al final, por su propia contradicción, y volvió a mucho Carlismo tradicionsl, nucho pero a mucho trecho del suficiente identitario. “Volvió el agua al molino”. ¡Qué buena lección la de mi confrater el Arcipreste de Talavera, la primera vez que se escribió en español la palabra “raza”! Pues fue él el primero en escribirla en esta mi según nuestro Rey y Emperador Carlos, lengua idónea para hablar con Dios. Véase el párrafo en el cap. XVIII de la primera parte de su bellísimo y sapiente y atrevidísimo “El Corbacho”, del siglo XV. Y consúltese “El Mestizaje en Indias, problemas canónicos”, de mi camarada de armas, Capellán Castrense, Rvd°.P.D. Paulino Castañeda Delgado, libro en que aparecen algunos alarmantes informes oficiales contra el mestizaje en América, haciendo estos memorándums demoledores descripciones, juicios de valor, quejas y recomendaciones severísimos contra los mestizos en cuestión. Mi confrater Clérigo, Sacerdote y Militar, Capellán Castrense por oposición ganada, como lo fui yo es indulgente con los mestizos, yo no, y aporta también otros documentos, algunos de autor mestizo, a favor de su ralea, A mí bástame el Mito y la intuición de nuestra Sangre y nuestro Pueblo. MITO FUERTE, vehículo de verdad, vínculo misterioso y supracientíficoempírico con su objeto real. Dicen algunos pedantes biólogos, que la palabra y concepto de raza han de ser suprimidos de nuestros libros de texto. No importa. Mientras haya rubios blancos ojiazules, castaños de iris transparentes, brillantes caramelo, mientras los hijos hereden de sus padres las cualidades de su linaje de precio, pueden meterse la voz raza donde les quepa, pues sin la palabra raza, ni casta, el linajismo de excelencia es más exigente y crítico que cualquier racismo, y es tan imparable como el hecho de que los hijos hereden de la preciosa carne de sus padres y ancestros de alcurnia cualitativa biológica de eminentes cualidades y predisposiciones, si bien como no duerme la hambrienta y astuta plaga de sabandijas y copulando constantemente como las pugas, hace más prole que los nobles corceles, así seguirán multiplicándose “los otros”, como bacterias, numerosos cual los granos de arena de playas y pantanos de voraces movedizas, en los  que mucho me temo acabaremos pereciendo hundidos u ahogados en la masa omnipresente.¿Cómo se puede ignorar u obviar la figura jurídica pluricentenaria de la “limpieza de Sangre” y su deriva o progresión y perfeccionamiento jurìdicos racistas blanquistas en el siglo XVIII, cuando se escribe sobre el racismo y se lo relacionado con nuestra Tradición (con mayúscula), católica, regia, legal, docta y popular hispánica? Muy fácil: contradiciéndose al final, a mi mi favor, al del último bardo de la draconiana verdad, por muy feroz que ésta sea, que como al can cerbero, llevo encadenada, mansa y amiga a mi lado, o bien a modo de antorcha en mis fauces de fiera, como el perrito de Santo Domingo de Guzmán, y voy a prender fuego con ella a cuanto ose acercarse a hollar el Santuario, que el monstruoso can de tres testas está luego, por si no doy abasto, a la entrada de la caverna, pues a ese lugar volverá a custodiar fiero, el tesoro reservado a los héroes. “Hic est Domus Dei et Porta Coeli”.

Caesar, pseudónimo.

