Artículo: Lo Legal, lo Benévolo y sus Desacuerdos, de Tomás G. Michel, y comentario crítico por C.B., pseud. .

Dchª.: ¿Qué es la ética? Según el diccionario  de Aurélio Buarque de Holanda, ETICA es "el estudio de los juicios de apreciación que se refieren a la conducta humana susceptible de calificación desde el punto de vista del bien y del mal, sea relativamente a determinada Sociedad, sea de modo absoluto. // Viñeta, izqdª. :             >. http://slideplayer.com.br/slide/40745/

Dchª.: ¿Qué es la ética? Según el diccionario de Aurélio Buarque de Holanda, ETICA es “el estudio de los juicios de apreciación que se refieren a la conducta humana susceptible de calificación desde el punto de vista del bien y del mal, sea relativamente a determinada Sociedad, sea de modo absoluto”. // Viñeta, izqdª. : << – ¡ Escriba en la pizarra la palabra “ética”! . – ¡Han robado la tiza, profesora! >>. http://slideplayer.com.br/slide/40745/

Artículo: Lo Legal, lo Benévolo y sus Desacuerdos.

Este es el primer artículo —introductorio— de una serie de seis. En esta hilera, se analizará la relación que guarda lo bueno (con sus diferentes interpretaciones) y lo legal, desde diferentes ángulos en nuestra organización social.”

Es imposible no notar como muchas veces, no solo en la actualidad, si no a través del desarrollo de la historia, pareciera que la justicia puede muchas veces llegar a ser injusta (parcializada). Por lo paradójico que esto peque de sonar, la realidad recae en el hecho que bajo el cielo, no hay una sola institución que sea irreprochable; y puesto a la severidad que pudiera representar en nuestro consciente, el examinar como muchas veces lo legal no es honrado u objetivo, es vital que se internalize de una vez y por todas que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Sería entonces incorrecto asumir la ecuanimidad en la escencia de todo un código de preceptos, que por defectos, pudiesen estar más torcidos que cualquier intento “delictivo” de quebrantarlo.

La moral y la ética, son construcciones sociales que se ajustan a una geografía en particular y a un sistema cultural. Esto les hace volubles de naturaleza. De modo que no hay una definición inquebrantable e inexorable para ninguna de las dos, y en las diferentes manifestaciones que estas pudiesen representar, es que yace la formación de una norma que pasa a definir lo justo.

Por lo neutral que pudiesen haber parecido los términos anteriormente mencionados, están muy lejos de serlo y esto por varias razones que han de ser mencionadas en su debido orden. De hecho están viciadas a raíz de muchas vertientes. A modo que la ley del Sharia, el cual es el cuerpo del derecho islámico y basa su formación y praxis del Corán; no será igual en naturaleza ni sustancia, que la constitución de un país occidental como los Estados Unidos, cuyo sistema es laico (creyendo así en la separación del estado y de la iglesia).

A nivel Psicológico, los pueblos rara vez toman una participación activa de cuestionar, pues es más simple ser guiados. En el caso de la ley, muchos la tienen por dada y natural, tal cual si tuviera un plano endiosado. Convirtiendo el acto de objetar equivalente a una blasfemia, ya que se supone y sobreentiende que lo lícito ha de ser bueno. Y nadie quiere ser antagónico a lo bueno, pues lo convertiría de manera automática en malvado ¿Pero que pasa si no es así?

Un buen ciudadano jamás rompería la ley, jamás se convertiría en un delicuente, infractor, malhechor. Pero como todos saben, siempre hay excepciones a la regla, pues no todo lo legal es bueno y no todo lo bueno es legal. No son homologos, no son semejantes, —aunque eso pareciera en la memoria colectiva— nunca lo han sido y dudo que jamás lo serán. De hecho, han habido más veces que lo corrupto ha sido la norma (legal) que lo justo propio a través de la historia ¿O acaso cree usted que vivimos en un mundo justo? ¿Será que todas las personas tienen los mismos derechos? ¿Tendrá todo el mundo acceso a una vida digna?

… Desafortunadamente, no.

El desarrollo de un análisis social hacia lo legal —y no moral— en este texto, no debe ser hecho de manera superficial. Se debe profundizar desde diferentes perspectivas, que nos hagan lograr entender y matizar la relación que guarda lo legal con lo bueno. Es de hecho esta una invitación a reflexionar sobre el ordenamiento al que nos ajustamos. De aquel que formamos parte intrínseca, y que de manera muy estricta nos rige. Uno que define nuestro comportamiento en la vida social y moldea el camino que cada uno de nosotros, opta por recorrer.

Es importante entonces, examinar la mente de las masas y su óptica de lo bueno con respecto a lo legal; de igual modo contrastar con la política y su dialéctica, el ámbito económico y el tan polémico libre mercado, la jurisprudencia con su práctica y por último claro está la órbita religiosa. Será de este modo que se podrá vislumbrar de entre las tinieblas, una comprensión lo más amplia posible de la legalidad de lo bueno.

