“Das Matriarchat, eine Uralte vermeinte Geschichte”,vom Herrn Meret Fehlman,Universität Zürich

Hermes, estatua primitiva. Multitud de ellas jalonaban la ciudad de Atenas y las vías. Eran tótems protectores. Que nos sirva contra la peste moderna del feminismo como parte de la peor corrupción posible: la ideología de género, como uno de los ultimos desarrollos extremos del pseudodemocratismo de suyo revolucionario y política para la degeneración suprema de los goim.

 

SGFV_Feh

He aquí, A CONTINUACION DE ESTAS CRITICAS, una amplísima muestra de literatura de antropología feminista. Se rebate con filosofía y mitosofía.                      Este feminismo tiene ideas fundamentales de tipo filosófico (gnoseológico), contrarias a la realidad, son falsedades que basan todo el estudio feminista y sostienen sus conclusiones. La más fundamental falsedad es la idea de “Humanidad”, en cuya definición se incluyen todos los individuos, todos los pueblos, humanos. Las actuaciones y costumbres de un grupo humano, la presenta como actuación y hábitos de “la Humanidad”. La etapa cultural de un pueblo concreto se la traspone y presenta como etapa cultural de “la Humanidad”, de modo que la vida cultural de los pigmeos es la vida cultural de “la Humanidad”, y por tánto la vida de arios, blancos, negros, cobrizos, y amarillos, que son “Humanidad”. Es como cuando se dice que “El ser humano” ha llegado a la Luna, una conquista de “la Humanidad”, lo cuál cuál es contrario a la realidad y a los hechos históricos, por dos motivos: 1°) “La Humanidad” no existe, existen seres humanos concretos, no abstractos, ni en un sujeto real llamado Humanidad, que sería el sujeto de los actos concretos de los individuos concretos humanos. La Humanidad entendida como : todos los seres humanos concretos existe independientemente de la idea que de ella tenga alguien, la otra, la abstracta no existe sino como idea e ideas, diferentes entre sí, de “Humanidad”: una idea, no una realidad de ser concreto y sujeto de los actos de un individuo, o grupo, concretos. “El Hombre”, “La humanidad” no ha puesto un pié en la Luna, no ha tenido su o sus cuerpos humanos en la Luna . No “El Hombre”, no “La Humanidad”, sino un par de hombres concretos habrían llegado a la Luna; y digo habrían, porque albergo dudas de lo que dicen los judeoyankis. No fueron los jázaros, ni los chinos, ni los pigmeos, ni los vietnamitas, ni los gitanos, ni los españoles, ni los franceses, ni siquiera los alemanes, o los Yankis los que construyeron los cohetes, sino los de la NASA, un grupo de alemanes nacionalsocialistas, con algunos Yankis, etc., un grupo reducido de hombres, con un Coronel de las SS (emérito, por abolición judeoyanki y soviética del Cuerpo) a la cabeza ingeniera, directora, jefe. Ellos pusieron la infraestructura, Angstrom, Aldring y Collins llegarían a la Luna. No El Hombre, no la Humanidad, sino tres hombres, o unos cuántos y SÓLO ellos. 2°) La mente e idiodincrasia e historia de unos individuos concretos y de éstos organizados en un determinado pueblo humano, no es atribuible a los demás individuos humanos y a otros pueblos, y mucho menos a todos, a: El Hombre o La humanidad. El Paleolítico y Neolítico de hiperbóreos, atlantes y  nórdicoarios de gigantes blancos, oculicelestes y rubios no tiene nada que ver ni con rústicos salvajes, ni con las frenéticas danzas de los oyentes, ni con las ablaciones genitales de las niñas, ni con todo tipo de barbaries animalescas de pueblos extraños y primitivos. Cf. Jacques de Maieux y Miguel Serrano. https://ekerylar.wordpress.com/2018/09/29/18/

Los estudios pseudoantropológicos feministas intentan establecer etapas de la Humanidad, que no existen así, sencillamente porque no hay un sujeto unitario y homogéneo llamado Humanidad. Tampoco en los tiempos o épocas, hay “etapas de LA Humanidad”. Hay gente que vive en una etapa salvaje, paleolítica, en la actualidad, perdidos en la selva. De algunos se dice que han pasado de repente a la Edad del Hierro, porque un misionero les ha regalado un cuchillo. En verdad no han pasado a nueva edad alguna, simplemente tienen un cuchillo, como un mono puede empuñar un sable y no ha pasado a edad alguna, es el mismo mono y en la misma etapa cultural de antes; sencillamente ahora puede cortar cosas mejor, y asestar golpes con más poder de herir y matar. Hay una diferencia cuantitativa, no cualidativa, porque la cualidad de la metalurgia le es completamente agena a dicho mono.

Además la labor antropológica feminista es en parte científica y en parte fruto de una fantasía interpretativa dirigida por el apriorismo dogmático metafísico encubierto anticientífico, también encubierto, del feminismo radical, con finalidad filosófica y política contra el Derecho Natural propio de los individuos según su sexuación natural y su función procreativa, y familiar, y contra el honor y honra de los pueblos arios, falsamente confundidos con toda suerte de pueblos primitivos (en el triple sentido de la palabra, a saber: el de extremadamente antiguo, el de rusticísimo, y el de salvaje contemporáneo) y de cualesquiera razas, sin una explicación espiritual metafísica mitosófica y mística de original diferenciación de las razas o estirpes raciales en sentido mendeliano fundamentales o principales. El fin perseguido y propuesto como ideal libertario de la mujer es contrario a la Civilización Aria, a las conclusiones antropológicas de la “Ahnenerbe” y a la Verdad predicada por “La Verdad” (Jesucristo Nuestro Dios y Señor) . El lesbianismo absoluto es antinatural o contra la plenitud de la naturaleza femenina, es estéril en su ámbito endémico y clauso, y las paparruchadas orgiásticas lesbianas no son modélicas de ningún cuadro completo dionisíaco y abierto al espectro perfecto de la fertilidad eficaz, a la complementación masculina naturalmente imperiosa e imperante en todo acto carnal superior. Sigue siendo preferible un falo de carne vivo y de dureza férrea, que el de palo, que los feministas antropólogos dicen que usaban las (guarras) mujeres de ciertas tribus para orgías lésbicas, sin intervención de machos. Es mejor leer a Bachhoffen, a Nietsche, Alfred Rosenberg (Expurgado por el eposcopado alemán, con el Beato  Marqués von Galen a la cabeza), Walter Gross, Günter, Aristóteles Físico Naturalista y Ontólogo, y a  Santo Tomás de Aquino (también filósofo político).

Es curioso que nunca se hable de la recíproca animadversión que opone a la lesbiana y al marica perfecto: ambos se detestan, la una aborrece la verga y a su detentador natural viril (el  varón potente), si bien gusta del “consolador” de materia muerta o no viril, y desprecia eyaculación masculina y semen, con todas sus propiedades estimulantes de la lívido femenina recta) no desviada hacia la feminidad excluyente del macho; el otro ama al falo, y aborrece a quien no lo ama, o a quien no está orgulloso de él .- y ama al varón que lo enarbola, admira su belleza y le apetece carnalmente (o no), está apegado a ella y a la sensualidad de la manifestación de potencia viril y ejercicio de su genialidad dinámica y eyaculadora. Cada uno de ambos sujetos desviados es como una de las serpientes del cadúceo hermético o mercúrico.

Vaso gigante del rey sumerio Gudea de Lagash. En relieve el dios Ningizzida, Señor del Árbol de la vida, representado por el cadúceo, con dos sierpes enfrentadas, cuyo primer análogado son las fuerzas positiva y negativa, constructiva y destructiva, [Vidhnú y Shiva, con Brahma ergido]. La vara enhiesta es de suyo representación fálica, cayado (como el de
Moisès) que tiene la propiedad real de mantener respetuosos, temerosos y sumisos a los cánes y otros félidos y felinos. De ahí que a veces en lugar del cafúceo aparezca en rey erguido, y en lugar de las serpientes: leones, contenidos por brazos y manos viriles del rey.

Gudea, gobernador supremo de Lagash, con el Grial, caso del que maná “agua de vida”. Fuente de vida, salud, como la Piedra Filosofal mandadora de líquido vivificante. El acto está dedicado a la esposa de Ningizzida, Dios del Árbol de la Vida, Geshtinnana, que, aunque es la diosa del vino, no lo es de la máxima fuente de vida y fertilidad, en poder de su esposo, que es quien adorna el vaso que aquí está tapado con las manos regias, pero que en la escultura grande del caso del rey, está descubierto y exhibe al dios. Es el árbol de la Vida el que está rematado por arriba con las estrías a dos bandas, una a cada lado, en direcciones contrapuestas, como en la representacíon arionórdica del Ygdrasil, árbol de la Vida rúnico escandinavo prehistórico. Es ese árbol, análogado al cadúceo con estrías dispuestas en modo idéntico, conformadas en forma de alas, el que mana el fluido, no la diosa, a la que se dedica el acto cultual.

