El Beato Obispo (finalmente también Cardenal) de Münster Excm°. y Rvm°. Señor Monseñor Clemens August Marqués de Galen, Prelado “ad laterem” de Su Santidad, Doctor “honoris causa” en Sagrada Teología. Sentido y justificación de su Pastoral, tanto la Presbiteral de Cura Párroco en Berlín, cuanto la de Obispo Residencial de la Diócesis de Münster. NO FUE UN ANTINAZI, NI UN POLITICO, NI SE EXCEDIÓ. DESTRUCCION DEL MITO PROPAGANDÍSTICO DE LA MALDITA IZQUIERDA. Artículo en elaboración. Últimas revisión y correcciones: 12 -5-2019.


https://ricardodepereablog.wordpress.com/2018/08/17/predigten-hirtenbriefe-usw-vom-hochwurdigsten-herrn-clemens-august-graf-von-galen-i-1934-36

VERDAD HISTÓRICA Y UNICO PLANTEAMIENTO FUNDAMENTAL, INDISPENSABLE PARA UNA COMPRENSIÓN ELEMENTAL  Y UN JUICIO IMPARCIAL, OBJETIVO O NO ERRÓNEO SOBRE LA MENTE Y LABOR, DEL BEATO, TENIDAS CONTRA ACTOS PRIVADOS DE ABUSO DE PODER DE PERSONAS DE IDEARIO ESENCIAL EXTERNO (Y AL MENOS EN PARTE INTERNO) NACIONALSOCIALISTA, ADEMÁS DE FRENTE A  ALGUNAS POLÍTICAS PRACTICAS, Y DOCTRINAS PRIVADAS, A VECES PUBLICADAS EN PERIÓDICOS Y REVISTAS OFICIALES [especialmente TESIS PARTICULARES DE NACIONALSOCIALISTAS heterodoxos como el oriundo judío ROSENBERG] DEL NSDAP, Y DEL ESTADO NACIONALSOCIALISTA, LLEGANDO EL CLERIGO A REPROBAR MEDIDAS DE MIEMBROS DEL  PERSONAL GUBERNATIVO DEL III REICH, Y ALGUNOS  PLANES Y MEDIDAS  CONCRETOS SECRETOS (EUTANASIA) ORA GUBERNATIVOS, ORA EJECUTIVOS DEL ESTADO NACIONALSOCIALISTA ALEMÁN DESDE 1933 A MARZO DE 1945:

LA VERDAD DE LA POSICION CATOLICA GENERAL EPISCOPAL ALEMANA Y DEL BEATO  MARQUÉS DE GALEN, ANTE EL NACIONALSOCIALSOCIALISMO DOCTRINAL PURO Y OFICIAL, ANTE EL ESTADO  NACIONALSOCIALISTA Y EL REICH, ANTE LA POLITICA DE GUERRA DEL REICH Y SUS ALIADOS BÉLICOS (INCLUIDA LA DEPORTACIÓN DE JUDIOS Y SU INTERNAMIENTO EN CAMPOS DE CONCENTRACION PARA ENEMIGOS CONVICTOS, Y ENEMIGOS POTENCIALES DEL REICH), ANTE EL REGIMEN CONCRETO HISTÓRICO NACIONALSOCIALISTA, ANTE POLÍTICAS ESTATALES DEMASIADO ABSOLUTISTAS  (por ej. autoirrogación del derecho a tener todas las escuelas de parvularios y bachillerato y todas las organizaciones juveniles), Y ANTE ATAQUES A LA IGLESIA CATÓLICA Y CATÓLICOS ALEMANES POR PARTE DE FUNCIONARIOS ANTICATOLICOS DEL ESTADO, ASÍ COMO A PERSONAS INOCENTES NO CATOLICAS

( Colección de fuentes: “Akten der deutschen Bischöfe über die Lage der Kirche”, a cargo de Bernhard Stasiewski, Mainz, 1968, 6 volúmenes.

“Clemens August Graf von Galen, Akten, Briefe und Predigten, 1933 – 1945”, a cargo de Peter Löffler, Paderborn, 1996.)

Investigando, en lo poco que se puede no teniendo acceso físico inmediato a determinadas fuentes ubicadas en archivos que se hallan en Alemania, la labor apostólica del beato Clemens August Marqués de Galen respecto de la realidad política en que hubo de actuar, descubro datos discordantes con los tópicos de la propaganda masónica sionista que impera sobre los investigadores alemanes, educados en el programa judeomasón de instrucción pública impuesto a colegios y universidades, y bajo la férrea censura de la fiscalía y espías del Tribunal Constitucional de la BDR, institución “Aliada” y enemiga de la independencia política de Alemania, encargado, entre otras cosas, de aplicar la legislación penal de “desnazificación” y de punición a nacionalsocialistas: a éstos, a los apologetas del Nacionalsocialismo, y  -traspasando la extensión de la pseudoley contraria a la libertad de pensamiento, investigación y expresión, “extensio in malam partem” – también a los meramente afines, en su pensamiento, a la “Weltanschauung” de cualquier nacionalsocialista, incluidas doctrinas tradicionales anteriores, sirgidas en ámbito católico, y asumida por éstos; de modo que los investigadores que lleguen a conclusiones científicas no “políticamente correctas”, sobre todo en materia de ética política y de historia, conclusiones que sean contrarias a la dogmática y mitología embustera judeomasónica imperante, se arriesgan a sufrir penas, algunas de las cuáles les puedan impedir seguir trabajando en su quehacer de investigación, y acarrear represalias en su vida profesional y de supervivencia (sustento).

Por un lado constato a primera vista rápidamente que dos homilías del Beato, la de 1934 contra el particular y falsamente fundamentado neopaganismo anticatólico y agresivamente antieclesíastico del para los judíos judío Alfred Rosenberg (cf. “Encyclopedia Judaica”, de Jerusalem, en inglés, voz “Rosenberg”, signado como judío), y especialmente otra, de 1941, contra la eutanasia practicada contra los idiotas y enfermos terminales por servidores encubiertos del Estado, fueron utilizadas, ya en su época, y desde entonces, para denostar por entero al Régimen Nacionalsocialista, y,  peor aún, para, en aquel entonces, atacar y derrotar a los patriotas alemanes, juzgando bélicopropagandísticamente que el Beato Obispo estuviese “simpliciter” contra dicho Régimen y contra Hitler, “es decir”, a favor de los Aliados, enemigos del Reich, y sobre todo contra las teologías, filosofía, política y Economía antijudeomasónicas de los distintos nacionalsocialistas a quienes, a su Estado, Nación y Reich declararon la guerra Inglaterra y Francia, a las que se sumó Judeoyankilandia, por declaración de guerra de Hitler en fidelidad a su alianza del Eje Berlín-Roma-Tokio.  Por otro lado me salta a la vista que investigadores que han escrito sobre la actividad del antiguo Obispo de Münster lo ponen como adversario activo de “El Nacionalsocialismo”, hasta el punto de calificar, al piadoso Obispo, de sublevado contra Hitler, el Nacionalsocialismo (sin distinción de variedades internas, ni de la pluralidad de sus militantes, incluidos católicos puros y practicantes) y contra el sistema de gobierno derivado del ideario fundamental o puntos políticos programáticos del Movimiento y el Estado oficialmente guiado por ellos éticamente, en foro externo, menos en los abusos denunciados  por sabios clérigos católicos. En los abusos no incluyo el combate a husserlianos/as, “intelligenti pauca”. Afortunadame otros estudiosos afirman, con razón, que de sublevación nada, y que tánto respetó su subordinación a los Poderes Constituidos, como apoyó expresa y oficialmente (en cartas pastorales propias y otras conjuntas con el Episcopado alemán) la guerra contra los enemigos de Alemania, Europa y la Humanidad, la Gran Guerra, tanto contra los Yankis, ingleses y demás demoliberales, cuanto, y muy radical y vehementemente, contra los bolcheviques y la Unión Soviética, Aliados (de Este y Oeste) demoníacos, a los que siguió llamando expresa y constantemente, hasta el piadoso fallecimiento del prócer, o sea, siempre: “El Enemigo“, por tánto también durante la ocupación invasora Aliada sobre el Reich. Sabedor del internamiento masivo de alemanes en campos de concentración Yankis en Alemania y Francia, reprobó tan cruel proceder (correlativo al de Stalin con los prisioneros de guerra, secuestrados en los gulags, de los que poquísimos salieron vivos, muy maltrechos) que entre 1945 y 46, año del fallecimiento del Beato, asesinó alevosa, premeditada, sistemática y cruelmente a millares de germanos, según un plan de exterminio ordenado por Eisenhower inspirado en el plan judío Morgenthau de “desnazificación” inmisericorde, como demuestran las investigaciones de Jaque James, un estadounidense honesto, cf.: http://www.freepdf.info/index.php?post/Bacque-James-Der-geplante-Tod

,el prestigioso historiador Thomas Goodrich, ver un video de su libro “Hellsturm:

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2018/10/15/hellsturm-tormenta-infernal-el-holocausto-aleman-el-exterminio-genocida-sistematico-en-campos-de-concentracion-aliados-finalizada-la-denominada-segunda-guerra-mundial/

Resumen en español:

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2018/09/30/tormenta-infernal-epilogo/

y : Michael Mcaughling:

mclaughlin-die-ethnische-saeuberung

 

Europäischer Kreutzzug gehen unseren gemeimsamen Feind und Feind der deutschen Bischöfe, auch gegen den Seligen Bischof Graf Von Galen. Unveröffentliche Aufnahme. Wehrmacht, Artillerie. 1941?. Sammlung "Josefina González Valdayo, Armonía". / Cruzada Europea contra nuestro Enemigo común y enemigo de los Obispos germanos, incluido el Beato Obispo Marqués de Galen. Foto inédita, colección "Josefina ...".

Europäischer Kreutzzug gehen unseren gemeimsamen Feind und Feind der deutschen Bischöfe, auch gegen den Seligen Bischof Graf Von Galen. Unveröffentliche Aufnahme. Wehrmacht, Artillerie. 1941?. Sammlung “Josefina González Valdayo, Armonía”. / Cruzada Europea contra nuestro Enemigo común y enemigo de los Obispos germanos, incluido el Beato Obispo Marqués de Galen. Foto inédita, colección “Josefina …”.

Europäischer Kreutzzug gehen unseren gemeimsamen Feind und Feind der deutschen Bischöfe, auch gegen den Seligen Bischof Graf Von Galen. Unveröffentliche Aufnahme. Wehrmacht, Artillerie. 1941?. Sammlung "Josefina González Valdayo, Armonía". / Cruzada Europea contra nuestro Enemigo común y enemigo de los Obispos germanos, incluido el Beato Obispo Marqués de Galen. Foto inédita, colección "Josefina ...".