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito del Señor Don Ricardo de Perea y López, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de la Señora Doña Armonía y Josefina González y Valdayo, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de muy temprana (desde niña) y entusiata vocación. Desafortunadamente la infortunada mujer dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato de seres humanos, el dibujo y pintura artísticos realistas y clásicos fueron su ardiente pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de su Santo favorito, San Antonio de Padua, pintura de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi amado padre, de la Piedad de Crespi. Habiéndose encomendado diariamente a nuestro Dios y Señor Jesucristo durante mrses, con su creada jaculatoria de "¡Ay mi Cristo, no me abandones", y con un Cricifijo al slcance de su vista, colocado, oor su voluntad, constantenenre delante de su lecho, fué recogido su espíritu por Nuestro Dios y Señor, en litúrgico de San José, su patrón, al que veneraba muy especialmente. Su amadísimo y amantísimo primogénito, a quien ha dejado en un mar de lágrimas, fue seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Rvmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal, a la sazón Cardenal, Obispo Residencial Arzobispo Hispalense. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico)(S. cum laude). Ordenado de Menores por el Obispo Diocesano de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, Don José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por este verdaderamente excelentísimo y reverendísimo Prelado, de feliz Memoria, el 20 de Marzo de 1982. Delegado para España, de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., como Superior General de la Obra Pía "Pro Fratribus". Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne Doctor y Obispo católico Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, por Oposición ganada, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), de la XVIII° Promoción de Oficiales de Ejército del Aire. Destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid). Luego de un año le fue impuesta la baja del Cuerpo, pero no del Ejército del Aire, como también recibió la misma baja el nº 2 de la promoción, el Rvd°. Padre Teófilo, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa Llaurens, hijo de un expresidiario marxista, muerto a tiros, en plena calle, por un falangista, delante de dicho hijo, según contaba el finalmente Coronel del Cuerpo Castrense del Ejército de Tierra, Rvdo.Padre Lic. Blanco Yenes, penado una vez y así postergado por dicho obispo, futuro cardenal con residencia en Roma, Prefecto, durante un tiempo, de la Congregación para el Clero. Al Padre Blanco, según contó al Padre de Perea, Estepa lo penó achacándole un romance carnal con la esposa del Capitán General de la Segunda Región Militar de España. El Presbítero que esto redacta fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco Personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana, natal del insuperable Beethoven, cuya casa visitó con profundo deleite) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor crítico del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, cultivador ardiente de la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de Aristóteles; éste es el primer filósofo absoluto y a la vez científico universal habido en la Humanidad, y es el mayor Maestro del Sacerdote en cuestión; Aristóteles, denominado por los Escolásticos, justamente: "El Filósofo", que lo es por antonomasia; siguen Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino (O.P.), San Juán de Ssnto Tomás, Billuart, más sún los Supremos colosalísimos Teólogos Carmelitas conocidos como "Los Salmanticenses", los dominicos Fray Domingo Báñez, el Ferrariense, Fray Domingo de Soto, Goudin, Vitoria, muy especialmente Fray Norberto del Prado y el inconmensurable Fray Santiago Ramírez, O.P. , los Eminentísimos, sapientísimos y Reverendísimos Cardenales dominicos Tommaso De Vio (de sobrenombre "Cayetano"), Zigliara, y González (Arzobispo de Toledo, Primado de España, y luego Arzobispo de la entonces más extensa Archidiócesis hispalense) ; además su profunamente admirado Fray Cornelio Fabro, el M.Rvd°. Padre Doctor Don Jaime Balmes y Urpiá; Fray Magín Ferrer, los Ilustrísimos y distinguidísimos Señores Don Ramón Nocedal y Romea, Don Juán Vázquez de Mella, Don Enrique Gil Robles, Victor Pradera, Aparisi y Guijarro, el Excelentísimo Señor Marqués de Valdegamas Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio, S.J.; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las Waffen SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, subversivos, de la judeoleninista ETA, y de la CIA del judío sionista perverso Henri Kissinger), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad, autor de, entre otros libros: "Qué es el Carlismo", y "Curso de Filosofía Elemental", libro de texto para el 6° Curso de Bachillerato, durante el Caudillaje), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola (con reservas) y el Doctor Usía Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, Hans F.K. Günther, Gottfried Feder, Walter Gross, el grandioso y maravillosa fuente de grandes y geniales inspiraciones Friedrich Nietsche, entre otros formidables pensadores; etc. . En Derecho Canónico admira especialmente al Consejero de la Suprema de la Santa Inquisición española, el M.R.P. Dr. Don Manuel González Téllez, así como al excelso Fray Juán Escobar del Corro, O.P., Inquisidor de Llerena; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "populista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que le dé la gana, el cuál - sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra la Iglesia Católica y Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista) - ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas honestos, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas, ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial y Cruzada Universal (1914-18 [1936-39 en España] y 1939-45), ora Caídos en combate o a resultas. Se sabe y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista). También acepta el frente común con nietschanos y protestantes tolerantes, del siglo XX y XXI, en cuanto camaradas "de las mismas trincheras de la Gran Guerra", que continuamos sólo con las armas espirituales.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s