 

Irminsul, con serpientes a los flancos, como los dos anteriores.

    Suecia, siglo V.

 

Gilgamesh en lugar del cadúceo.

Representación sumeria doblemente fálica e ictiofálica.

Reproducción con imagen desplegada de un original cuneiforme sumerio.

Árbol de la Vida hitita.

Árbol de la Vida frigio.

Árbol de la Vida asirio.

Medallón argénteo teutón, siglo VIII.

Irminsul Ygdrasil.

Abgallu khorsabad, sumerio.

Estatua de Príapo, hijo de Dios idos y Venus o Afrodita. Estatua romana clásica, museo vaticano

Estatua de Príapo, romana, siglos II-III d.C., museo de Barcelona.

Detalle. El falo se halla coronado en el pubis por frutos, simbolizando la fertilidad, fecundidad y alimento mantenedor de la vida y la salud.

Fascinus (retenido común y creo que erróneamente como Príapo) de “Villa Verti”, Pompeya. En mi opinión no es un Príapo, por faltarle la túnica levantada y los frutos sobre la corona de vello púbico o sobre el pubis. Se trata del dios, joven y amable, humano y elegante, nada bestial, anterior a Príapo.

Hermes, con el cadúceo que representa el árbol de la Vida, el falo enhiesto, la espada, el monte olímpico, como la cruz latina. Con su índice erecto indica al Cielo, invita a la transcendencia, la superación de lo relativo, de la tierra, la “madre” tierra, el círculo femenino, la carnalidad inmanentista, la bestialidad, los ciegos instintos (buenos, como un carro, si con sus tiendas en manos del hombre inteligente, moderador y administrador de sus pasiones: los caballos de la cuádriga, por usar una imagen de Platón). El domador por encima de la fiera que lo respeta, obedece y a la que ama su dueño y amigo, más amigo que amo. El brazo y dedo extendidos hacia arriba simboliza objetivamente, por vía de analogía notoria, el falo levantado, signo de potencia e iniciativa activa de acto activo, incisivo, de facultad activa penetrarla, estimulante, fecundante, iniciadora y ejecutora de la inseminación (de la “fecundación de la tierra”) como comienzo activo del proceso biológico de la procreación (“fructificación y fruto”) con las células procreativas activas, movíendose a sí mísmas hacia el enorme óvulo aún infecundo, con forma esférica perfecta, análogado al Planeta Tierra. Por ello los órganos genitales de Príapo está rodeado de frutos, y el plasma seminal contiene substancias nutrientes típicas de los frutos comestibles. Es la Naturaleza, como es, como el símbolo la desvela. No es ocurrencia del descriptor, no es una de tantas maneras de elegir una cultura, no es un estadio opresivo ni de la mujer, ni de nadie bueno, no es una degeneración o insurgencia masculina contra lo femenino, ni contra la mujer, ni contra su naturaleza y derechos naturales. No la coarta, la fecunda y eleva, la puede hacer madre, que es transcenderse la mujer a sí mísma fídicopasivamente en la cópula y luego seguir transcendiéndose en el acto de hacer y nutrir uterinamente a un hijo, a alguien más, distinto a ella, que gesta y pare a hombres y mujeres. Por ello la mujer merece y requiere ternura, aprecio, amor de profundo sentimiento, activo apoyo y defensa por parte del varón, que no la ha de ver como posesión, sino como la veían los Minnesänger, los Caballeros Andantes.

Los llamados mal llamados “indoeuropeos”, denominados así por los territorios a los que emigraron desde Thule y la Atlántida, no son las negras con arneses peniculares, dispuestas a orgías lesbianas, prefiriendo palos a falos calientes.

Es increíble cómo el autor interpreta los falos dibujados. Da por hecho para qué servían, con todo lujo de posibilidades que da por sentado se usaban. El falo tenía una función mítica y mágica, independientemente de las posibilidades que cualquier palo ofrece; se lo puede uno meter por los oídos, si quiere, lo que no prueba que se lo metiese alguien por ahí. Una cosa es para qué puede servir algo, y otra para qué ha servido.    :

ADVERTENCIA PRELIMINAR:

EL PRESENTE ARTICULO ESTA RESERVADO A UN PUBLICO POCO SUSCEPTIBLE DE SER INFLUIDO POR IMAGENES QUE PUDIERAN RESULTAR TURBADORAS, SEGUN EL GRADO DE SENSIBILIDAD Y SENSUALIDAD ACTUAL DEL CONTEMPLADOR. CONTIENE DIBUJOS INDECENTES Y FOTOS (para mí repugnantes) DE DESNUDOS HUMANOS, QUE EL AUTOR DEL ARTICULO CREE DE BUENA FE QUE NO SON PROVOCATIVAS DE EROTISMO EN UN OBSERVADOR DE BUEN GUSTO Y EQUILIBRAD. LA PERSONA QUE SE SEPA PROCLIVE A EXCITARSE A LA VISTA DE UN DESNUDO HUMANO, O DE INSTRUMENTOS U OBJETOS PARA CARNANIDADES, O BIEN A SUFRIR TENTACION Y PONERSE EN PELIGRO DE QUE SU ANIMO SE ENCUENTRE  INDESEABLEMENTE ESTIMULADO A  DESHONESTIDAD, ABSTENGASE DE VER LAS FOTOGRAFIAS Y DIBUJOS QUE APARECEN ACONTINUACION, DE AUTOR AGENO, CUYAS IMAGENES SON REPRODUCIDAS CON LA SOLA VOLUNTAD MIA  DE QUE PERMANEZCAN LAS ILUSTRACIONES PARA INTEGRIDAD DEL ESTUDIO Y PARA QUE SIRVAN DE PARTE DE PROBANZAS PARA LAS SENTENCIAS PSICOLOGICAS Y FILOSOFICAS INCLUIDAS EN MI OPUSCULO CRITICO ANTERIOR .

EL TEXTO CON  IMAGENES ILUSTRATIVAS TIENE  PRESUPUESTOS FILOSÓFICOS Y FINALIDAD IDEOLÓGICA FEMINISTA, Y ES REPORTADO PARA MI OPÚSCULO CON PROPOSITO SÓLO DOCENTE.

 

Estudios de Género

Cuadro 1. Esculturas hermafroditas paleolíticas que servirían en ritos orgiásticos mágicos (para hacer llover, quedar embarazadas, o para desvirgarse).

Figuras 1 a 3: alemanas; 4 a 6: francesas; 7 y 8: checas; 9 a 12: italianas; 13 a 16: rusas

Cuadro 2. Bastones fálicos /Báculos / Cuernos de animales tallados en formas fálicas y perforados que usarían mujeres en ritos orgiásticos mágicos lésbicos.

De Francia: Figuras 1 a 4: con cabezas de pato, con vulva y entrepiernas femenina, ave y ciervo de Le Placard, Charente, 5: decorado con serpientes, salmón y pareja de focas de la Cueva de Montgaudier, 6: con doble falo decorado con líneas en zigzag de Gorge d’Enfer, Dordoña (hemos completado la rotura). De España: 7: con cabeza de cierva de la Cova del Volcán del Faro, Cullera, Valencia, 8: con cabeza de ave de la Cueva Tito Bustillo, Ribadesella, Asturias (hemos imaginado lo que le falta), 9: decorado con dos cabezas de équidos (uno con lágrimas) y a la vez forma externa de cabeza de équido muy alargada de El Pendo, Puente Viesgo, Santander, Cantabria, 10: decorado con ciervo de la Cueva del Castillo, Puente Viesgo, Santander, Cantabria. De La República de Ucrania: 11: bastón fálico decorado con figura femenina de Molodova

Cuadro 3. Esculturas hermafroditas neolíticas europeas (para ser usadas con la mano en actos masturbatorios a solas u homosexuales, Ídolos llamados en Grecia “orgías”) Figuras 1 a 3: yugoslavas; 3 a 8: búlgaras; 9: alemana; 10: de Hungría; 11 y 12: francesas; 13 a 16: italianas; 17 y 18: de Cerdeña; 19 a 23: rusas; 24 y 25: griegas; 26 y 27: de Gran Bretaña; 29 a 32: íberas
Cuadro 4. Esculturas hermafroditas neolíticas y primitivas Figuras 1 a 12: egipcias y africanas; 13 a 17: de Elam; 18 y 19: de Anatolia; 20 y 21: de Las Cicladas; 22 y 23: de Creta; 24 a 27: de Chipre; 28 a 32: de Canaán; 33: de Mesopotamia; 34: de islas Célebes; 35: del pueblo Assan de La India; 36: Turkmenistán; 37 y 38: de México; 39 y 40: de Brasil; 41: de Ecuador; 42 y 43: de Oceanía
Cuadro 5: Cuernos, costillas, bastoncillos, huesos… fálicos de sección circular, decorados con líneas o con figuras femeninas, algunos en las manos de figuras artísticas de mujeres. Serían usados por mujeres como ¿arado y/o como báculo: hueso del pene en orgía sagrada?