 

A la campaña del Este, TODO el Episcopado Alemán la declaró y denominó constantemente “Cruzada“, véase, p. ej. la siguiente Carta Pastoral colectiva del Episcopado alemán:

http://hirt.brief_fulda

[El Presidente de la entonces “Fuldaer Bischofskonferenz” era el Cardenal Adolf Bertram, Arzobispo de la Archidiócesis de Hildesheim y Obispo Príncipe de Breslau, título que pertenece a un mundo ya aniquilado por la modernidad deuda de la Revolución. A trabés de su prebendado y encargado Profesor Presbítero MRP. Konrad Algermissen, combatió los errores del oriundo judío Rosenberg y los que predicasen cualesquiera nacionalsocialistas o no. Cf. https://ricardodepereablog.wordpress.com/2019/06/25/hochwurdiger-herr-profesor-foktor-mons-konrad-algermissen-nietsche-und-das-iii-reich-celle-fruher-hannover-1946/ . Sobre la vida y labor del Prelado, también en el período nacionalsocialista salió un libro muy instructivo en 2015:

  ]

En ese documento colectivo del Episcopado alemán  se expresan las lógicas quejas que la propaganda mendaz suele atribuir sólo a Von Galen. Es cierto que ningún otro Obispo germano protestó contra la eutanasia y otros abusos gubernativos, en sermón ante el público católico (1 hubo del Beato, en 1941, enseguida divulgado por el mundo), y esto distingue al Prelado, de los demás Obispos germánicos; sinembargo su homilía contra la “religión” inmanentista de Rosenberg (apellido inconfundiblemente ijudio) y su neopaganismo, que aseveraba que opuestos a la mente y Civilización aias estaban el judaísmo y el Cristianismo como producto puramente humano judío, ni fue la única episcopal, ni la única presbiteral, ni la más analítica, ni la más fuerte. El  tradicionalista, enérgico Obispo Residencial de Rottenburg, Johannes Baptista Sproll,

SER Mons. Sproll. Bild aus dem Stadtsarchiv…

401|520|Unbekannt|Bischof Sproll (1870 – 1949) soll seliggesprochen werden. …

a quien sus críticas doctrinsles costaron el exilio,

(pero no por rebelión ni contra el Estado , ni contra el Régimen político nacionalsocialista al contrario de lo que pretende el autor de ese libro. Una cisa es insumisión expresa a errores o herejías, rechazo de la imposición del sinencio tespecto de ellas y los autores estríctamente individuales de ellas, y otras son sedición y rebelión respectivamente.

y el jesuita  Alfred Delp

El Muy Rvd°. Padre jesuita Alfred Delp, ante el Tribunal estatal “volksgerichtshof”) nacionalsocialista que lo juzgó en Munich, por encubrimiento de los preparativos del atentado contra el Führer, de 20 de Julio de 1944. El Magistrado lo condenó a muerte pir horca, al hallarlo convicto del crimen de alta traición. Se dice que le fue ofrecida luego, por la Gestapo,  la amnistia o libertad, a cambio de que se saliera de la Compañía de Jesús, Orden o congregación de frailes a la que pertenecía, oferta que declinó. Seguramente sus muy anteriores críticas a la parte mala de la doctrina de Rosenberg no sirvieron a favor de su imparcialidad ante el Régimen político nacionalsocialista y su sumisión efectiva a los Poderes Constituidos políticos y militares. Fué ahorcado en Berlín, el 8 de Diciembre de 1944 (Día de la Inmaculada Concepción) en ejecución de la pena impuéstale por el estricto juez Roland Freisler.

El prestigioso juez Roland Freisler, profunda y bastamente denostado por los Aliados y los adeptos a la Revolución y al “Pensamiento Único” impuesto por la masonería judía y sionista. Foto tomada durante el proceso penal contra los acusados en relación al atentado criminal y asesino (costó vidas) de 20 de Julio de 1944, atentado delincuente letal, ensalzado por los Aliados y sus lacayos mentales, quienes ponen de héroes a los traidores, asesinos, criminales, porque para todos ellos “el fin justifica los medios”. Los canallas de la BRD, siervos de El Enemigo, se cebaron cruel y sádicamente contra la pobre viuda del valeroso y leal funcionario. Los mandamases de la siempre humillada Alemania denegaron a la mujer la pensión de viudedad, por la cuál hubo de librar durísimos litigios contenciosos que finalmente fanó, gracias a la rectitud de los supremos magistrados, que no se arrodillaron ante la sala de la pseudojusticia colectiva y antifamiliar judía, por la cuál los “pecados” y responsabilidad derivada de actos (mal) considerados criminales la hereda la familia del que dogmatizan delincuente. Honor y honra a Vos, grandes Jueces libres. Tras la victoria de la viuda, los perversos legisladores dispusieron que, en adelante, de los funcionarios que fuesen convictos de nacionalsocialismo o fascismo germánico, no existiese derecho familiar alguno a reclamar pensionamiento. Maldita vuestra estampa.

(en la revista Chrysologus) hicieron las más agudas, amplias y críticas manifestaciones oficiales contra las tesis doctrinales heterodoxas de Rosenberg, como predicadores Ministros Públicos de la  Iglesia, y el Vicario Catedralicio (“Domvikar” = “Canónigo Decano del cabildo Catedralicio”) de la Archidiócesis de Hildesheim y Profesor en el Seminario Conciliar de allí, el Ilm°. y Rvm°. Sr. Konrad Algermissen, escribió un libro de crítica a “El Mito…” de Rosenberg: “Germanentum und Christentum, …”,  prohibido, según se dice,  por la Gestapo, como algunos otros de sus libros. Otros Oispos, como el Marqués de Freysing protestaron contra la eutanasia planificada, de que tuvieron noticia cierta, e intervinieron personalmente ante las instancias políticas pertinentes, optando por un modo inmediato, personal, más posiblemente persuasivo, reservado y discreto de queja, (pero oficial) pensando que ése era el mejor y más eficiente método para obtener alguna satisfacción. No obstante he ahí la Carta Pastoral que demuestra que no guardaron silencio en público, y todos juntos hicieron ese acto oficial y divulgado de reprobación de ALGUNOS injustos procederes estatales o de responsabilidad de funcionarios. Fueron solamente dos sermones los reprobadores de actividades organizadas por el Gobierno, a saber; en 1934 y 1941, el primero contra la anticatolicidad propagandística intelectual y agresiva de Rosenberg (apellido judío)  con su ideario y coherente planificación “educacional” estatal; y el segundo contra la eutanasia sistemática de imbéciles. ¡Dos, sólo dos veces, en los 12 años… de gobierno hitleriano!. El resto del Apostolado del Obispo Marqués fué el mismo que el de sus paisanos episcopales y por los mismos motivos de prudencia y eficiencia, o en evitación de una probable reacción de cólera y por ella represalias precísamente contra las víctimas. Así le aconsejaron que hiciera respecto de los judíos, éstos mísmos y sus rabinos. Parece ser que al Cardebal de Hildesheim y al de Colonia les propuso más directas y abiertas manifestaciones en público (quizá al estilo de sermones ante auditorios populosos) contra los abusos de funcionarios, pero, al negarse ambos purpurados, el beato no se atrevió a hacer él solo las cosas que proponía hicieran varios simultáneamente.]

ghttp://vimeo 143104226 w=640 h=490

Cripta de Santa María en Bethen, Oldenburger, lugar de peregrinación del Beato con Galen. Ahí se hallan grabados en lápidas marmóreas los nombres de los Caídos por Dios y por la Patria Germana de 1914-18 y de 1939-45, del “Landa” Oldenburger; no sé si también alguno de la Legión Cóndor fallecido en combate en la Cruzada de 1936-39 en España.

Reliquia del Beato Cardenal Obispo de Münster Marqués de Galen, en la Cripta Capilla memorial de los Caídos por Dios y por la Patria, de Oldenburg, en la iglesia parroquial de Bethen..

El Beato con Galen no es el único en sufrir las acusaciones de inducción o aprobación respecto de homicidios masivos considerados asesinatos, por los genocidas pasivos pacifistas. He ahí una imagen del Cardenal Mercier frente a los iracundos soldados protestadores germanos.

No sólo no se opuso al Régimen monárquico (un sólo Jefe supremo civil y militar) nacionalsocialista, sino también lo consideraba legítimo como tal , aunque advirtió homiléticamente de la validez de la premisa mayor, de por sí genérica, A LOS GOBERNANTES INDIVIDUALES,  premisa que consistía en que: “Las personas físicas (como los regimenes, oficiales, u oficiosos, obstinados en, por principio, gobernar contra el Derecho Natural, no tenían legitimidad moral, Autoridad, o la perdían”, lo que no implica que no pudiesen recuperarla tras corregir la mala conducta aludida. Dada la actitud episcopal y oficial del Beato ante los funcionarios, interpreto que hacía una advertencia a los gobernantes que obraban contra la Ley Divina Natural, y planeasen hacer el Mal, conminándolos a que rectificasen si no querían permanecer sin Autoridad; es decir, podían recuperarla, si hacían caso a las denuncias de la Iglesia,  en esta materia de Derecho Natural, conocido y predicado por la Iglesia de Cristo. Al mismo tiempo, en su magisterio episcopal ordinario, acorde con el solemne pontificio en declaraciones dogmáticas y Encíclicas (Syllabus, Le Sillon, etc.), retenía absolutamente ilegítimos e insubsanables, o sea, de por sí contra el Derecho Natural, a los regímenes liberales  autodenominados “democráticos”{que de democráticos no tienen nada y eran y son oligárquicos como sostienen fascistas y comunistas [el M.Rvd°. Padre Taparelli D’Azeglio, S.J., los denominaba “ordini rappresentativi“, y los fascistas “regimi plutocratici‘) (incluidos algunos llamados soclalistas y los marxistas)}. Ello a pesar de tener el Beato a un hermano monárquico tradicionalista católico, internado en un campo de concentración, sin que yo conozca protesta del Obispo en ese caso tan íntimo para él. Personalmente, en coherencia con su educación privada  monárquica tradicionalista, el Régimen Nacionalsocialista no sólo le resultaba legítimo, sino también debía retenerlo cual uno de entre los mejores, por su índole monárquica y estríctamente jerárquica.

Sus reclamaciones eran legítimas y dentro del ordenamiento jurídico estatal nacionalsocialista. Su denuncia de actos eutanásicos fue interpuesta ante la Abogacía General del Estado, por tanto respetando especialmente el ordenamiento jurídico del régimen y del Reich, y la máxima instancia del Führer.

1936
Vergleich der täglichen Lebenshaltungskosten für einen Erbkranken und für eine erbgesunde Familie. Es wurde in der NS-Zeit zu Schulungszwecken verbreitet.
Systematik:
Geschichte / Deutschland / 20. Jh. / NS-Zeit / Rassenpolitik / Vererbungslehre

Inhumana propaganda de la política estatal contra la manutención de los subnormales.

En cuanto a las detenciones y presidio de Clérigos de su Diócesis, hizo lo obligatorio para un Obispo Residencial: quejarse de que fueron detenciones sin comunicación –  ora al respectivo Obispo Residencial, ora al Frayle, o monje, Superior canónico pertinente –  de los motivos legales de las mísmas, comunicación que era deber del Estado, merced al Concordato entre el III Reich y la Santa Sede y viceversa, el cuál fue elaborado con participación, no la principal, del propio Obispo y del entonces Nuncio de Su Santidad Pío XI, cabe Alemania, Mons. Eugenio Pacelli, después Pío XII (que ese sí que era o se hizo democristiano, apoyando la campaña electoral a favor de la “Democracia Cristiana“, en Italia, a través del predicador Padre Reginaldo Giuliani). Fué éste, además, cual Cardenal Secretario de Estado de SS. Pío XI, quien varió, endurecéndolos innecesariamente, y poniendo en mayores dificultades a la iglesia alemana, los juicios que de los máximos gobernantes nacionalsocialistas hizo el Cardenal Faulhaber, en un informe substancioso y equilibrado que debía servir de borrador para el texto definitivo de un documento pastoral papal que ni se esperaba que fuese una Encíclica (documento de muy alto rango), ni que fuese la primera en alemán: “Mit brennender Sorge”.