—Tomás G. Michel

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Estimado lector:
Que siga mi blog es para mí una alegría, pues, teniendo en cuenta el en parte “distinto” contenido del blog de Vd., que se interese por algo de lo que escribo demuestra que busca Vd. sinceramente la verdad, desea instruirse, conocer pensamientos distintos a los suyos y contrastar ambos, para aprender. Posee Vd. actitud científica, fundamentada en la sinceridad que tiene, practicada, y la voluntad de conocer, incluso aquello que le disguste, pero le pueda ser útil para saber mejor a qué se opone lo que Vd. piensa, de modo que así conozca mejor su propio pensamiento, e incluso pueda más fácilmente corregirlo, o ampliarlo, o matizarlo, según convenga a la verdad, al igual que tiene la opción de confirmarse en los propios juicios que, comparados con los contrarios y sus argumentos, considere verdaderos o triunfantes de las objeciones ajenas por Vd. averiguadas.
Tiene razón cuando dice: ” Es importante entonces, examinar la mente de las masas y su óptica de lo bueno con respecto a lo legal; de igual modo contrastar con la política y su dialéctica, el ámbito económico y el tan polémico libre mercado, la jurisprudencia con su práctica y, por último, claro está, la órbita religiosa. Será de este modo que se podrá vislumbrar de entre las tinieblas una comprensión lo más amplia posible de la legalidad de lo bueno.  ” … de la legalidad de lo bueno ” y viceversa, o sea, también de lo bueno de la legalidad o leyes humanas. No sólo es útil examinar la mente de las masas, sino también de quienes influyen en esas mentes: los ideólogos, a menudo demagogos, pero que, más o menos, son epígonos (aunque humanamente ínfimos) y en última instancia, de grandes pensadores. Creo que Vd. se interesa no sólo por el pensamiento sociológico y moral, o ético, de “las masas”, sino también por el de sus maestros y el de los grandes que están a la cabeza. El estudio de la Ética filosófica, o Natural, es muy difícil. Lo ayuda el de la Metafísica u ontología, la más dificultosa. Toda ética se fundamenta en una concepción de los seres o realidades, necesariamente incluida la de seres libres, o capaces de elegir entre hacer y omitir. Toda ética necesita afirmar la existencia de un bien y un mal no meramente físicos o materiales, y ha de ver, o aseverar, una jerarquía de valores, hallando, o fijando conceptualmente cuál es el supremo al que han de adecuarse los inferiores a él, para que éstos sean valores y operen dentro del bien moral. No puede ser la mísma una ética teista, que una atea. No obstante me maravilla oir a filósofos más bien nietschanos, y a otros ateos como Gustavo Bueno coincidir con la ética incluida en la Teología Moral Fundamental de la Escolástica Católica, y estar de acuerdo con una enormemente gran parte de la Política Tradicionalista católica, y hasta con el clasicismo pagano inspirado en las antiguas Grecia y Roma.
Un saludo de SSS
César Borgia (pseud.).

    1. Realmente, no existe ni el bien ni el mal. Todo es relativo. Lo mismo sucede con lo ético y lo legal. Todo depende de las relaciones socioeconómicas y de poder. Las leyes las impone la clase dominante, con “democracia” o sin ella. De ello depende que se reproduzca el sistema establecido. Se afirma que el liberalismo salvaje es muy bueno poruqe permite obrar con entera libertad sin que el estado intervenga. Entonces se redacta la ley. Pero esto no es justo ya que el pez grande se comerá al chico. En palabras de Rosa Luxemburg es como poner a la zorra y a las gallinas en el mismo lugar. Esta ley es legal, pero es injusta, ya ue permite el abuso y la explotación. Otras leyes son papel mojado. Una cosa que se escribe para no ser cumplida. Son los “derechos” al trabajo, a la educación, a la vivienda, etc. Pero hay parados, enfermos sin asistencia médica, gente sin techo en la calle…

      Reumiendo: lo legal, lo justo, lo razonable… es lo que quien tiene el poder determina que es. Lo que es bueno para unos es malo para otros.

      Saludos.

      Regí.

      • ¡Exactamente!

        • Si no existe ni el Bien, ni el mal, entonces tampoco lo que dices puede ser  bueno, ni malo, y es contradictorio hablar de “justo”, “injusto”, “abuso”, “explotación”. Si no hay mal, si no existe lo malo, entonces tampoco hay justicia, ni injusticia, uso bueno, ni abuso, explotación, derechos, ni nada de nada, sencillamente no hay moral, y sin moral sólo hay ley física, fuerzas que llevan a un sito, o a otro, a un acto, o a otro, sin que se pueda hacer valoración alguna de lo que se debe hacer y lo que es obligatorio, o “bueno”, evitar. No se puede negar toda moral y que ese “negar” se justifique con una moral, la del negador de toda moralidad.
          Esa Rosa parece que es judía, o de esa secta mundial que suele tener un discurso para los “goim”, y otro para los suyos. La zorra es amaestrable, aunque sea a palos. Amaestrada, podrás ponerla con las gallinas. Tal vez debería haber cogido, como ejemplo, al gato. Es animal más difícil de domar. Incluso sin hambre caza por impulso yo diría que irrefrenable. Claro que mi gato, mientras le tenga mi mano levantada, ni se mueve aunque le corra un ratón por delante.

          César Borgia. Ricardodeperea.wordpress.com

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en Filosofía Moral o Ética. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s