Y en el Cuadro 5, mostramos obras de arte prehistóricas de: Mujer de Laussel y otra de Libia que portan en las manos un cuerno (uno, decorado con dibujos y otro, curvo). Y a continuación unos dibujos de objetos alargados como báculos “hueso del pene”, decorados con dibujos: una costilla de El Pendo, España, un hueso hallado en Ishango, África, un bastoncillo con glande, realizado en calcita, de Pavlov, Checoslovaquia, y un cuerno de mamut como bastón fálico, decorado con la famosa «mujer esquemática» de Predmost, Checoslovaquia, con grandes mamas y cabeza triangular.

Falófora en danza lasciva con falo artificial ceñido a la cadera, en una fiesta de carácter agrícola (antes de la orgía) rodeada de otras mujeres de diferentes edades, Ubanghi-Chari, República Democrática del Congo Zaire, África, siglo XX (Fotografía de Fourier)

Fourier)

Mostramos cómo serían atados a la cadera, los bastones con agujeros paleolíticos.

Serían usados como falos, en ceremoniales orgiásticos (de manera semejante a cómo lo llevaba la mujer primitiva hace unos 30 años

(Lo que evidencia que se conservó el ritual orgiástico ¡32.000 años!)

Cuadro 6Dionisiada con falo artificial ceñido a la cadera, en danza lasciva, durante las Dionisiadas campestres (antes de la Orgía), en cerámica de figuras rojas, siglo V adne, Museo Arqueológico de Corinto

Figura 1: Escultura de Indonesia de Sacerdotisa Bilian masturbándose para que su vagina derrame líquido y de forma mágica la Diosa del Amor envíe la lluvia (¡y con lengua fuera!)

2 y 3: Figura antropozoomorfa embarazada y bisonta (faceta animalística de la Diosa: signo de la Gran Vaca) con flecha clavada (otra faceta de la Diosa: signo de Flecha) (¡y con lengua fuera!), pintura de Les Trois Frères con torrentes de agua saliendo de sus   

entrañas y en pintura de Lascaux con bolsa matricial rota. Ambas como reflejo del mito que explicaba la lluvia: la Diosa era su responsable y la enviaba al morir embarazada a causa de una flecha (que le entraba en el corazón, idea metafórica que definía forma que incluía las posaderas y la vagina)

4: Vagina-corazón (imagen del sexo: arriba las posaderas, abajo el monte de Venus, en medio la vagina) del que surgen gotas penetrado por escultura fálica, como dulce flecha alada (órganos masculinos) hacia al punto de tiro. Reproducción sintética del ritual masturbatorio con falo entrando en la vagina de la que surge líquido lubricador. Idea reproducida por analogía en forma de corazón herido por flecha de amor: Sagittae Veneris / Flecha de Venus (traspasado luego a Eros, hijo de la Diosa del Amor)

Sexualidad en arcaicos rituales sagrados: orgías con bastones fálicos

Francisca Martín-Cano Abreu

MARTÍN-CANO, F. 083 – (2004, 2005, 2006, 2008, 2009, 2011) (1 / 2 / 2004): Sexualidad en arcaicos rituales sagrados: orgías con bastones fálicos. (Actualizado el 4/1/08). Ampliación sobre pintura feminista en iglesia de Ronda (14 de mayo de 2011). Revista Omnia, Editada por Mensa España, julio y agosto, Nº 112 y 113, Barcelona, ISSN 1696-6775 | Depósito Legal: B-156552001. Portal pseudoghetto.com, propagadora de cultura lésbica, Editada por Virginia Juancorena. Editado las fotos y texto del Cuadro 5, por Dra. Vázquez Hoys en Portal de Universidad UNED, Madrid. Editado en Portal Vidaerotica en abril 2009. Editado por anarquía francisco en 09. El Club de Ensayos y Trabajos: Buenas Tareas. http://galeon.com/culturaarcaica/orgiabaston.htm, http://groups.yahoo.com/group/cultura-arcaica/message/404, http://www.pseudoghetto.com/sexualidad_en_arcaicos_rituales_.htm, http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/new%20website/SEXO_ANTIGUEDAD/Hermafroditas.htm, http://www.vidaerotica.es/conocimientos/index.php, http://www.vidaerotica.es/conocimientos/index.php/rituales-sexuales-y-otros/106-rituales-sexuales-sagrados, http://irvindrummer.hi5.com/friend/group/23990–18414425—%
2BArRiBa%2BPeRu%253A%2BEl%2Bpais%2Bde%2Bla%2Bc—-topic-html, http://www.buenastareas.com/ensayos/Sexualidad-En-Arcaicos-Rituales-Sagrados-Org%C3%ADas/2124675.html.
Plagiado entero por PINK PANTER SEXY en el 2006 http://articulospinkpanter.blogcindario.com/2006/06/00009-sexualidad-en-arcaicos-i.html, http://articulospinkpanter.blogcindario.com/2006/06/00013-sexualidad-en-arcaicos-ii.html, http://articulospinkpanter.blogcindario.com/2006/06/00016-sexualidad-en-arcaicos-iii.html [y http://articulospinkpanter.blogcindario.com/2006/06/00019-sexualidad-en-arcaicos-iv.html
Plagiado en parte por Mara: secretarianarkista, en junio de 2005, bajo el título: EL REINADO FEMENINO (en total copia de éste y otros dos escritos, 14.300 caracteres) en: http://secretarianarkista.blogspot.com/2005_06_01_secretarianarkista_archive.html, http://secretarianarkista.blogspot.com/2005/06/el-reinado-femenino.html
Resumen: Desde la mas remota antiguedad, en las sociedades maternales en donde la mujer tenia predominio, las mujeres practicaban actos sexuales sin varones en ritos orgiasticos sagrados para propiciar a la Madre Naturaleza, razon de la fuerte vinculacion femenina.
Consistian en: Orgias sagradas (masturbacion) tanto a solas como actos lesbicos con compañeras, con la mano, con esculturas hermafroditas, o con bastones / baculos (hueso del pene que no poseen los varones, pero si todos los machos mamiferos).
 


Sexualidad en arcaicos rituales sagrados: orgías con bastones fálicos Por Martín-Cano

Uno de los campos enelos que corrobo la exactitud de nuestra interpretación de la sexualidad de la mujer prehistórica, es el estudio de los rituales sagrados arcaicos, celebrados exclusivamente por mujeres hasta bien entrada la época histórica.

En principio los rituales sagrados de las más arcaicas religiones mistéricas de todos los continentes, cuando aún estaba vigente la religión matriarcal agrícola sensual y vitalista, se caracterizaban por ser exaltadores de la voluptuosidad y la impudicia femenina. Y con ellos conminaban a la Diosa para que lloviera, o para que enviara los fenómenos que hacían madurar la cosecha, o les demandaban su protección en la sequía y en la enfermedad, o que les enviara el embarazo, o les exigían otros logros.

Los más arcaicos ritos en honor de la Diosa Madre eran:

Orgías (masturbación) [la acepción propia del término «orgía» es ira, furor, desenfrenado. La palabra en época antigua definía los actos sexuales que practicaban exclusivamente mujeres, sin varones, tanto a solas como en actos lésbicos con compañeras. El término ha sido usado de forma incorrecta en muchos manuales de divulgación al referirse a ritos promiscuos. Y hoy día se sigue usando inexactamente para describir las uniones sexuales colectivas entre sujetos de ambos géneros, que deberían ser descritos de forma más precisa como «bacanales» (resumen de lo afirmado por los enciclopedistas de la E. U. I., Tomo 40, 1988: 361)].