Los Principales del Régimen, en sus postrimerías (y antes también), el propio Hitler, etc. autocriticaron su “proceder de algunos actos de gobierno”, su propia política, advirtiendo “errores” cometidos. Nosotros, los católicos, criticamos a católicos y no católicos, pues, “errare humanum est”, y delitos contra la Ley Natural penal los cometen personas de cualquier religión, e irreligión, sin que por ello deban ser juzgados como crímenes de la sociedad u organización religiosa a que pertenezca el delincuente. La autocrítica es , en cuanto tal, legítima, y a veces indispensable para corregir y mejorar.

Ciertamente detener e internar penalmente a Clérigos, sin notificar, a sus respectivas Autoridades Eclesiásticas competentes, el hecho y los motivos legales de tales acciones contravenía el Concordato y las leyes nacionalsocialistas aplicables en tales casos, así como su ordenamiento jurídico. Es un hecho, no una opinión.

En cuanto a las críticas exegéticas, de Historia, arqueológicas, dogmáticas, teológicas y derivadamente políticas a la ideología del oriundo judío Alfred Rosenberg, fueron publicadas casi simultáneamente por todos los Obispos Residenciales alemanes.

Es una leyenda falsa la que los historiadores alemanes que se ocupan del tema sostienen, sin fundamento, de que el Obispo de Münster fue “el responsable” de la publicación de dichos “Estudios …” . Fué quien la salvó de no llegar a efectuarse, en un determinado momento al menos, lo cuál es muchísimo. Fue el salvador del hecho de la primera publicación oportuna, que facilitó la decisión de cada uno de los restantes Obispos Residenciales alemanes (diocesanos y archidiocesanos) valientes, de publicar cada cuál en su diócesis, o archidiócesis, el texto, o parte de él al estar en proceso de reelaboración, con varias versiones, hasta inclusive 1935, pues el único Obispo que primero asumió la responsabilidad de dar su permiso positivo para la primera publicación de lo hasta entonces listo para publicarse, de dicha obra, fue, parece que espontáneamente, el beato, permiso (actuante a la manera de mandato) para publicar el primer texto ya listo, del libro.  Es cierto pués, y es un hecho relevante, capital, y tal vez indispensable para el éxito de la empresa  mérito del beato, que la primera edición salió como anexo oficial del boletín oficial de la Diócesis de Münster, porque el Arzobispo de Colonia, el Cardenal Schulte, en el último instante retiró su permisión para que se publicara el cuaderno en su Diócesis, pero la edición, que hubo y se hizo por iniciativa oficial del Obispo coloniense, seguía siendo públicamente responsabilidad, de un acto reciente, del Obispo Residencial de Colonia, a través de su Vicariato general, “Domvikar” Josef Teusch, también Director de la “Abwehrstelle gegen antichristliche Propaganda, des Erzbistums Kóln” ( “Oficina Defensora contra la Propaganda anticristiana, del Arzobispado de Colonia”). Bajo el impulso y auspicios del Cardenal Schulte trabajaron secretamente los científicos elaboradores del extenso documento, todos de la Universidad de Bonn, perteneciente, “ratione loci”, a la jurisdicción eclesiástica y territorial de la Archidiócesis de Colonia.

Después de aquella primera publicación, oficial de la Diócesis de Münster, las sucesivas, más completas y más abundantes de ejemplares fueron las expresamente oficiales de la Archidiócesis de Colonia, por cuanto, también de las distintas publicaciones de sendas ediciones (la primera, y las siguientes con contenidos ora continuativos, ora ampliados), en los mismos años 1934 y 1935, fue el Obispo Residencial de la Archidiócesis  de Colonia, el a la sazón Arzobispo de Colonia, Cardenal Schulte, el canónica y civilmente responsable, permitiendo por lo menos “de facto” (con su valor jurídico consentido) que siguiera constando, en dichos libelos, que se publicara que la edición la había hecho el “Vicariato Arzobispal” (“Herausgegeben von dem Erzbischöflichen Generalvikariat”)(sic), sin poner a qué Vicariato General Arzobispal se refería, y haciendo constar, en la portada, en rústica, que se trataba de un “Expositor Eclesiástico para la Archidiócesis de Colonia” y un “anexo oficial” [intrínseco] del mísmo. Aunque no se especificase de qué  Archidiócesis era el Vicariato General arzobispal autor de la edición múltiple, se ha de suponer que fue el de la Archidiócesis de Colonia, porque la imprenta Bachem, que imprimió los sucesivos textos que compusieron los “Estudios”, se hallaba en la “Hohe StraBe” de la ciudad de Colonia, e imprimía los escritos oficiales de ese Arzobispado.Cuando los Obispos Residenciales de sus respectivas Diócesis (no Archidiócesis) ponían en la portada, en rústica,  “Hoja Eclesiástica para la Diócesis de …” (por ejemplo Münster),o bien “Hoja oficial del Obispado …”(por ejemplo Berlín) [“Amtsblatt des bischöflichen Ordinariats Berlin”], a pié de la segunda página aparecía que la publicación era editada por la instancia arzobispal aludida y en la forma que literalmente he citado en alemán. Así que entiendo que fue el Cardenal Arzobispo de Colonia, Su Emcia. Reverendísima el Cardenal  Karl Joseph Schulte, como Obispo Residencial de la diócesis Archidiócesis coloniense  quien se puso rotunda, oficial, pública y expresamente al frente de la edición en todas sus publicaciones, como único (con su Vicario General, “Alter ego” canónico de su Arzobispo) editor, y, por tánto, único responsable oficial, a todos los efectos, de las ediciones modificadas consecutivas, todas publicadas en la mencionada forma. (Cf.  Lucia Schertzberg, Artículo “Katholizismus und völkische Religion”, págs. 300 304, en el libro, de AAVV

El Cardenal Schulte, fallecido de un ataque cardíaco durante el genocida, demoledor de monumentos espléndidos y crudelísimo bombardeo Aliado judeoangloyanki, con bombas de máximos suplicios y aniquilamiento, al fósforo, del 11 de marzo de 1941, contra la población civil y ciudad de Colonia. Príncipe prudentísimo y de aguda inteligencia, parece haber sido de carácter reservado, discreto, preferiblemente silencioso, y más bien retraido, lo que, por ignorancia inducida por los prejuicios que la propaganda judeomasónica ha logrado introducir en la literatura de los historiadores alemanes (al menos la mayoría de ellos), lo hace aparecer como polo opuesto al Beato y a la actitud extrovertida de éste, con sus “galénicos” solemnes reproches al Gobierno Nacionalsocialista dorigidos contra algunas actuaciones contrarias a la Doctrina e Historia favorable, ambas de la Iglesia, y al Concordato. No es así, en cuanto el Cardenal y Arzobispo, Obispo Residencial de colonia, Monseñor Schulte, tras ser el primero en haber escrito y publicado una Carta Pastoral propia el 1 de marzo de 1934, semejante a la posterior del Obispo de Münster de 26 del mismo mes, ambas reprobando el neopaganisno anticristiano y la concepción de la Sangre como ídolo (calificativo enjuiciador magisterial y teológíco católico de la Santa Sede, ya en Febrero de aquel año 1934), quien, de los obispos germanos,  primero predicó en documento público canónico magisterial de alto rango diocesano (Carta pastoral) sobre los postulados de Rosenberg, y fue el Obispo con jurisdicción, puéstose enseguida de haber retirado puntualmente el permiso de publicación, a la cabeza de  toda la edición y su progresivo perfeccionamiento e impresiones en la imprenta coloniense Bachem, al igual que  presidió de hecho moralmente el fenómeno de las publicaciones. salvo en el primer acto de publicación como escrito oficial diocesano (Diócesis de Münster) y a pesar de la retirada coyuntural, y deliberadamente  sin efecto, gracias al susodicho  paso valiente del Beato. La aludida  retirada  del permiso necesariamente se entendía revocada, al publicar el propio Ordinario de la diócesis archidiócesis  de Colonia, el texto, en consecutivas ocasioneso hasta publicarlo también mejorado, ampliado y completado. La crítica, y multidisciplinar, científica, y, en términos absolutos, la de más solemne (:jurídicamente pública canónica diocesana archidiocesana a mano de un Cardenal), la más profunda, extensa, duradera, perpétua, grave, valiente o temeraria y arriesgada, en público que se hizo a la doctrina de un gran jerarca político con mando, de la vanguardia nacionalsocialista y parte esencial y preminente de la poderosa, marcial y expeditiva cúpula hitleriana, así como a gran parte esencial de su obra intelectual política, la encabezó y desarrolló, en responsabilidad canónica, civil y de prestancia moral, del modo aquí descrito, Su Eminencia Reverendísima Monseñor Schulter, contra una doctrina errada, de metodología errada y deficiente, acientífica, anticristiana y antieclesiática, o sea, falsa, deficientemente generada en el método (pseudocuentífico, ensayístico), y anticatólica, en este caso no contra  la apreciación y conclusiones rosenbergianas (opinables y asumibles por católicos como yo) de  la Raza Arionórdica como LA raza única protagonista, por co-motivos materiales biológicos raciales, única genial en extremo e inspensable para la eficacia del genio único o fundante de todas las Civilizaciones humanas, sino contra la idolización de la Sangre Arionórdica, la negación de toda posibilidad de sobrenaturalidad de la Iglesia, su Fe y sus Sacramentos, y por la identificación de la catolicidad como elemento de base puramente humana judía, y de esencial pastoral fundamental projudía, parcialmente pro cultura humana religiosa judía, y como iglesia católica adoradora de un dios único obscuro, antitético a la luminosa divinidad de culto atribuido a los arionórdicos ancestrales, lo que implicaba una función espiritual y anímicamente judía y esencialmente opuesta a la Civilización, religiosidad y espiritualidad típicamente nórdicas, siendo así que la consecuencia lógica y política de tan falso y atroz postulado “judío” rosenbergiano tenía que ser, por la mísma ley indefectible natural política, social y personal de la lógica, combatir el Ario honorable a la Iglesia, para erradicarla del pueblo alemán y nórdico, al igual que a los judíos o retenidos (sin base científica) racialmente (en sentido mendeliano) tales, y resultando que, al argumentar Rosenberg teológica y exegéticamente contra la Iglesia, la puesta de su libro principal, en el pontificio “Indice expurgatorio de libros prohibidos” tenía un “a fortiori” a su favor, en comparación con otros heterodoxos que no escribían directamente contra la Iglesia, ni entraban en exégesis bíblicas de interpretación gravísimamente errada del Cristianismo.

Nada moderno ¿Verdad? Parece que fuera OTRA Iglesia, pero no, era: LA Iglesia, también allende ese nonbre, lo que no pueden decir con verdad los modernistas e infectos por el pseudohumanismo de la Revolución, que son muchos de los que ahora ni son ni se visten así, pero ocupan tan venerandos cargos eclesiásticos

[Nota intercalada

Permítaseme poner de cierta relevancia un detalle. La denominación de “Kirchlicher Anzeiger” (= “Manifestador Eclesiástico”) no ha vuelto a ser usada para ninguna otra publicación de instancia alguna de la iglesia alemana (salvo en la Archidiócesis de Hildesheim, y todavía no sé si en más; me consta por ahora sólo su existencia para los años de 1951 a 1965), en cambio “Amtsblatt” (=”Hoja oficial”) se usaba y se usa para nombrar lo que en españa llamanos “boletín oficial”. Esta denominación otorga al contenido del escrito publicado bajo ella la máxima oficialidad. No la adoptó el Cardenal Arzobispo de Colonia, como algunos otros, pero sí el de Berlín, Capital del Reich, y el Obispo de Münster.]

Es sabido que el propio Hitler manifestó, en distintas ocasiones, que lo expuesto en “El Mito…” era opinión privada del autor, no doctrina oficial del NSDAP.

Las demás quejas de la Iglesia, y del Papa, se circunscribían a actividades inmorales y a  infracciones civiles del Concordato, las cuáles iban contra el Estado, la Iglesia y derechos naturales de los así injustamente perjudicados. Los procederes censurados eran errados, injustos, perjudiciales para el Régimen, para el Reich y para la Iglesia, o sea, para personas cuyos legítimos derechos fueron vulnerados por actos concretos. Ni Hitler, ni la Iglesia, impugnaron ni el Concordato, ni las leyes estatales nacionalsocialistas, ni mucho menos la doctrina oficial y Régimen político del Partido y del Estado alemán y del Reich, ni criticaron la participación de Alemania en la Guerra, ni la guerra misma contra los demoliberales y los marxistaleninistas (judeobolcheviques). El Beato Obispo Marqués von Galen (luego Cardenal además), así como su familiar el Obispo Marqués von Freysing (también hecho Cardenal, tras la Gran Guerra), y otros, han de ser considerados ni más ni menos que como “críticos constructivos” del Estado Nacionalsocialista, en modo alguno como opositores al NSDAP, al Régimen, ni a sus principales empresas civiles y militares históricas, considerando al Estado y Pueblo alemanes como grandes benefactores de la Humanidad, también y especialmente en su Cruzada bélica contra el Bolchevismo. Más todavía, repito que la legitimidad que todos los Obispos germanos reconocían al Régimen Nacionalsocialista, se la negaban a los regímenes políticos liberales, y a los comunistas, o sea, a los a sí mísmos denominados “democráticos”.

https://player.vimeo.com/video/143104226“>http://

Este vídeo me ha sido escamoteado probablemente por influencia de la ADL dependiente de la Logia judía sionista anticristiana, bajo su plan liberticida projudío y antinacionalsocialista, pero sobre todo anticatólico contra el verdadero Catolicismo Contrarreformista.

Claro está que el Pensamiento y Pastoración episcopal católicos genuinos de la iglesia auténtica que es Aquélla, no “le entra en la cabeza” a los “aggiornamentisti” protestantizados y discipulos de la mente pseudohumanística chusmista de la Revolución.

Carmelita Beato Titus Brandsma, hombre de profunda piedad cristiana, Rector Magnífico de la Universidad de Nijmerga. De él si puede decirse que fuéramos un enemigo acérrimo, insurrecto y opositor al Régimen y leyes de deportación de “judíos” católicos de Holanda. Ni que decir tiene que ante el grito de “¡Que viene el lobo” los judíos judaísta y los incrédulos “se convirtieron” repentinamente y en masa al Catolicismo, usando presumible y externamente a la Iglesia como escudo o parapeto de sus sectas anticristianas, si bien la mayor presunción ha de estar a favor del sospechoso y del reo. Pero se estaba en guerra de los judíos contra el Reich y contra la Civilización cristiana, y la reclusión preventiva de los sospechosos era militar y policialmente prudente, aunque con intervención prioritaria judicial, que en tiempo de guerra era obviada por motivos de urgencia en el desarrollo de la estrategia y tácticas de Seguridad interior y exterior. Conspiró abiertamente contra la libertad y potestad del Reich para publicar en periódicos holandeses escritos a favor de éste. Su condena del Nacionalsocialismo no hizo distinción entre nacionalsocialismo católico o de católicos, como el entonces Coronel de las SS León Degrelle, y los Nacionalsocialismos particulares contrarios a la Ética y a los Derechos fundamentales de la Iglesia católica. Hizo no obstante bién en difundir la Carta Pastoral de los Obispos Residenciales holandeses, expresando su desacuerdo con que los católicos a los que el Régimen, según criterios raciales anticientíficos, consideraba judíos.  E hizo bien con oponerse a que los niños judíos fueran excluidos de las escuelas católicas. Sólo por eso merece la Beatificación. En todo caso se trata de delitos tipificados en la legislación penal naturalmente legítima del Reich, actos constatados por la Autoridad policial como “in flagranti delicto“, y con acusado libremente confeso, lo que en circunstancias de emergencia bélica de subsistencia del Estado y sus súbditos, puede dar lugar a juicios sumarísimos, Consejos de Guerra del mismo tipo (para militares con labor de guerrilla, espionaje, o sabotaje), y a la asunción policial de la función judicial extraordinaria urgente. Los delitos “in flagranti” en el frente de guerra se penan incontinenti. La Gestapo intentó cortésmente (¡Cortés, respeuosa, gentilmente ¡Ni más ni menos que la rigurosa e inflexible gestapo!) en vano persuadirle de lo erróneo de actitud en cuanto a que respetase la jurisdicción del Reich para publicar a favor de su Régimen político y política de guerra, en la prensa holandesa. A pesar de.la parte equivocada de su labor, su posición contra la eutanasia y .contra la deportación de católicos ciertamente no judíos, o de no reciente (y dudosa) conversión justifica lo principal de su evangelización y debería haber hallado clemencia en cuanto a la punición de sus delitos. Por otra parte es un error muy dañino aplicar tormentos espiatorios y la pena capital a hombres eminentes en Humanidades, o Ciencias Empíricas, así como a profesionales de altos y muy útiles oficios, como médicos, ingenieros, etc.. En tal sentido el campo de internamiento y trabajos forzosos, pero adecuados a la especialidad del convicto era lo política, social y humanitariamente adecuado; sinembargo lastimosamente los funcionarios represivos no estuvieron a la altura, máxime si entre ellos se hallaban protestantes, o incrédulos, a menudo anticlericales.

OBSESIONES CONTRAPUESTAS EN ALEMANES QUE SE DEDICAN AL ESTUDIO DE LA ACTITUD DEL BEATO FRENTE AL NACIONALSOCILISMO Y SU ACTUACION ESTATAL Y ACTOS DE ABUSO DE PODER DURANTE EL CORRESPONDIENTE PERIODO: 1) LA OBSESION POR PRESENTAR AL BEATO COMO ADVERSARIO DE HITLER Y DEL REGIMEN NACIONALSOCIALISTA; 2) LA OBSESION POR PRESENTARLO COMO COLABORADOR DEL REGIMEN (Por supuesto que la Iglesia alemana, sus Obispos y abades y Priores, la inmensa mayoría del clero, y de los seglares colaboraron con el Estado, su Régimen político y su actividad en la sociedad, casi toda en parte católica, en parte luterana llamada “Evangélica”, y casi todos formaban un pueblo unido en la tierra por la Patria, la Civilización y contra la Revolución del Mal. Aquella era una Iglesia Tridentina, contrarreformista, la alemana, la Romana y la mundial, y todo juicio moderno antitridentino y democratizar de inspiración doctrinal y espiritual judeomasónica es pura podre):

PRESUPUESTOS FALACES, CRITERIO ENGAÑADOR Y PLANTEAMIENTO SECTARIO DE  INVESTIGADORES ALEMANES DEMOCRATISTAS E INFECTOS POR LA PROPAGANDA-JUDIA-PARA GOIM, QUE ADEMÁS COMPLICAN INAUDITAMENTE EL ESTUDIO, PARA ENREDAR, OBSCURECER Y CONFUNDIR AL PÚBLICO:

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2018/08/17/predigten-hirtenbriefe-usw-vom-hochwurdigsten-herrn-clemens-august-graf-von-galen-i-1934-36/

Estas son imágenes de las portadas de sendos libros de lectura muy recomendable. El de Grim, sinembargo, adolece de falta de claridad, estilo algo obtuso y complicador; no obstante ofrece una gama muy amplia de útiles reflexiones y afina los criterios.

La distinción múltiple fundamental sobre la que, por estructura real e imperativo de la realidad objetiva, debe basarse gnoseológicamente todo conocimiento y posible crítica respecto de la actitid intelectual, predicación y pastoral del Beato es la siguiente:

I.-NACIONALSOCIALISMO REAL :

I) Doctrinas Nacionalsocialistas:

1: Estatal; A) Legislativa; B) Ejecutiva (a: Civil; b: militar; C) Judicial.

2: Proestatal:

A: Doctrina nacionalsocialista oficial del Partido. Se compone de contenidos de respectivos varios grados de oficialidad. El mayor es el de los Puntos Programáticos. Le siguen libros y manifestaciones escritas publicadas por Órganos del Partido, de Hitler, y libros que el Partido reconoce como fuentes doctrinales propias, como algunos libros de Gottfried Feder.

B: Doctrinas privadas nacionalsocialistas: aunque reproduzcan doctrina esencial del Nacionalsocialismo-denominador-común, contienen especialmente opiniones privadas e interpretaciones del Nacionalsocialismo expresadas por individuos particulares. Se subdistinguen: a: Las publicadas por Órganos oficiales nacionalsocialistas, asimilándonse a ellas las de publicación privada, pero resultando, éstas, sancionadas favorablemente por Hitler en acto oficial; y b: Las de publicación privada no autorizada (tampoco repudiada) por Hitler.

2) Actos nacionalsocialistas no doctrinales pero coherentes con los principios del NSDAP:

1: Públicos o estatales;

2: Del Partido;

3: Privados: A) Dentro de actos estatales; B) Dentro de actos oficiales del Partido; C) Fuera de actos oficiales.

EL PRINCIPAL PREJUICIO DE LOS INVESTIGADORES ALEMANES “DEMOCRATISTAS” CONSISTE EN LA POLARIZACION Y CONTRAPOSICIÓN ENTRE CATOLICISMO E IGLESIA CATOLICA (ortodoxa y ortopráctica) Y ESTADO NACIONALSOCIALISTA, REGIMEN HITLERIANO Y NACIONALSOCIALISMO SIMPLE, PURO O DOCTRINAL  ESENCIAL, OFICIAL O NO, EN LA REALIDAD DEL REGIMEN. A MENUDO NO SE HACE DISTINCIÓN ALGUNA ENTRE NACIONALSOCIALISMO PURO, REGIMEN, ESTADO, Y ALGUNOS FUNCIONARIOS PARTICULARES (con la consiguiente responsabilidad individual de sus respectivos actos). ESA POLARIZACION ES ARTIFICIAL, POLÍTOCOIDEOLÓGICA, APRIÓRICA, FALSA, CONTRARIA TAMBIEN A LA HISTORIA, Y CONDICIONA Y CORROMPE O DESVIRTÚA TODO TRABAJO DE INVESTIGACIÓN Y TODAS SUS CONCLUSIONES, SOBRE EL TEMA. ¡Casi todos los católicos alemanes y austríacos eran nacionalsocialistas y a mucha honra!. Que hubiera clérigos y laicos no nacionalsocialistas tampoco les quita nada de su Fe y ser católicos. No hubo, ni puede haber, contradicción, ni contraposición, ni tesis y antítesis entre ser católico y ser nacionalsocialista esencial y prácticamente coherente con ambos idearios católicamente pensados y procesados.