Otros eran ritos libertinos con animales (cunnilingus). En estos rituales las Sacerdotisas mediante el estímulo de su deseo como “sujetos” en busca de placer conminaban mágicamente a la Diosa de la Fertilidad a fin de que enviara ciertas gracias. O intentaban propiciar “sexualmente” la protección Divina contra ciertas desgracias o fenómenos maléficos. Y también verdaderos actos de bestialismocon carácter sagrado.

Después con la evolución de las creencias y el politeísmo, que dio entrada a las Divinidades masculinas y a los Sacerdotes, las mujeres realizaban actos sexuales sagrados con varones y entonces ambos, como representantes de la Pareja Divina, intentaban propiciarlos conjuntamente. Los ritos sagrados en los que participaban varones eran: hierogamias sacras y promiscuidad ritual / festiva / sagrada o bacanales.

Lo que evidencia que, antes de que las religiones patriarcales extendieran por la mayor parte de las culturas de occidente la represión de la sexualidad femenina y le quitara el derecho a ejercer rituales sagrados, contrariamente las religiones matriarcales, potenciaban la  sexualidad femenina más que la masculina, sobre todo la de sus Sacerdotisas, las más arcaicas y únicas participantes en rituales religiosos.

Y muestras también de que, antes de que las Sacerdotisas fuesen castigadas con la muerte si rompían su voto de castidad, era precisamente y contrariamente la satisfacción sexual de sus desesos bisexualesl, el fundamento de los rituales de Fertilidad. [Robert Graves recoge el hecho histórico de que también las Vestales romanas habían practicado actos libidinosos sagrados en sus ritos en honor de la Diosa, antes de que Tarquino el Viejo en el siglo VI adne, dictase la ley que las obligaban a la virginidad (Husain, 1997: 104)].

Algunas esculturas fálicas heredadas desde el Paleolítico usadas en rituales

Uno de los rituales que formaban parte de los Misterios de Fertilidad llevados a cabo por Sacerdotisas de la Diosa, desde el Paleolítico, consistía en llorar y masturbarse para hacer llover.

Estos cultos eran secretos, pero se sabe que las Sacerdotisas los siguieron celebrando hasta bien entrada la época histórica, porque fueron expiadas y sus rituales mistéricos llegaron a ser conocidos, siendo reprobados desde la ideología patriarcal y descalificados como: “Misterios sospechosos” (en los que) “se cometían cosas abominables.” …”Hay una frase muy notable del satírico y poeta romano Juvenal (60-140 a. C.), en la que expresa su desaprobación de lo que ocurría en uno de los cultos secretos de las mujeres:”…”«Nada se simula por juego, todo se hace en serio…».”(Campbell, 1992: 253).

Las orgías automasturbatorias se llevarían a cabo tanto con la mano, como con esculturas fálicas sostenidas con las manos, y las orgías lésbicas, además con esculturas con agujeros para ser atadas a la cadera. Nos basamos para afirmarlo, en hallazgos arqueológicos que lo evidencian y en el hecho de que existen gran cantidad de esculturas fálicas de pequeñas dimensiones que fueron talladas desde el Paleolítico. Muchos de estos símbolos fálicos, junto con dildos / consoladores / falos, eran llevados en cestas o ceñidos a la cadera por Falóforas en las ceremonias religiosas Mistéricas de tiempos históricos mientras danzaban en procesiones en honor de Diosas (similares a las llamadas Faloforias en cierta región de Grecia y en otras regiones: Isíacas, Saceas, Afrodisias, Efesias, Artemisias, Frigias, Latonias, Délicas, Dictinas, Bendideyas, Damias, Dictineas, Caneforias, Falloforias, Coliades, Coreyas, Cariteias, Hecatesias, Mayumas, Cotitias, Floralias, Cereales, Aquelarres / Noches de Walpurgis).

Y lo más lógico es pensar que serían usadas en los rituales secretos posteriores, aunque por la “obscenidad” del rito gran parte de los historiadores prudentes y pudibundos no se hayan atrevido a explicitarlo. Expone Campbell (1991, 31): (aunque) “… arqueólogos extraordinariamente bien cualificados simulen que no pueden imaginar qué servicios podían haber prestado… sabemos bien qué servicios prestaban tales imágenes en los períodos inmediatamente posteriores.”

También Frade coincide en la idea de que, en las orgías sagradas que serían celebradas desde el Paleolítico, las Sacerdotisas usarían las esculturas impúdicas. Afirma en (1996: 14): “De hecho, la masturbación (femenina) está ampliamente documentada como ritual religioso en textos sumerios y del antiguo Egipto…” … “… en algunos casos, como el de los «bastones» fálicos de Dolní Vestonice y otros numerosos yacimientos, la similitud de forma y tamaño con los vibradores modernos es tan asombrosa «que sería poco sincero eludir la interpretación más simple y obvia», dice Taylor.”

Ilustramos a continuación más de un centenar de dibujos de esculturas de figuras femeninas de apariencia fálica, realizadas por nuestras ancestras del Paleolítico, del Neolítico y de diversas culturas primitivas de diversas regiones del universo. Por su tamaño se podría deducir que serían usadas para la autoestimulación de los genitales femeninos en rituales orgiásticos y las que tienen agujero, es obvio que se puede deducir qur servían para ser atadas a la cadera en actos lésbicos. Muchas de las paleolíticas están tallados en cuernos de animales o en otros tipos de huesos y unas pocas son de calcita, mientras que las neolíticas son de barro cocido.

En cualquier caso, tales objetos en manos femeninas, reflejarían el momento en que iban a ser usados bien como arado, bien como báculo / utensilio fálico en orgía sagrada con carácter mágico. Evidencia este doble uso del cuerno, como arado y como báculo orgiástico, porque existe la metáfora, que pervivió hasta época histórica, de que el instrumento de labranza, araba metafóricamente la vulva femenina. (E igual que las tareas agrícolas pasaron de manos femeninas a manos masculinas, también el arado pasó a ser una evocación del falo masculino. Y cuando nos encontramos en la literatura griega a un varón que expresa: «estoy deseando arar mis campos», se refiere ya a realizar el acto heterosexual en sus posesiones “su esposa dependiente”).

Ofrecemos algunas esculturas arcaicas de mujeres masturbándose, con la mano o con falo, o con falo en la mano, para posible uso orgiástiaco.

(La figura de La India está representada con abundante líquido expulsado a chorros por la uretra, con ocasión del orgasmo acompañado del denominado squirt “eyaculación femenina”, secretado por las glándulas parauretrales, y que la mayoría de las occidentales contemporáneas desconocemos al habérsenos atrofiado las glándulas parauretrales o de Skene).

Algunas representaciones arcaicas femeninas, de todo el universo, masturbándose con la mano y con falos

Mujeres ponían los temidos cuernos de Amaltea a los varones

También estas esculturas de mujeres con cuernos, y los objetos tallados en cuernos usados como consoladores, mostrarían el antiquísimo origen (30.000 años) de la expresión de que “las mujeres ponen los cuernos a los varones” / “ponían los temidos cuernos de Amaltea a los varones”, que en principio aludiría al hecho de que nuestras ancestras en la Prehistoria preferían recurrir a la autoestimulación con falos artificiales hechos con cuernos de animales antes de hacer el amor con varones.

Muy posteriormente, en época patriarcal pasó a significar que la casada era infiel a su esposo / hacía el amor con el pene-cuerno de una pareja extramarital.

Nuestro razonamiento se basaría en la idea de que nuestras «insaciables» ancestras bisexuales recurrían a consoladores fálicos / báculos / cuernos y por tanto los sustituían por cuernos para conseguir el orgasmo:

 – Y bien los usaban tanto para masturbarse a solas o entre compañeras porque se quedaban insatisfechas tras copular con un compañero que perdía la erección un minuto después de la penetración, y que le mostraba que no le preocupaba lo más mínimo si ella satisfacía o no sus necesidades orgásmicas.

 – O bien recurrían a los consoladores de cuernos tras descubrir (lo que hoy sabemos) que realmente tenían (y seguimos teniendo) una verdadera incapacidad funcional para alcanzar el orgasmo mediante la estimulación vaginal del pene en la relación heterosexual. Con el cuerno podían autoestimularse y dejarse estimular por otra compañera de género, el verdadero órgano que sabían les iba a llevar a conseguir el climax: el órgano femenil que sólo tiene la función de dar placer: el clítoris.

 Hoy día podría usarse la expresión: las mujeres ponen los plásticos a los varones cuando se masturban y prescinden de las relaciones heterosexuales, ya que algunas recurren a los consoladores de este material.

[Las orgías colectivas consistirían tanto en la automasturbación, con la mano o con los falos, como la estimulación de los genitales entre compañeras: actos lésbicos.

La sexualidad en grupo tendría una función aún más importante que la de esperar una respuesta mágica: estrechar los lazos entre mujeres en sociedades maternales cuando la vinculación horizontal era la fuente de su poder.

Nuestra presunción se basa en el hecho de que entre hembras adultas de bonobas (cuya conducta sexual da idea de la de nuestras remotas antepasadas prehomínidas), el sexo es una estrategia para establecer fuertes vínculos y cohesión dentro del grupo y como eficaz lenitivo de conflictos. Precisamente el poder de dominio de las hembras en la comunidad bonobo frente a los machos se funda en su asociación a través del contacto sexual y del acicalamiento. “Puesto que las hembras parecen dominar mejor a los machos cuando están juntas que yendo por su cuenta, su asociación estrecha y su fregamiento genital frecuente puede representar una alianza.” (De Waal, 2003: 80). Gracias a la fuerte unión de las adultas, no se dejan intimidar por ningún macho y si alguno lo intenta, todas se agrupan para ahuyentarlo.

En la sociedad humana, mientras estuvo exclusivamente en manos femeninas los rituales de la religión sensual a la Diosa (durante los últimos 40.000 años de la Prehistoria antes de la Edad del Bronce), que alentaba la sexualidad femenina y el contacto orgiástico entre mujeres, no se dejaron avasallar por los varones. Entonces permanecían fuertemente unidas por las ventajas que les reportaba el poder presentar un frente unido en caso de necesitarlo.

Con la formación de la pareja varón-mujer y el alejamiento femenino de las funciones religiosas en la Edad del Bronce, las mujeres se separaron y perdieron los lazos que las unían con sus compañeras, con lo que se imposibilitaron contactar y participar en las fiestas sagradas como antaño. Su aislamiento les hizo fracasar en la defensa de sus derechos y perdieron la posibilidad de unirse, establecer contactos orgiásticos y alianzas en el futuro para recuperar su antiguo ascendiente.

Mientras en las sociedades de transición (como la griega) se alentaron los contactos homosexuales entre varones, sobre todo la pederastia, lo que les permitió crear fuertes vínculos y les proporcionó la posibilidad de aliarse frente al poder femenino. Gracias a ello, y a otros factores, consiguieron vencer y reprimir la sexualidad femenina. Y las mujeres aisladas, tuvieron que enfrentarse solas a las prohibiciones o leyes que a los intereses del dominio patriarcal interesaba, y dada su indefensión y soledad, les lograron imponer.

Sacerdotisas boyeras encima de buey o conduciendo carros antes de orgía / acto lésbico entre boyeras en honor de Diosa para propiciar Fertilidad / lluvia de campos labrados y sembrados de hace unos 3.000 años. Primera, de Etruria. Segunda, Sacerdotisa Cidipa como boyera de carro (tirado por sus hijos al no haber bueyes) de Grecia. Tercera, Sacerdotisa de la Diosa Sena como boyera sobre Diosa Galia muerta / semilla sembrada, antes de orgía en moneda de los vénetos, Galia

El término de boyera, sinónimo de lesbiana, tendría su origen en las boyeras, Sacerdotisas que celebraban ceremonias de Fertilidad consistentes en recorrer los campos arados y sembrados, montando bueyes (del latín bos, bovis) o conduciendo carros de bueyes, seguidos de orgías sagradas / masturbaciones colectivas entre boyeras para propiciar mágicamente que la Diosa agrícola asegurara la Fertilidad de la semilla con la lluvia. Por lo que el término de boyera pasó a definir a quienes realizan actos lésbicos paganos, aunque en castellano perdió su significado original al ser escrito con diferente grafía, como bollera].

Algunas Sacerdotisas que participaban en ritos orgiásticos de fiestas mistéricas

Sabemos que diferentes tipos de Sacerdotisas, de numerosas religiones agrícolas, de principios de tiempos históricos, participaban en ritos orgiásticos nocturnos. Primero, bailaban frenéticamente a la vista de los fieles en las procesiones que formaban parte de los Misterios de Fertilidad agrícola de diferentes Diosas, con falos atados a las caderas o en canastos encima de la cabeza. Después, celebraban las orgías lejos de la vista de los no iniciados, en cavernas, montes o Templos. La finalidad de las orgías era convencer a las Diosas de la Agricultura y del Amor (Hermafrodita) que enviase la lluvia y resucitase a su paredro muerto y castrado (asociado a la semilla enterrada): su hijo, hija, hermano-esposo o amante.

Cuadro 5Estos rituales con falos, en época de la siembra, se celebraban de forma similar en muchas regiones, según nos informan diferentes fuentes desde hace al menos 4.000 años y se extendieron a todos los rincones del universo. Y han permanecido similares en festivales agrarios primitivos hasta hace poco, según se puede ver en foto africana del Cuadro 5 (de hace unos 30 años). Ilustra a una Falófora en un rito agrícola celebrado en honor de la Diosa Maramba o de Mebeli, de la colonia Ubanghi-Chari (frente a Bazainville en el puesto militar de Mobaya Bubú Dagha, antiguo Congo Francés).

Algunas Sacerdotisas que en fiestas de Diosas bailaban con falos ceñidos a la cadera y después celebraban orgías, eran: las Isíacas egipcias, las Ciniradas y Heteras de Pafos, las Crétidas y Dicteríadas de Creta, las Delíadas de Delos, las Saces babilónicas, las Basáridas / Eleleidas y las Clodonas de Tracia. Además jóvenes de Frigia, de Canaán y de Samos; las Canéforas, las Falóforas, las Cordasianas, las Colias, las Damiatrix, las Hilarodas y las Coras griegas; las Dicteríadas danzaban en el Templo Dicterión de Atenas, las Edónidas en el monte Edón de Edónida, las Mimalonas en el monte Mimas y otras Sacerdotisas en la montaña Taygete; las Médicas Esfragítidas en el Templo Sphragidium y las Bacantes en el monte Citerón cada tres años y en el Parnaso cada dos; las Citeríadas danzaban desnudas y coronadas de rosas al son de liras délicas y crótalos en la isla Citera; las Cariátides bailaban el caryatis portando el cálatos de mimbre (en donde llevaban el falo) en el bosque de nogales de Caria, Laconia. En Sicilia eran las Baptas las que bailaban danzas lascivas ceñidas por falos en el Templo Cotytteión (y participaban en ceremonias secretas / orgias lébicas que les estaba prohibido revelar al son de címbalos, de ahí que a las lesbianas se les denomine cimbalitas) (con la evolución patriarcal los Baptos invirtieron el rito y alejaban a las mujeres de las fiestas, y eran ellos travestidos los que participaban en exclusiva en el ritual homosexual). En Roma las Meliastas bailaban en la fuente Meliastas con enormes falos cubiertos de flores y cantaban canciones obscenas en versos fescennios.

Y practicaban orgías en las fiestas mistéricas: en las “Isíacas” de Isis; en las “Saceas” de Anahita o de Militta; en las “Afrodisias” de Afrodita Pafia; en las “Efesias” y en las “Artemisias” de Artemisa Efesia (con ellas nació la poesía licenciosa, el verso y la danza jónica); también en las “Frigias” de Cibeles Frigia (tras bailar con espadas y flechas y cantar himnos “al modo Frigio” lleno de fuego al son de atabales y címbalos); en las “Latonias” y en las “Délicas” de Latona y Artemisa Delia; en las “Dictinas” de la Diosa Dictina (además lanzaban dicterios “insultos”); en las fiestas de la Diosa Astarot; en las “Bendideyas” de Bendis; y en otras fiestas de Anahita, Rea, Atargatis y Afrodita Tanaide en Templos del Ponto; en las “Damias” de la Diosa Damia; en las “Dictineas” de Artemisa Dictinea; en las “Caneforias” y en las “Falloforias” de las Diosas Afrodita, Atenea, Cibeles, Isis o Demeter; en las “Coliades” de Afrodita Colias (y cantaban versos coliámbicos); en fiestas de la Diosa Artemisa Cordax (tras bailar de forma obscena el cordacio); en las fiestas de Atenea Polias (tras las Herseforias llevarles los objetos secretos en cestitas que dejaban junto a la entrada de la cueva); en las “Coreyas” de Cora; en las “Cariteias” de Artemisa Cariatis; otras mujeres participaban en orgías en las “Hecatesias” de Hécate, en las “Mayumas de Maya y en fiestas de Rhea y Afrodita Citera; en las “Cotitias” de la Diosa Cotito. Las romanas se entregaban 

a las orgías en las fiestas de Venus Melainis, en las “Floralias” de Flora y en las “Cereales” de Ceres; las Hechiceras germanas en los “Aquelarres” / “Noches de Walpurgis” de la Diosa Walpurga y en Iberia en honor de Afrodita y Artemisa. “Cuando Estrabón escribe que el culto de Artemis Efesia se celebraba en la Península con el mismo ritual que en la metrópoli, probablemente alude a las danzas, muchas de ellas de carácter obsceno, que existían en todos los santuarios de las diosas de la fecundidad: Esparta, Elis, Corfú, Magna Grecia, Sicilia, etc….”(Blázquez, 1975: 38).