II.- NACIONALSOCIALISMO MERAMENTE APARENTE O IRREAL: FALSO NACIONALSOCIALISMO PRESENTADO MENDAZMENTE COMO AUTENTiCO POR LA PROPAGANDA FILOSÓFICA Y POLITICA DE “EL ENEMIGO” :

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2018/10/03/we-are-national-socialists-not-nazis/ ]

El convoluto de doctrinas esenciales del Nacionalsocialismo mutiladas, desgajadas de su sistema, combinadas con otras privadas de nacionalsocialistas, cada uno de una corriente particular; todo ello mezclado con datos históricos y otros falsos y radicalmente desvirtuantes de la verdad de los hechos y su índole, sus razones y su finalidad, … todo ese enmarañado revuelto, cuidadosa y sectariamente (por “causa eficiens” de sujetos sectarios enemigos cargados de resentimiento, odio y rabia sedienta de venganza cruel y aniquiladora del cuerpo y honesta sustentación de sus victimas) estructurado en un sistema nuevo, artificial, propagandístico, efectista, construido con finalidad sectaria de presentar a un único nacionalsocialismo como el único existido y oficial, y a ése como una ideología y régimen absoluta y supremamente malvaldos, los más asesinos y exterminadores de la Humanidad de todos los tiempos. Cuando lo peor en esa materia lo han inspirado judíos desde Marx, Lenin, Stalin y el enteramente judío Komintern, y lo han ejecutado ellos y sus dicípulos y émulos  surgidos en todo el globo terráqueo, pteside como presupuesto todo trabajo crítico de los investigadores demolibetales, y de los marxistas, así como de los anarcóides y de los sionistas.  A los asesinos en masa Stalin, Mao, Polpot, le siguen Eisenhauer y Truman, judío y masón grado máximo (33), con sus bombas atómicas [Ningun hombre de los goyim ha decidido nunca, a sabiendas de lo que hacía y arrojaba, tirar una bomba atómica sobre una población civil, ni cualesquiera personas. Un judío masón ha tirado 2, excogiendo a Yroshima y Nagadaki, ciudades populosas niponas, las conocidas como de la mayor concentración de ciudadanos católicos japoneses. Todavía empero le rinden homenaje la judería masónica y sus siervos yankis, con los subordinados de su imperio encubierto político internacional. https://ricardodeperea.wordpress.com/2015/09/09/harry-shalomo-truman-judiazo-masonazo-genocida-de-catolicos-y-gentiles-anticristo-y-antipapista-una-su-carta-al-papa/ ], y soslayan o pasan por alto (no lo hizo el Genetal Patton, amigo de los ex SS y aùn Nacionalsocialistas) la contemporización de Roosvelt, Eisenhauer y Trumann con Stalin, todos ellos, como antes los Rockefeller, coartífices de la Unión Soviética staliniana y su imperio marxista leninista de terror.. Ya en la Roma imperial se dedicaban los judíos, a través de las magistraturas del Imperio, que tenían copadas,  a condenar a tormentos, esclavitud de trabajos árduos forzados, y pena de muerte (como a San Pablo) a los cristianos, tras haber extorsionado e inducido al Gobernador Pilatos, a que crucificase al inocente y mansísimo Salvador, y amnistiara al bandido Barrabás.  Sobre esa mentira de “lo nazi”, que prejuzga a los Nacionalsocialismos y Nacionalsocualistas históricos, y a los que tuvieron algún contacto con ellos (como los Obispos alemanes de la época), sobre ese presupuesto mendaz construye la judeomasoería (que no es una palabra de delirio de Franco, sino una realidad potentada potentada, de nombre B’rnai B’rit) y sus lacayos un aparato propaandístico mundial carísimo, uno de cuyos efectos es que las patrañas del infundio sirvan de base a las tesis y conclusiones  de los investigadores historiadores  democratistas (liberales y marxistas), acérrimos adeptos a una judería que se presenta toda inocente y pura víctima injusta de una persecución feroz y de plan exterminador sistemático eficaz descomunalmente masivo. Sobre una historia parcial, con un combinado sectario de doctrinas, opiniones, actos oficiales y actos privados de nacionalsocialistas, es decir, sobre una historia falsa, “recreada” en laboratorios ideológicos judeoyankis malvados y de sus epígonos neoalemanes apátridas del régimen de la judía BRD, no puede juzgarse verazmente los comportamientos mentales y actos hIstóricos frente al Nacionalsocialismo plural e histórico verdadero, llevados a cabo por contemporáneos a dicho fenómeno filosófico, político, social y militar. El Nacionalsocialismo simple, absoluto, odiador de las razas no Arias, planificador, organizador y ejecutor de un exterminio físico de dimensión gigantesca sin precedentes, masacre suprema genocida deliberada, programada, ordenada y ejecutada por el propio sistema y sus agentes, simplemente no ha existido. Es un fenómeno inventado, puramente teórico, con propósito propagandístico mendaz y “maniqueo” de presentar a un ideario y régimen como necesariamente causa ideal de genocidio, otros asesinatos y exterminios al estilo judío de arrasamiento genocida de pueblos estigmatizados por Yaveh, o a lo Gengis kahn; al mismo tiempo que se quiere presentar a los Aliados y a su director espiritual y económico (el llamado “El Judío Internacional”) como “Los Buenos” contra “Los Malos”, o sea, los buenos, inocentes, inofensivos,  libertarios, pacíficos, protectores del pueblo, humanizafoes y civilizadores, únicos garantes de la prosperidad y progreso los hombtes y la Sociedad; se pretenden y dictan que se los reconozca los injustamente agredidos, las víctimas que se defendieron y defienden justamente, los liberadores de la tiranía, los humanitaristas y humanitarios tuteladores del respeto de los ‘Derechos Humanos” excogitados, interpretados y declarados por los judíos de su ONU; los Aliados, a que pertenecía Stalin, se presentan como LOS UNICOS demócratas perfectamente buenos  – por ser democratistas, no por hacer obras de bien (que se las atribuyen todas o las mejores de todos los tiempos)  –  y se declaran militantes opuestos  a toda política genocida de seres humanos nacidos, y a todo plan de exterminio de pueblos (nada más falso, dicho de los exterminadores genocidas Truman, Eisenhauer, Roosevelt, Stalin, el postrer aliado Mao y su mujer, la de “la revolución cultural”, Pol Pot : los mayores y más crueles y despiadados exterminadores genocidas de la Historia de la Humanidad, desde Oliver Cronwell y el marica de genitales ulcerosos Robespiérre, llamado el casto 🙂 , a los que hay que añadir los regímenes “democratistas” abortistas, propugnadores de exterminios sistemáticos de innumerables (millones) de niños en el vientre de sus respectivas madres, exterminio en progresión actual . La derrota de los coaligados contra el Bolchevismo (Alemania, Italia, Japón, Checoslovakia, la Francia colaboracionista, los voluntarios de Noruega, Bélgica, Holanda, Servía, España, Palestina mahometana, etc) no fue simplemente la derrota del Eje, no fue la de Alemania, sin más, sino, como sostiene el antiyanki  Bochaca, una, la : “Derrota Mundial”, y, paradójicamente, incluso la derrota funesta de Polonia e Inglaterra. Esta última, por imposición judeoyanki, el gran Reino Unido, como parte geográfica y cultural de Europa, perdió su inmenso imperio  que hacía de Gran Bretaña una Potencia Mundial e imperial paragonable a la de la URRSS y antes a la de la Madre Rusia. Ambos imperios hacían de Europa algo muy superior a Judeoyankilandia. La católica Polonia quedó bajo la tiranía terrorífica de Stalin, y, sin libertad política alguna, como satélite de la Unión soviética, padeció el terror homicida e implacable del Comunismo soviético, hasta la caída del muro de Berlín. Y eso que Inglaterra y Francia declararon la guerra a Alemania, con el sólo pretexto de permanecer firmes aliados de Polonia, para mantenerle las garantías de la independencia política de ese país y su integridad territorial política, de modo que, ante una agresión bélica, los “garantizadores” habían de declarar la guerra al agresor a Polonia. ¿De verdad? ¿Declarar la guerra a todo agresor bélico contra Polonia? Entonces ¿Por qué no declararon simultáneamente la guerra a Stalin, quien, al mismo tiempo que Hitler, atacaba, invadía y ocupaba ni más ni menos que la mitad oriental de Polonia? ¿Por qué aliarse luego con Stalin y regalarle enteramente a Polonia entera, o sea, al Comunismo rigurosísimo, cruentísimo, asesino en masa contínuo y sistemático, campoconcentracionario perpetuo o gulagsiano de Stalin, Beria y compañía?. Porque los liberales, democratistas, revolucionarios institucionalizados, y los sin institucionalizar, han sido siempre unos embaucadores hipócritas, colegas de los marxistas que son rama de la Revolución. Todos ellos, todas sus ramas, han  sido y son siempre defensores de sus sistemas revolucionarios y de la libertad y libertades sólo para ellos, con la criminalización nefanda, persecución y punición de sus víctimas adversarias. El Beato Cardenal Marqués von Galen fue, es y será eternamente un radical opositor crítico de esos regímenes Criminales, contrarios al Derecho Natural, al Derecho universal de los inocentes a la vida, incluso en el vientre de sus progenitoras, y a las libertades fundamentales de todos los súbditos decentes.                           Se preguntan los adictos a la propaganda Aliada, qué hubiera pasado con la Europa del III Reich y de las naciones con él coaligadás, si hubiera ganado la guerra Alemania. Y se contestan ellos mismos, porque al fascista “le tienen la boca amordazada” y so penas de presidio, multas y confiscaciones, si osa quitársela y responder. Por eso voy a contestar yo, un Sacerfote eterno de nuestro Dios y Señor Jrsucristo, mas yo como el espectro de “un cadáver” de alguien muerto en combate, en las postrimerías de la Gran Guerra, en 1945. Los pseudodemocratistas se responden que el mundo entero hubiese sido un infierno, con los pueblos esclavizados, los individuos privados de libertades fundamentales, y las cámaras de gas y crematorios funcionando a tope contra los onocentísimos y bondadosísimos judíos, como si la vida de los judíos importase a alguien más que a los judíos, al Papa, a Obispos y a alguna “rara avis” como yo. Preguntemos  a los palestinos y a casi todos los musulmanes. Les importa la vida de los judíos, porque les preocupa que vivan, y piensan y sienten que les conviene que no haya judíos. Quien diga lo contrario creo que lo haría por temor a alguna amenaza real de represalia. ¿Qué habría pasado si el Reich alemán y sus coaligados hubiesen ganado la guerra? Nos hubiéramos liberado del “infierno” miserabilísimo, masivamente asesino, dolorosísimo paea infinidad de inocentes, azote fiabólico gigantesco contra los pueblos, u sangriento y liberticida coetcitivo, desvergonzadamente punitivo, tiránico sionista pervertido miserabilizante de los que no nos arrodillamos ante El Enemigo del Mindo, El Enemigo de todas las patrias menos la suya, corruptor de los pueblos, destructor de la Civilización, explotador de los trabajadores, esclavizador de los que se dejan engañar por el aparato judío, y exterminador, u opresor y agresor contra los que no se dejan tiranizar. No puedo decir todo lo que habría pasado, pero sí grandes cosas que hubieran acaecido y enormes infortunios que se hubiesen impedido. Infortunios: una sociedad tiranizada por el peor Sionismo, el imperio inglés desmantelado (un imperio europeo), los negruzcos antieuropeos y los refractarios a nuestra Cultura, procedentes de las antiguas colonias metidos en Inglaterra, infestado Londres y subvirtiendo la homogeneidad social inglesa; los beduinos convertidos en nuevos ricos del petróleo, aliados de los judeoyankis y del peor Sionismo, enemigos también de Palestinos,  schiitas, alahuíes, y rusos; guerras de Vietnam, Corea, Iraq, y Siria; inmigraciones en Europa colosales de mahometanos turcos, argelinos, y de toda procedencia, incluidos terroristas perpetradores luego, de terribles atentados mortales contra europeos; ghetos musulmanes shariásicos, y tremendos disturbios en Francia, como en EEUU, mucho peor, con las hordas vandálicas y asesinos negros, de víctimas blancas e inocentes. Racismo negro y semita imperantes en el mundo; mahometanos antigentiles y anticristianos por toda Europa; provocación universal a los brotes de racismo con odio; absolutismo sectario y judicial, con nuevas herramientas de arbitrariedad y liberticida, con las figuras jurídicas conspirativas de “delito de odio”, “crímenes contra la Humanidad” y “genocidio” ( que abarca mucho más que el genocidio, llegando a incluir cualquier manifestación oral que niegue la existencia de uno: el consabido ‘Shoá‘;  la  OTAN o NATO como maquinaria provocativa, de guerra, contra Rusia, para someterla al poder judeoyanki; hostigamiento sionista contra Irán, Korea y cuantos se resistan a someterse; globalización con explotación esclavista encubierta de países como India, Sri Lanca, etc., fabricantes explotados de botines, ropa y toda suerte de manufacturas para las las multinacionales sin escrúpulos; deslocalización al “tercer mundo” de decenas de miles de empresas europeas; importación masiva de personal y productos chinos hundidores del mercado interno de países europeos, y  destructores del tejido empresarial autóctono; políticas fiscales destructivas de la clase media; hegemonía autónoma, no sometida al poder político, de los Bancos Centrales, gobernados por empleados de la banca judía: bancocracia; fomento de la anticultura corruptora contra el clasicismo, promoción del Rock and Roll, el Pseudoarte antiarmonioso o “Arte Degenerado“, antiformal y cacofónoco, apuritanamiento antidesnudo cohabitador con  la denominada pornografía, especialmente la interracial con negros, etc.; dictadura de la ideología del mestizaje ilimitado; desprecio contra las razas arias y todo orgullo racial ario y permisividad y ensalzamiento de racismos gitanos, negros y marrones; “putrefacción” deliberada de la escenografía operística de clásicos como Wagner; aborto masivo contra la población no nacida europea; eutanasia indiferente a la protesta clerical (empezando por Holanda, todavía de mayoría germánica); fomento del fenómeno gay, transexual, etc., con hostigamiento, persecución, difamación y  penalización de los opositores; abandono de las familias numerosas; desincentivación de la prolíficidad europea, suicidio progresivo demográfico; invasión xenófoba de Europa; enmarronaniento masivo prpgresivo de EEUU; modernismo a lo Schleyermacher; el “aggiornamento” pseudocatólico con Concilio Vaticano II interpretado por demoliberales, nuevo extenso episcopado (no todos los Obispos) subversivo, demoliberal, anticatólico encubierto, antitradicionalista, prosionista, inmigrantista promahometano, hiperecumenista, clero mayoritariamente protestantizado en gran medida y combativo, eliminación del latín como lengua docente o vehicular en Universidades Pontificias y Seminarios, guerra sucia y exclusión de los católicos (magistetialistas, y tradicionales o Antirrevolutionarios y antijudaismistas) de los cargos eclesiásticos importantes, hostiganmiento crininal habitual contra los tradicionalistas adeptos al Rito tridentino, o al reformado por San Pío X y hasta 1954, destrucción del sistema canónico beneficial, reducción del Presbiterado a una situación de servilismo frente a un inusitado absolutismo episcopaldiocesano, sin precedentes de tan sumo arbitrariarismo; …  Queridos lectores, veo que no acabo de acabar, la lista parece infinita, ya seguiré escribiendo otro día.