También las Dionisiadas de Dionisio / Dióniso bailaban con falos atados a las caderas (Cuadro 6) en las “Dionisiacas” campestres y en la procesión Phalephora de Atenas, falos con los que después se entregarían a la orgía sagrada (se celebraba en honor de una Divinidad masculina el mismo ritual que anteriormente se practicaba exclusivamente en honor de Diosas Hermafroditas).

(Estos ritos orgiásticos lésbicos fueron prohibidos en diversas regiones y culturas en épocas avanzadas del patriarcado. Por ejemplo, en Tebas las abolió Diagondas castigando con pena de muerte a las mujeres que las siguieran practicando en sus ritos nocturnos. Y el Senado romano, amparado en severas leyes, ejecutó a varios miles de mujeres y Ménades que las celebraban en honor de Dionisio).

En otras regiones, igualmente, las mujeres han estado celebrando similares orgías sagradas en sus fiestas en honor de Diosas hasta hace poco: en Brasil en las fiestas de la Diosa Yemangia; en la isla de Santo Domingo / La Española / Haití. las Mambos del vudú ejecutaban las orgías en honor de la Diosa Erzulie; en la isla Mindanao de Filipinas, las Sacerdotisas Bailanas de tribus Mandayas culminaban con orgías la ceremonia “Bilitic” de la Diosa Divata, tras cantar y bailar al son de tambores vestidas de rojo con collares de vidrio y oro y cascabeles en cintura; en la isla de Taiwán, ex-Formosa, eran las Juibas y las Inibs las que, desnudas, realizaban los actos obscenos y orgiásticos subidas al tejado de los Templos.

 

Ritos para hacer llover: analogía entre la Madre Naturaleza y la vida sexual femenina: de sus vaginas fluyen líquidos

Los mitos y ritos arcaicos parten de la creencia en la analogía establecida entre la Naturaleza y la vida sexual femenina, tras identificar que ambas tienen las misma funciones con respecto a dar la vida: Generadora y Nutricia. Simplemente al observar meticulosamente la Madre Naturaleza, a la que creían se hallaba al frente del mundo, desde 

la premisa de que era un organismo vivo femenino, surgieron todas las metáforas.

Y así los más arcaicos rituales religiosos estaban basados en la analogía entre la Fertilidad de la mujer y la de la Madre Naturaleza, junto con la creencia de que mediante ciertos ritos mágicos se podría intervenir en el curso de las fenómenos, considerando que su aparición era responsabilidad de la Diosa. Con los ritos mágicos insistían, con diferentes tipos de metáforas, en las respuestas que deseaban despertar en la Diosa: para que enviara el fenómeno de la lluvia; o para que los protegiera de la helada que destruiría los brotes; o le exigían que la canícula no fuese tan devoradora &, en una época en que se había dado la explicación compleja de que la Diosa enviaba los diferentes fenómenos: lluvias, heladas, canícula cuando adoptaba sus múltiples máscaras. Es decir que la Madre Naturaleza (se creía) tenía múltiples facetas / personificaba múltiples constelaciones o signos y, coincidentes con determinadas posiciones de las mismas, enviaba ciertos fenómenos.

En los diferentes rituales agrícolas para hacer llover tras las siembras, había varias ideas metafóricas implícitas: esperarían que sus palabras hirientes, recitadas en las Comedias o mientras bailaban imitando las contracciones y retorcimientos del trabajo del parto, o con las armas que clavaban a los animales pintados o a los animales reales, fueran como “flechas que hirieran a la Diosa Madre” y por magia mimética rompiera la bolsa de aguas de su matriz y fluyese líquido por su vagina. Con sus lágrimas esperaban igual efecto. Y con sus bailes frenéticos también sabían que acompañaban y ayudaban mágicamente a la Diosa Madre en su desgarramiento del parto, para que soltara líquido de su útero.

Estos rituales estaban inspirados en determinadas máscaras de la Madre Naturaleza (como personificaciones de constelaciones que desaparecían 

y aparecían, coincidentes con las cuales la lluvia aparecía estadísticamente) antes de la primavera.

Por lo que las mujeres, que eran expertas conocedoras del calendario y de la astronomía y que habían observado tales coincidencias, llevaban a cabo sus rituales de provocación de este fenómeno, cuando sabían estadísticamente que era el momento en que la Diosa les iba a echar cuenta.

Cuadro 7Con sus lloros o su masturbación, bien con las manos (Cuadro 7, Figura 1) o con esculturas antropomorfas femeninas que tenían forma de flecha / falo (Figura 4) extendían la analogía mágica de la flecha / falo que penetraba en la vagina de la oficiante y la hacía segregar líquido, a la Vagina de la Madre Naturaleza, para que por magia 

mimética segregase líquido / agua de lluvia, cuando el signo de la Flecha hiciese su aparición.

[El acto mágico de introducir una escultura fálica como si fuera un dardo en el “corazón” vulval de una mujer, fue reproducido en términos metafóricos y convertida en un motivo analógico de una flecha de amor tirado por Eros que entraba y hería un corazón al traspasarlo con fuerza (Figura 4)].

 

Probable causa de la revolución patriarcal: la actitud femenina intransigente de no promover el placer masculino

Existe una serie de mitos de pueblos primitivos de Grecia, América, Australia, África & que cuentan el tiempo lejano en el que las mujeres eran dominantes y ejercieron el poder antes de ser 

castigadas. Consideran que la causa que provocó la reacción patriarcal fue porque perdían excesivo tiempo tocando instrumentos musicales.

A nuestro parecer, estarían reflejando de forma metafórica, el verdadero fundamento para el hecho histórico de que las mujeres abusaron de la paciencia masculina, al preferir satisfacer sus sexualidad preferentemente en las orgías lésbicas.

Con ello se justifican los varones para arrebatarles el poder, ya que 

consideran que las mujeres no lo supieron manejar cuando lo tuvieron en sus manos, o porque tuvieron una conducta moral inapropiada.

En cuanto a la primera excusa de que no lo supieron manejar, concretizaría el reproche masculino a que no cumplieran con la obligación y el derecho de dar placer a los varones, ya que las acusa de preferir tocar instrumentos musicales, cosa que hacían en sus orgías secretas, que sabemos que eran lésbicas.

Y en cuanto a que les arrebataron 

el poder, justificándose en que tuvieron una conducta moral inapropiada, aludiría a que los varones descubrieron, tras espiarlas, que realizaban actos lésbicos (lo que les debió parecer abominable, igual parecer tuvieron los griegos cuando lo descubrieron hace 3,000 años, según citaba Juvenal). Así que las castigaron y les arrebataron el poder, para que no perdieran nunca más el tiempo en tocar instrumentos musicales, es decir en proporcionarse placer sin ellos en sus orgías, en las que cantaban, bailaban frenéticamente al son de tambores, cítaras, flautas, liras, díndimas, auras…. decían groserías, usaban utensilios fálicos, etc.

 —

Ampliación sobre pintura feminista en iglesia de Ronda (14 de mayo de 2011)

Una amiga de FB, Maria Luisa Latorre, me preguntó qué sabía de una imagen pintada en la iglesia Santa María la Mayor de Ronda, publicada en http://feministlookingglass.files.wordpress.com/2011/05/ronda-all-women-last-supper1.jpg

Enseguida le contesté: Qué interesante esta pintura. En realidad está reflejando las verdaderas Orgías femeninas prepatriarcales, porque eso precisamente define la fiesta sagrada Orgía: Banquete exclusivamente femenino, presidido por una Sacerdotisa Orgiasta, en los que sus participantes, esclusivamente mujeres, celebraban banquetes seguidos por orgías mistéricas. Estas ceremonias formaban parte de los Misterios de labrado y siembra en honor de las Diosas Demeter o Cibeles, bajo el amparo de la Diosa Cicinia de la Disolución, de la licencia en las orgías (E. U. I., T. 56, 1988). Francisca Martín-Cano Abreu

La subí a mi foro Arte Lésbico de todos los tiempos https://www.facebook.com/group.php?gid=304132123505&ref=ts, e hice una composición con una foto lésbica de de Pompeya, que había subido ya con anterioridad.

(Nota 1)

Desde luego que la artista que ha pintado la instantánea del banquete de Ronda se ha inspirado en la pintura de la Villa de los Misterios de Pompeya. Ambas están reflejando las ceremonias habidas en dos momentos consecutivos de los Misterios sagrados. La de Ronda: el Banquete que antecedía a la Orgía, y la de Pompeya: el inicio de las prácticas orgiásticas-lesbicas que llevaban a cabo durante la Orgía (fiesta lésbica).

Realmente, aunque parezca mentira está en la iglesia santa maría la Mayor, Ronda y ha sido pintada en los años 80. El obispo que la encargó dice que veía mal y no se dio cuenta de que eran mujeres las sustitutas de Jesús y Apóstoles…

Pero nos atrevemos a bienpensar, que quiso que una artista feminista (más tarde supe que fue pintado por “la artista Raymon de Pagégie” : http://www.ronda.ws/monumentos/pdf/iglesia_santa_maria_mayor.pdf), sabedora del arte de Pompeya y de los rituales matriarcales, dejara constancia del timo cristiano y del antiguo poder femenino, cuando exclusivamente Sacerdotisas practicaban ritos sexuales, antes de que la revolución patriarcal negara a las mujeres el derecho original de participar en cultos y les eliminara el derecho a la libertad, promiscuidad y bisexualidad genética (y antes de que los mismos curas cristianos practicaran también ritos sexuales del risus paschalis: http://galeon.com/culturaarcaica/risuspaschalis.htm).

Nota 1: El 26 de agosto de 2011, trataba de buscar la url de dónde saqué la foto de la pintura pompeyana, dirección que había perdido, o nunca había apuntado, y necesibaba para la Bibliografía de mi libro (Sexualidad femenina en diversas culturas…). Y entonces descubrí que la foto que yo subí no era de la pintura real ¡¡¡No comprendo por qué alguien la divulgó como si fuera la original!!!. Adjunto la verdadera, publicada en: http://arssecreta.com/?p=75

——–

Artículos relacionados de Martín-Cano:

Martín-Cano, F. (2011): Las Últimas Cenas de celebridades: feministas, masculinistas,…http://martincano.webcindario.com/ultimacena.htm

– (2004): «Faloforias» paganas y «Risus paschalis» cristianohttp://galeon.com/culturaarcaica/risuspaschalis.htm

(2001): Esculturas hermafroditas: la Diosa personificación del Principio masculino y femenino con función de Autofecundarse y dar a Luz todas las cosas.http://martincano.webcindario.com/fe.13hermafroditas.htm

(2002): Imágenes y sexualidad femenina desde época arcaica en diversas culturas. Simposio La Imagen del Sexo en la Antigüedad. Instituto de Historia del CSIC, Fundación La Caixa y Editorial Tusquets, marzo (Actas en prensa). http://galeon.com/martin-cano/simposiosexo.htm

(2001 y 2002): Comparación entre sexualidad humana y animalhttp://www.galeon.com/arteprehistoria/sexualidad.html

——-

SELECCIÓN BIBLIOGRÁFICA
ALMAGRO Bach, Martín. (1981): Manual de historia universal. Prehistoria. Tomo I. Editorial Espasa-Calpe, S. A., Madrid, 1960-1970 y 1981.
ALMAGRO, Martín. (1947): Arte Prehistórico. Historia Universal del Arte Hispánico. Ars Hispaniae. Volumen I. Editorial Plus Ultra, Madrid.
ANÓNIMO: (2004): El Paleolítico superior: Los grandes cazadores.http://www.xarxamuseus.com/prehistoria/museo/prehis2.htm
ANÓNIMO: (2004): Museo de Prehistoria de Santander. http://www.artehistoria.com/frames.htm?http://www.artehistoria.com/historia/obras/7730
BARANDIARÁN, I. (1990): 1- Paleolítico. Historia de España. 1 Desde la prehistoria hasta la conquista romana (siglo III a. C.). (dirigida por Antonio Domínguez Ortiz). Editorial Planeta, S. A., Barcelona.
BARANDIARÁN, Ignacio. (1996): El Arte Prehistórico. Historia del Arte I. El mundo antiguo. (dirigida por Juan Antonio Ramírez). Alianza Editorial, S. A. Madrid.
BATAILLE, G. (1997): El Erotismo, Tusquets Editores, Barcelona.
BEHN, Friedrich y WÖLFELD, Dominik Josef. (1967): 1 – El Arte Prehistórico en Europa. Historia del Arte Universal. Ediciones Moretón, S. A., Bilbao.
BLASCO, María Concepción y SUREDA, Joan. (1997): Los Orígenes – Prehistoria y primeras civilizaciones. (Historia Universal del arte. Dirigida por Joan Sureda). Plawerg S. A., Editorial Planeta, Barcelona.
BLÁZQUEZ, José María. (1991): Historia Universal. Prehistoria y Primeras Culturas. Océano-Instituto Gallach, Ediciones Océano S.A., Barcelona.
BUCHHOL, H-G. y KARAGEORGHIS, V. (1973): Prehistoric Greece and Cyprus. Phaidon Press Limited, London.
CAMPBELL, J. (1991): Las Máscaras de Dios: Mitología primitiva. Alianza Editorial, Madrid.
CLARK, Grahame. (1963): I La Prehistoria. (Historia de las Civilizaciones, El Despertar & dirigida por Stuart Piggot). Editorial Labor, S. A., Barcelona.
CLARK, Grahame. (1981): La Prehistoria. Alianza Editorial, S. A., Madrid.
CRISTOBAL, P. (2003): Zoofilia, su historia y causas. http://mujer.terra.es/muj/articulo/html/mu22412.htm
DELPORTE, Henri. (1982): La imagen de la mujer en el arte Prehistórico. Ediciones Istmo, Madrid.
DE WAAL, Frans B. M. (2003): Vida social de los bonobos. Investigación y Ciencia. Temas 32, 2º trimestre. Prensa Científica, S. A., Barcelona.
Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana. (E. U.) 70 Tomos. Editorial Espasa-Calpe, Madrid (Ediciones de 1930, de 1985-86, de 1991, de 1993 y de 1994).
FERNÁNDEZ Quintano, José. (2002): Paleología. Representaciones paleolíticas: Arte paleolítico / Paleoastronomía. Beroso Nº 8/9, diciembre, Collado Villalba (Madrid).
FÉVRIER, Paul-Albert (Coordinado por). (1984): Historia Universal. El origen del hombre y la prehistoria. Salvat Editores, S. A., Barcelona.
FRADE, C. (1996): Miles de años de sexo. Periódico El Mundo, Madrid, 15-12-96.
GÓMEZ-TABANERA, José Manuel. (1999): Semiología del Arte Rupestre Cuaternario. Congreso Internacional de Arte Rupestre 
Cuaternario. Congreso Internacional de Arte Rupestre Europea, Vigo, noviembre, Concello de Vigo. Pubicación de una Edición de 500 ejemplares, Oviedo.
GUILLÉN, F. (2001?). El orgasmo femenino, ¿adaptación o subproducto de la evolución? Revista SEIAAL. http://www.plazamayor.net/antropologia/genero/index.html
HAWKES, J. y WOOLLEY, S. L. (1977): Prehistoria y los comienzos de la civilización. Historia de la Humanidad. Desarrollo Cultural y Científico. Tomo 1. Editorial Planeta, Barcelona.
HAWKES, Jacquetta y WOOLLEY, Sir Leonard. (1977): Prehistoria y los comienzos de la civilización. Historia de la Humanidad. Desarrollo Cultural y Científico. Tomo 1. Editorial Planeta, S. A., Barcelona.
Historia Universal del Arte. Prehistoria. (1988): Editorial Everest, León.
HUTCHINSON, R.W. (1978): La Creta Prehistórica. Fondo de Cultura Económica, México.
JORDÁ, Francisco. (1954): El Arte Rupestre Cantábrico. IV Congreso Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas. Madrid.
LEAKEY, Richard E. (1989): La formación de la humanidad. Ediciones del Serbal, Barcelona.
LLULL Santiago, Vicente y SANAHUJA, Encarna. (1994): Historia de España. Prehistoria y Edad Antigua. Tomo 1. Instituto Gallach de Librería y Ediciones Océano – Instituto Gallach, Barcelona.
MARTÍ Oliver, Bernat. (1995): Museo de Prehistoria “Domingo Fletcher Valls”. Diputación de Valencia, Valencia.
MARTÍN-CANO Abreu, F. B. (2002): Imágenes y sexualidad femenina desde época arcaica en diversas culturas. Simposio La Imagen del Sexo en la Antigüedad. Instituto de Historia del CSIC, Fundación La Caixa y Editorial Tusquets, marzo (Actas del 