Publicado en Filosofía Moral o Ética, Filosofía Política/Derecho Politico, Historia | Deja un comentario

EUGENESIA DE LA HISPANIDAD Y REGENERACION DE LA RAZA, BILBAO, 1937, transcripción del texto del libro original del Dr. Antonio Vallejo Nágera.

LA SIGUIENTE TRANSCRIPCION ES REPORTADA CON EL FIN DE QUE PUEDA SER UTIL PARA COPIAR FACIL Y CÓMODAMENTE FRAGMENTOS QUE SIRVAN COMO CITAS, POR EXTENSO, DE LOS SEGMENTOS QUE INTERESE REPRODUCIR DENTRO DE ALGUN ESCRITO. Como no he cotejado el texto de la transcripción, con el original que he publicado en escaner, en este blog ( https://ricardodepereablog.wordpress.com/2019/03/28/vallejo-nagera-antonio-eugenesia-de-la-hispanidad-bilbao-1937-texto-completo-digitalizado-descargar-gratuitamente-descarga-gratuita/ ) se recomienda el tal cotejo, antes de dicha utilización. Ricardo de Perea y Glez., Pbr°.. 

 

Eugenesia de la hispanidad y regeneración de la raza

Dr Vallejo Nágera

Palabras preliminares

Escribimos la presente monografía abrumados por un medio ambiente que justificaba el descorazonamiento y desesperanza reflejados en el prólogo. Al abandonar nuestro hogar, el 18 de julio, para incorporarnos al glorioso Movimiento Nacional, yacían en la mesa de trabajo las galeradas que hoy recuperamos, gracias a la diligencia del editor. Experimentamos idéntica alegría que el padre que encuentra al hijo perdido durante unos meses y apresúrase a mostrarlo a los amigos, aunque sea raquítico y deforme, por parecerle hermoso y dotado de altas cualidades estéticas.

Ha cambiado el panorama nacional y renacen potentes las virtudes de la raza, después de verterse a torrentes sangre juvenil en los campos de batalla. Millares de vidas en flor se ofrendaron en holocausto del ideal patriótico. La que parecía juventud frívola y aletargada ha sorprendido al mundo con sus gestos epopéyicos.

Ni se han agotado los manantiales de energía y de vitalidad de la raza, ni tampoco su virilidad; pero el límpido y generoso caudal necesita canalizarse, para que no se pierda en las ruidereñas lagunas de la intriga y del arrivismo.

Creará la guerra la estirpe de caballeros de que está necesitada la Nueva España, y se revalorizarán las ejecutorias de hidalguía espiritual.

Signos distintivos de los bandos en lucha serán, aristocracia en el pensamiento y sentimiento de los caballeros de la Hispanidad; plebeyez moral en los peones del marxismo.

Tiene en sus manos la juventud española la regeneración de España, a costa de renunciamientos y sacrificios. Son los jóvenes quienes deben dar un ejemplo que no puede esperarse de una masa social contaminada por los virus democrático y marxista. Todavía flotan en el ambiente las inmorales corruptelas que carcomieron la sociedad española liberaloide y nos llevaron al alzamiento militar contra el abyecto Gobierno que la representaba. Vivirá alerta la juventud contra los corruptores sociales infiltrados en nuestras filas para restarle espacio vital, para pervertirla nuevamente.

Lástima sería que la generosa sangre vertida en el altar de la Patria no fecundase el venero de virtudes raciales y que en el terreno tan costosamente regado brotasen la maleza y la cizaña. A fin de evitarlo, deben reunirse los jóvenes, formando grupos de selectos, precisamente de caballeros de la Hispanidad, tan admirados y admirables en la guerra como en la paz. No se entregue la juventud hispana a sus seculares enemigos, e incube en sus espíritus la idea de ser selectos, mediante el sacrificio de toda tendencia egoísta y sensual.

El Autor, Burgos, 22 marzo 1937.

Prólogo

Contemplamos el panorama nacional profundamente doloridos. Cierto es que aumenta la afición al deporte; que contendemos, incluso con alguna fortuna, en los torneos internacionales; que los jóvenes se alistan en las filas de los Legionarios de la Salud o instituciones similares: vislumbramos pródromos de revigorización física de la raza. Empero trátase de fugaces destellos, y la triste realidad es que increméntase más cada día el cretinismo racial iniciado en las postrimerías de la dinastía austríaca, hallándonos al borde de la desaparición de la raza a partir del último heroico esfuerzo de la guerra napoleónica.

Parece como si se hubieran agotado los manantiales de energía y vitalidad de la raza. Atribuyen algunos el agotamiento a la inoculación de savias y virus exóticos, inadecuados a la especial fisiología del conglomerado de pueblos que, luego de innúmeros cruzamientos, ha cristalizado en un genotipo de propiedades tan peculiares, que necesita para vivir estar sometido a temperaturas extremas, atmosféricas o ideológicas.

Del grado degenerativo de la antaño viril raza hispánica sabemos tanto los médicos como los moralistas, sociólogos y políticos. Balmes, Menéndez y Pelayo, Nocedal, Silvela, Costa, Ganivet, Unamuno, Ortega Gasset y otros pensadores aplicaron cantáridas que apenas produjeron escozor en la paquidérmica epidermis del cuerpo racial. Quizás debieron inyectar forzadamente el reconstituyente, en lugar de limitarse al anuncio de panaceas. Acaso el alcaloide activo estuviera diluido en excesiva cantidad de excipiente. O la degradación haya llegado a tal grado que sea imposible galvanizar un cadáver.

Mientras subsistieron los hidalgos, templo de la caballerosidad, redoma continente de esencias y virtudes patrióticas, contaba la raza con una fuerza de reserva. Absorbidos los restos de la pequeña nobleza por la burguesía engendrada por una democracia aplebeyada, el instinto de adquisitividad hipertrofiábase en perjuicio de cualidades ancestrales excelsas. El fenotipo amojamado, anguloso, sobrio, casto, austero, transformábase en otro redondeado, ventrudo, sensual, versátil y arrivista, hoy predominante. Tiene tan estrecha relación la figura corporal con la psicología del individuo, que hemos de entristecernos de la pululación de Sanchos y penuria de Quijotes.

Sin pretensiones de originalidad, ni alardes literarios, queremos contribuir en la medida de nuestras modestas posibilidades a la regeneración de la raza. Abocetamos en la presente monografía temas que adquirirán amplio desarrollo en manos especializadas y más expertas. Contamos con la indiferencia de las masas. Ilusiónanos la esperanza de entusiastas ignorados, futuros apóstoles de los postulados eugenésicos conductistas, germen de la nueva aristocracia racial, incubada al calor de supremos ideales.

La aristocracia racial brotará del pueblo ansioso de alcanzar la investidura de selecto. La regeneración de la masa necesita de la autorregeneración del individuo. El autoperfeccionamiento de muchos terminará a la larga por regenerar a la inmensa mayoría. Renuncian el sabio y el atleta a infinitos goces y placeres si quieren mantener el vigor del ingenio o del músculo. También habrá de renunciar a la sensualidad el superselecto que quiera ser tronco de noble descendencia.

Discutida y discutible la órbita de la eugenesia, también sus fines y medios, renunciamos a la infalibilidad. Señalamos un camino, posiblemente equivocados, mas el trato con dementes nos ha enseñado la causa de la locura, la más triste de las degradaciones humanas. Por eso creemos que luchando contra la locura hacemos política racial, pues preservando al espíritu de enfermedad, también resguardamos al cuerpo de muchas enfermedades e impedimos la degeneración del genotipo.

Trazamos las presentes líneas mirando a nuestros hijos, a las futuras generaciones, nacidas posiblemente en un ambiente más puro que el actual, propicio al florecimiento de aquellas virtudes raciales que fueron pasmo y envidia del mundo en pasados siglos. Sembramos en terreno árido y pedregoso, cuyo mantillo desapareció arrastrado por torrentes y tempestades desatados por las bajas pasiones. Labradores minifundistas, trabajamos de sol a sol en el cultivo de nuestra parcela, sin desanimarnos la desolación del latifundio hispano. Descansaremos satisfechos en el crepúsculo de nuestra vida si el leve jardín que cultivamos ha merecido algún que otro gesto de benevolencia.

Madrid, marzo, 1936.

Programa de higiene racial

Geneticistas y conductistas

Dos tablas maravillosas, joyas del Museo del Prado, muestra del inmortal genio de Alberto Durero, representan a nuestros primeros padres en momentos de plácida felicidad. Contempla extasiado Adán la espléndida hermosura de Eva, que, fascinada por la serpiente, no corresponde en aquel momento a la admiración y embeleso de su compañero. Resplandecen los desnudos cuerpos de armonía en las proporciones, impecabilidad de las líneas, exuberancia de la salud. La florida adolescencia de la magnífica pareja no merecerá tilde del más exigente de los eugenistas; y con dificultad comprendemos que de tan bello tronco hayan brotado frutos como los monstruos retratados por Velázquez. Si la Naturaleza prodiga tales fenómenos al cabo de los siglos, débese a que el bello edificio humano ha sido corroído por las injurias del tiempo y ha sufrido intoxicaciones e infecciones que menoscabaron su primitiva belleza y salud, surgiendo en el transcurso del tiempo tipos deformes.

Entendía Platón por Eugenesia el cultivo de la virtud en los padres para transmitírsela a los hijos como legado en aras de noble descendencia. Desde que Galton resucitó el vocablo, se ha escrito demasiado y se ha hablado mucho más todavía de eugenesia, deformando los primitivos conceptos del filósofo griego y del sociólogo británico. Se ha desfigurado equivocadamente el primitivo concepto eugenésico galtoniano, que por sus principios concedía a la eugenesia jerarquía de ciencia social, virando, impulsada por influencias materialistas, hacia una orientación arteramente biológica o antropológica, con la cual ha conseguido reducir sus horizontes, sin alcanzar verdadera independencia científica. Partiendo del postulado positivista de que el individuo debe ser sacrificado en beneficio de la comunidad, se ha circunscrito la eugenesia a la selección de los individuos antropológicamente perfectos, cometiendo para lograrlo graves atentados contra la libertad individual, pues con tales preceptos eugenésicos retrocedemos a tiempos de ominosa esclavitud, en beneficio de una pseudocivilización cuyas conquistas no han logrado, por cierto, la felicidad del hombre moderno.

Existen actualmente dos tendencias doctrinales que aspiran ambas en igual manera al mejoramiento de la personalidad humana, tendencias que olvidan en sus exclusivismos que la formación de la personalidad humana depende a la vez de la herencia y de los factores ambientales y externos que influyen en el desarrollo. Proclaman los conductistas que la educación y el medio ambiente son capaces de moldear a nuestro antojo el ser humano a los fines de obtener el biotipo que deseamos: la educación lo sería todo; la herencia, nada. Piensan, en cambio, los geneticistas y antropólogos que la herencia impónese al hombre, y que la salud de la especie no puede encontrarse en otra parte que en el mejoramiento de la herencia, importando muy poco la educación y las influencias externas.

Medio ambiente y herencia participan en la formación y desarrollo del hombre, demostrando tanto la observación como la experiencia que la contribución proporcional de los factores exógenos y endógenos varía para cada individuo, sin que en la inmensa mayoría de los casos podamos determinar su fuerza respectiva. Ejercen los genes inexorable influencia sobre el individuo y le imponen caracteres cuyo desarrollo completo depende de que se dejen desenvolver libremente las influencias ancestrales o se modifiquen mediante fuerzas ambientales. Las semejanzas en la forma corporal, estatura, rasgos fisonómicos, temperamento y personalidad de hijos de los mismos padres, educados en igual manera, son de origen ancestral, pero siempre existirán entre ellos diferencias impresas por la actuación del medio ambiente.

Bases biológicas de la eugenesia

Persigue la eugenesia geneticista la selección de los elementos procreadores, a fin de que padres biológicamente perfectos procreen hijos sanos y mejoren progresivamente las razas. Trátase de una selección de los genes, basada biológicamente en una serie de principios, que, según Mestre Medina (Joaquín Mestre Medina, Herencia y Eugenesia, Bilbao 1935), son los siguientes:

Tendencia natural de las especies a conservarse en el tiempo, sin perjuicio de modificarse y poder evolucionar por efecto de la selección, transmitiéndose, a la par que esa facultad conservadora, los caracteres nuevos grabados en el germen de las estirpes.

Conocimiento de un «substrátum» efectivo de los fenómenos hereditarios, localizado en los cromosomas nucleares de las células sexuales, perfectamente estudiado con la más exquisita experimentación y universalmente admitido.

Sistematización matemática de los hechos ocurridos en los cruzamientos, que parte de los trabajos de Mendel y que ha demostrado su certeza al coincidir perfectamente con los modernos resultados de la investigación cromosómica.

Reiterado estudio estadístico de hechos de esta naturaleza, iniciado por la escuela galtoniana, indispensable para substituir en el hombre los métodos experimentales, donde son imposibles.

Descubrimiento de la teoría de las mutaciones, explicativa de los cambios que el medio opera en el patrimonio hereditario adquirido.

Existencia de fenómenos de contraselección en los procesos degenerativos de las razas, compensados por la reacción antidegenerativa natural.

Los precedentes postulados, principios o fórmulas biológicas que sirven de base a la eugenesia geneticista, surgen de la aplicación de una serie de métodos que permiten determinar si un carácter es hereditario o adquirido, si en caso de ser hereditario sigue o no las leyes mendelianas, base de la moderna genética.

De la exposición de los precedentes principios infiérese que la eugenesia se fundamenta en el conocimiento y aplicación práctica de las leyes de transmisión de los caracteres hereditarios y adquiridos; pero para que sea una ciencia exacta precisa probar si en nuestra especie rigen las leyes mendelianas de la herencia. Parece lógico que el hombre esté supeditado a idénticas leyes hereditarias que los mamíferos, animales pequeños y plantas; pero hasta la fecha no han podido comprobarse en la especie humana las leyes de la herencia con la misma facilidad que en otras inferiores.

Hemos de tener presente en primer término que en el hombre compensa la selección natural en mayor escala que en los animales, las diferencias biológicas transmitidas por herencia y que tienden a mejorar la raza, debido a que la inteligencia preside la lucha por la existencia. Por otra parte, el hombre hállase sumergido en un medio ambiente artificial y que perjudica sus condiciones de vitalidad, por entregarse a placeres y tóxicos que degeneran sus propiedades biológicas transmisibles por herencia.

Tiene la selección natural por sí misma la virtud de eliminar los caracteres hereditarios desfavorables, pero no crea favorables, sino que vigoriza los existentes. Pero la intensidad y las directrices de la selección las condiciona siempre el medio ambiente, que el hombre puede modificar artificiosamente. Prácticamente es imposible seleccionar los hombres, clasificándolos en vigorosos y sanos y enfermos e inválidos, para cruzar los primeros e impedir la procreación de los últimos, pues en los cruzamientos entre hombres intervienen una serie de factores que impiden la perfecta selección.

En lo que a las enfermedades respecta, prodúcese una selección relativa, puesto que el número de descendientes del individuo enfermo disminuye en relación a los descendientes del individuo sano. Sabemos que los sordomudos se casan más frecuentemente que los ciegos, pero más raramente que los normales. Los asténicos e hipoplásicos están afectos simultáneamente de debilidad constitucional y genésica, disminuyendo con ello las probabilidades de procreación. La mayoría de las enfermedades mentales y nerviosas trastornan en tan alto grado la vida social del individuo, que las posibilidades de fecundación descienden considerablemente. La selección de los homosexuales es automática, por ser en ellos frecuente la infecundidad. Los psicópatas tienen menos probabilidades de procrear que los normales, a causa de sus frecuentes reacciones antisociales, y también por suicidarse con frecuencia. Los morfinómanos suelen tener escaso número de hijos, por hallarse inhibido su instinto genésico, al contrario que los alcohólicos, cuya descendencia suele ser numerosa, pero de tan escasa vitalidad que la mortalidad infantil es terrible en las familias de alcohólicos.

La eugenesia ha de estudiar otros factores que los biológicos, pero como en ella es fundamental el conocimiento de la herencia, abordaremos inmediatamente tan interesante asunto.

Antropología social

La antropología social (O. V. Verschaner, loc. cit.) es una ciencia dedicada al estudio de los fenómenos antropológicos en los grupos sociales humanos. Investiga la antropología social si la pertenencia a determinado grupo social está ligada a la posesión de determinadas propiedades somáticas o psíquicas y si tales propiedades distinguen a unos grupos humanos de otros. Tales grupos sociales pueden estar unidos por propiedades biológicas o por las características de determinada civilización. La tendencia moderna no es considerar la familia propiamente dicha (padres e hijos) como grupo social, sino como unidad biológica. La unidad social está constituida, en el caso de la familia, por los lazos familiares establecidos por las costumbres o las leyes, o los comunes amores y necesidades. Son factores que agrupan a los hombres en unidades sociales: la amistad, la profesión, las ideas políticas, &c.

La pertenencia de un individuo a un grupo social hace que sea influido, en manera permanente o pasajera, por los restantes sujetos del grupo. La influencia mutua será tanto mayor cuanto mayores sean las trabazones sociales entre los individuos de la unidad social. Puede decirse en términos generales que el incremento de la civilización y de la técnica intervienen para que el hombre se halle pesadamente envuelto en el medio ambiente social, mientras ha perdido influencia el medio ambiente natural.

Las condiciones de la vida natural del hombre han experimentado una modificación radical consecuentemente a su vida en perpetua relación social. Quizás escape a tal influencia ambiental la vida intrauterina, pero de todas suertes está sometido el feto indirectamente a los daños que pueda sufrir la madre y también a la vida de ésta durante la gestación.

Durante la vida extrauterina la influencia del medio ambiente es directa y permanente. La alimentación artificial, los vestidos infantiles incómodos y estrechos, la falta de aire y de luz y tantos otros factores sociales pueden perjudicar el desarrollo del lactante, mientras pueden influir beneficiosamente sobre el organismo la lucha contra la mortalidad infantil, la difusión de las medidas higiénicas en el pueblo, &c. Pasada la infancia, las circunstancias ambientales sociales son muchas veces de decisiva influencia sobre la raza: por ejemplo, la alimentación, el vestido, la vivienda, el ejercicio, las influencias psíquicas paternas, docentes y de otros hombres, la clase de trabajo, los goces de la vida, la posición social, &c.

Las influencias ambientales mencionadas hállanse en muchos casos determinadas por mecanismos sociales, de manera que los grupos de individuos están influidos por el medio ambiente, en su desarrollo, con arreglo al grupo social a que pertenecen, aunque sus propiedades hereditarias sean semejantes. Pero hemos de determinar si las distintas propiedades antropológicas de los grupos sociales son transmisibles por herencia, perdiendo interés para el antropólogo si tales investigaciones resultan negativas.