CSIC, Fundación La Caixa y Editorial Tusquets, marzo (Actas del Simposio en prensa). http://galeon.com/martin-cano/simposiosexo.htm
– (2001): Esculturas hermafroditas. http://martincano.webcindario.com/fe.13hermafroditas.htm
MENÉNDEZ PIDAL, Ramón (Dirigida por). (1947): Historia de España. Tomo I. Editorial Espasa-Calpe, S. A., Madrid.
PAREDES, T. (1988): La mujer y el arte. El Punto, Madrid.
— (1988a): El lenguaje perdido. El Punto, Madrid, del 25 de noviembre al 1 de diciembre, pg. 14.
— (1988b): I Erotismo y arte. El Punto, Madrid, del 10 al 16 de junio, pg. 12.
POMEROY, S. B. (1987): Diosas, Rameras, Esposas y Esclavas. Ediciones Akal, S. A., Torrejón de Ardoz, Madrid.
SÁNCHEZ Raba, José Antonio. (2004): (fotógrafo). Guía del Museo de Prehistoria de Puente Viesgo. http://centros3.pntic.mec.es/cp.cisneros/n5_3.htm
SANDARS, N. K. (1968): Prehistoric art in Europe. Penguin Books, Ltd., Harmondsworth, Middlsex.
TÜLLMANN, A. (1871): Vida amorosa de los pueblos naturales. Ediciones Coroan, Círculo de Lectores, Barcelona.
WENDT, H. (1981): Del mono al hombre. Editorial Bruguera, Barcelona.

———–


Copyright © 2004 Martín-Cano. Todos los derechos reservados. Se permite difundir, citar y copiar literalmente los contenidos de los documentos en esta web, de forma íntegra o parcial, por cualquier medio, siempre bajo los criterios de buena fe, para fines no lucrativos y citando la fuente.

No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.


-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

 

ANTROPOLOGÍA (1 Curanderas y Brujas, Médicas) (2 Imágenes relacionadas con frutos: Vírgenes) (3 Ceremonias de pubertad femeninas y elección..) (4 Interpretación nacimiento de Jesús) (5 Discriminación de lo femenino en la Arqueología) (6 Falsificación de la “venida” de la Virgen a Zaragoza) (7 Debate de Arqueología – I (Indignación) (8 Debate de Arqueología – II(androcentrismo humano) (9 Debate de Arqueología – III(androcentrismo animal) (10 Ábrete de piernas) (11 Orgía con animales) (12 Orgía con bastones) (13 Amazonas y guerreras) (14 “Faloforias” paganas y “Risus paschalis” cristiano) (15 Símbolos de amor infinitov (16 Falta de lógica de algunos paleontólogos / Atapuerca) (17 Imágenes femeninas relacionadas con frutos: Diosas) (18 Versos epónimos de mujeres) (19 Diosas del Sol) (20 Legitimidad de “matrimonio”)

15 DE JUNIO 2003

La visión feminista de Martín-Cano ha revolucionado los mundos académicos 

 

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito del Señor Don Ricardo de Perea y López, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de la Señora Doña Armonía y Josefina González y Valdayo, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de muy temprana (desde niña) y entusiata vocación. Desafortunadamente la infortunada mujer dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato de seres humanos, el dibujo y pintura artísticos realistas y clásicos fueron su ardiente pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de su Santo favorito, San Antonio de Padua, pintura de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi amado padre, de la Piedad de Crespi. Habiéndose encomendado diariamente a nuestro Dios y Señor Jesucristo durante mrses, con su creada jaculatoria de "¡Ay mi Cristo, no me abandones", y con un Cricifijo al slcance de su vista, colocado, oor su voluntad, constantenenre delante de su lecho, fué recogido su espíritu por Nuestro Dios y Señor, en litúrgico de San José, su patrón, al que veneraba muy especialmente. Su amadísimo y amantísimo primogénito, a quien ha dejado en un mar de lágrimas, fue seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Rvmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal, a la sazón Cardenal, Obispo Residencial Arzobispo Hispalense. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico)(S. cum laude). Ordenado de Menores por el Obispo Diocesano de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, Don José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por este verdaderamente excelentísimo y reverendísimo Prelado, de feliz Memoria, el 20 de Marzo de 1982. Delegado para España, de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., como Superior General de la Obra Pía "Pro Fratribus". Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne Doctor y Obispo católico Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, por Oposición ganada, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), de la XVIII° Promoción de Oficiales de Ejército del Aire. Destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid). Luego de un año le fue impuesta la baja del Cuerpo, pero no del Ejército del Aire, como también recibió la misma baja el nº 2 de la promoción, el Rvd°. Padre Teófilo, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa Llaurens, hijo de un expresidiario marxista, muerto a tiros, en plena calle, por un falangista, delante de dicho hijo, según contaba el finalmente Coronel del Cuerpo Castrense del Ejército de Tierra, Rvdo.Padre Lic. Blanco Yenes, penado una vez y así postergado por dicho obispo, futuro cardenal con residencia en Roma, Prefecto, durante un tiempo, de la Congregación para el Clero. Al Padre Blanco, según contó al Padre de Perea, Estepa lo penó achacándole un romance carnal con la esposa del Capitán General de la Segunda Región Militar de España. El Presbítero que esto redacta fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco Personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana, natal del insuperable Beethoven, cuya casa visitó con profundo deleite) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor crítico del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, cultivador ardiente de la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de Aristóteles; éste es el primer filósofo absoluto y a la vez científico universal habido en la Humanidad, y es el mayor Maestro del Sacerdote en cuestión; Aristóteles, denominado por los Escolásticos, justamente: "El Filósofo", que lo es por antonomasia; siguen Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino (O.P.), San Juán de Ssnto Tomás, Billuart, más sún los Supremos colosalísimos Teólogos Carmelitas conocidos como "Los Salmanticenses", los dominicos Fray Domingo Báñez, el Ferrariense, Fray Domingo de Soto, Goudin, Vitoria, muy especialmente Fray Norberto del Prado y el inconmensurable Fray Santiago Ramírez, O.P. , los Eminentísimos, sapientísimos y Reverendísimos Cardenales dominicos Tommaso De Vio (de sobrenombre "Cayetano"), Zigliara, y González (Arzobispo de Toledo, Primado de España, y luego Arzobispo de la entonces más extensa Archidiócesis hispalense) ; además su profunamente admirado Fray Cornelio Fabro, el M.Rvd°. Padre Doctor Don Jaime Balmes y Urpiá; Fray Magín Ferrer, los Ilustrísimos y distinguidísimos Señores Don Ramón Nocedal y Romea, Don Juán Vázquez de Mella, Don Enrique Gil Robles, Victor Pradera, Aparisi y Guijarro, el Excelentísimo Señor Marqués de Valdegamas Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio, S.J.; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las Waffen SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, subversivos, de la judeoleninista ETA, y de la CIA del judío sionista perverso Henri Kissinger), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad, autor de, entre otros libros: "Qué es el Carlismo", y "Curso de Filosofía Elemental", libro de texto para el 6° Curso de Bachillerato, durante el Caudillaje), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola (con reservas) y el Doctor Usía Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, Hans F.K. Günther, Gottfried Feder, Walter Gross, el grandioso y maravillosa fuente de grandes y geniales inspiraciones Friedrich Nietsche, entre otros formidables pensadores; etc. . En Derecho Canónico admira especialmente al Consejero de la Suprema de la Santa Inquisición española, el M.R.P. Dr. Don Manuel González Téllez, así como al excelso Fray Juán Escobar del Corro, O.P., Inquisidor de Llerena; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "populista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que le dé la gana, el cuál - sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra la Iglesia Católica y Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista) - ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas honestos, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas, ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial y Cruzada Universal (1914-18 [1936-39 en España] y 1939-45), ora Caídos en combate o a resultas. Se sabe y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista). También acepta el frente común con nietschanos y protestantes tolerantes, del siglo XX y XXI, en cuanto camaradas "de las mismas trincheras de la Gran Guerra", que continuamos sólo con las armas espirituales.
Esta entrada fue publicada en Antropología, DEUTSCHE AUFSÄTZE UND UNTERLAGEN, Espiritualidad, Etica cultural.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s