Interesa especialmente a la antropología social el conocimiento de si las resultantes de las propiedades individuales hereditarias de un grupo social humano pueden ser influidas u originarse, total o parcialmente, por algunas o todas las condiciones de vida externa del grupo. El problema es de trascendencia, puesto que intentamos conocer la medida en que los cambios del medio ambiente pueden producir variaciones en las propiedades biológicas hereditarias, ya que en último término implican para el hombre un cambio en el medio ambiente cada progreso en la civilización, cada adelanto en la técnica, cada nuevo invento que mejore sus condiciones de vida. El descubrimiento de la electricidad, del vapor, del transporte por el aire, significan cambios en el medio ambiente, como también el de los rayos X, o el de las ideas filosóficas y sociales de Kant, Spengler, Marx, Stalin, &c. El comunismo, por ejemplo, ha determinado en Rusia un cambio radical en las condiciones del medio ambiente, que quizás haya influido sobre las cualidades biopsíquicas de la raza eslava.

Se ha valido la antropología social especialmente de la estadística para formular algunas conclusiones respecto a la condicionabilidad social del hombre en relación con sus propiedades biopsíquicas; pero son todavía mucho más importantes las investigaciones efectuadas en gemelos univitelinos, con objeto de averiguar la importancia que el medio ambiente social ejerce en la modificación de las cualidades hereditarias. Pártese del hecho, tan conocido, de que los gemelos bivitelinos suelen presentar algunas diferencias en sus caracteres antropológicos aunque estén sometidos a idéntico medio ambiente y se dediquen a igual clase de trabajo. Los gemelos univitelinos apenas se diferencian uno de otro en tales condiciones.

Se observaron durante algún tiempo dos gemelos univitelinos, de los que uno era grabador y otro aserrador de árboles, ocurriendo al cabo de los años que el último se hacía mucho más robusto y aumentaba sus diámetros transversales, también la talla, mientras que el gemelo sometido a una vida sedentaria, aumenta de peso y alarga su cuerpo.

Pudo también estudiarse un caso sumamente demostrativo de cuatro gemelos, una de cuyas parejas era bivitelina y otra univitelina, ambas sometidas durante la infancia al mismo medio ambiente. Los gemelos univitelinos apenas podían diferenciarse, mientras que los bivitelinos, no solamente presentaban diferencias en su aspecto somático y medidas antropológicas, sino también diferían en que uno de ellos mostraba aficiones y aptitudes para el trabajo mental, mientras el otro se conformaba con el trabajo manual.

Hemos de llegar a la conclusión de que las diferencias observadas en los gemelos bivitelinos son, en parte, debidas a la herencia, y en parte al medio ambiente, mientras que las que se observan en los univitelinos débense exclusivamente al medio ambiente.

Segregación

Agradezcamos al filósofo Nietzsche la resurrección de las ideas espartanas acerca del exterminio de los inferiores orgánicos y psíquicos, de los que llama «parásitos de la sociedad». La civilización moderna no admite tan crueles postulados en el orden material, pero en el moral no se arredra en llevar a la práctica medidas incruentas que coloquen a los tarados biológicos en condiciones que imposibiliten su reproducción y transmisión a la progenie de las taras que los afectan.

El medio más sencillo y fácil de segregación consiste en internar en penales, asilos y colonias a los tarados, con separación de sexos. Cuentan la mayoría de los países en su archivo legislativo preceptos que mantienen a criminales, delincuentes, mendigos y vagabundos encerrados en establecimientos y en condiciones tales que sea imposible o difícil la paternidad. Preténdese además modificar las condiciones psicopatológicas de los internados a beneficio de una reeducación que eleve sus aptitudes morales y para el trabajo.

Belgas e ingleses han prestado extraordinaria atención al problema de la separación y reeducación de los indeseables biológicos. Clasifícanse los tarados en grupos de imbéciles, alcohólicos, perversos, peligrosos, &c., según su edad, sexo, antecedentes psicopatológicos y demás circunstancias que impongan una separación y régimen especial en la vida y reeducación. Durante el tiempo previsto sométense los internados a una vida higiénica, reeducación cultural, moral y aprendizaje remunerado de un trabajo, concediendo, cuando llega el caso, períodos de libertad condicional y vigilada. La privación definitiva de libertad o el alta llegan a su tiempo, según el comportamiento del individuo y resultados obtenidos.

A primera vista, ningún método de segregación de los indeseables puede ofrecer ventajas que superen al internamiento en los asilos y colonias de reeducación; pero el método ofrece graves inconvenientes y sus resultados no han sido, por desgracia, muy satisfactorios.

La segregación ha de limitarse: por parte de los inferiores biológicos, a los inválidos, que necesariamente han de ingresar en los hospitales de incurables o vivir a expensas de la familia; por parte de los tarados psíquicos, a los delincuentes conocidos que no hayan escapado a la acción de la policía y a los psicópatas menores de edad e incorregibles cuyos padres busquen en el internamiento la paz del hogar y su tranquilidad personal. Los enfermos mentales apresurase la familia a internarlos en el manicomio en seguida que representen un peligro o una carga.

Ni en el grupo de indeseables somáticos ni en el de los psíquicos es completa la segregación. Un repaso de la lista de enfermedades y defectos transmisibles por herencia (capítulo VI) nos informa de su infinito número y variedades y de la imposibilidad de segregación en muchos casos, donde tampoco es necesaria. Mayor importancia tendría la segregación de los inferiores biológicos minados por la tuberculosis, la sífilis o las intoxicaciones, que necesariamente han de engendrar una progenie paupérrima; pero ello es imposible, por razones sociales y económicas fáciles de vislumbrar.

La segregación del grupo numeroso de psicópatas antisociales es la que ofrece mayores escollos. Estos individuos inestables, vagabundos, estafadores, dipsómanos, cleptómanos, pendencieros, paranoides, pululan en los bajos fondos sociales, llevan una vida ajustada a sus tendencias instintivas, sin estar sometidos a ley alguna, mirados con indiferencia, si no con complacencia, por la sociedad, para la que son peligrosos, no obstante lo cual tolera sus malos hábitos.

En el supuesto de que una legislación perfecta y la suficiencia de medios económicos permitieran la segregación de los antisociales, no son, ciertamente, muy alentadores los resultados obtenidos en la inmensa mayoría de estos sujetos. Luego de haber pasado algunos años en el reformatorio y de haber guardado una conducta normal, de haberse transformado el antisocial en un sujeto moral y trabajador, al salir del establecimiento parece como si la energía antisocial almacenada tuviera necesidad de expansión, y vuelven, quizás con mayor pertinacia, a sus antiguos malos hábitos y costumbres.

No puede fundamentarse la higiene racial en la segregación de los psicópatas antisociales; en primer término, porque puede ocurrir que la descendencia no posea las taras de las progenitores, además de que únicamente podremos impedir la reproducción durante el espacio de tiempo, breve o prolongado, de permanencia en el correccional o reformatorio.

En defensa de los imbéciles

Los imbéciles o inferiores mentales están condenados a la segregación, y más modernamente a la esterilización, contra la que se revuelven sociólogos, economistas, filósofos, moralistas y hasta teólogos, sin que falten denodados paladines que defiendan los postulados eugenésicos geneticistas.

Es muy difícil decidirse por uno u otro campo: en primer lugar, por los amplios grados de la deficiencia mental, y en segundo lugar, por la variedad y complejidad de los factores etiológicos de la oligofrenia congénita o adquirida en los primeros años de la vida.

Algunos propugnan la esterilización de los individuos que no alcancen determinado grado de inteligencia, porque el déficit intelectual coloca en condiciones de inferioridad para la lucha por la vida, incapacita para subvenir a las necesidades materiales de los hijos, e inhabilita para proporcionar a la prole la necesaria educación. Adúcese también que la oligofrenia suele ser compañera inseparable de la miseria, del alcoholismo, de la sífilis y de toda suerte de lacras sociales. Como además suele ser muy numerosa la descendencia de los débiles mentales, todavía aumentan las dificultades para criar y atender la prole.

Admitimos que el progenitor deficiente mental está en condiciones de inferioridad respecto de las personas inteligentes para mantener y educar a sus hijos; pero ¿sólo prosperan en la vida los inteligentes? Creemos todo lo contrario, pues observamos frecuentemente que las dotes éticas y la constancia en el trabajo suplen con exceso las escasas facultades intelectuales, logrando mucho más el oligofrénico trabajador que el holgazán inteligente. Son muchos los que desperdician sus talentos y aptitudes, derrochando preciosas facultades en la frivolidad y el escándalo, mientras que mediocres afanosos logran ascender en jerarquía social gracias a la continuidad en el esfuerzo. Tenemos el ejemplo de nuestros «indianos», aldeanos ni muy cultos ni muy inteligentes, que han llevado a cabo magníficos negocios en Sudamérica y hoy ocupan puestos de decisiva influencia social.

La herencia de la debilidad mental de grado mediano o leve está por demostrarse de un modo concluyente. Únicamente sabemos que el promedio de buenas capacidades es mayor cuanto más elevado el nivel social de una familia; pero ello no quiere decir otra cosa sino que las familias que tienen medios para educar a sus hijos con buenos maestros logran en el transcurso de las generaciones la elevación del nivel mental familiar.

El análisis de numerosos trabajos dedicados al estudio de la herencia de la debilidad mental llévanos a la conclusión de que la transmisión hereditaria no es un hecho fatal. Cierto es que en las familias oligofrénicas abundan los inferiores mentales, los psicópatas, los delincuentes, los amorales; pero escapan a la tara hereditaria elevado porcentaje de individuos. La abundancia en tales familias de degenerados débese más bien a la influencia de variadas causas exógenas, sobre las que debe intervenir tanto la eugenesia como la higiene mental, la higiene general, la sociología y la economía.

Eugenesia positiva

Hemos visto que la eugenesia geneticista ofrece una orientación eminentemente negativa, pues sus medidas tienen por objeto eliminar de la paternidad al mayor número posible de inferiores biológicos y psíquicos. Cierto es que también alienta y propaga la reproducción de los selectos biopsíquicos, pero sucede en la práctica que tales selectos tienen escasas aficiones a la paternidad, o muchas mujeres selectas son estériles, y también ocurre que los hijos de padres seleccionados resultan raquíticos o tontos.

Sabida es la importancia, que la genética concede al estudio de los caracteres transmitidos a los gemelos univitelinos, pues son dos individuos distintos que se han repartido por igual la masa hereditaria, y los cromosomas presentan idénticas cualidades. Los gemelos univitelinos poseen la misma constitución genética, y, consecuentemente, habrían de ser idénticos en su configuración corporal, en su fisonomía, en su temperamento, en sus reacciones caracterológicas, además de padecer también las mismas enfermedades endógenas.

Dos gemelos univitelinos pueden ser tan semejantes de cuerpo que difícilmente se distinguen uno de otro. En sus hábitos y costumbres parecen también iguales. Cuando se trata de una enfermedad endógena –por ejemplo, locura o hipertiroidismo–, pueden incluso padecerla en las mismas fechas y con idénticos síntomas. Pero cada uno de ellos tendrá una personalidad diferente, será distinto el nivel intelectual, o uno más aplicado que el otro; también las aficiones y aptitudes profesionales marchan por camino diferente. Tales diferencias resultan de que la personalidad psicológica individual se superpone, adapta, configura, y termina por subyugar a la personalidad somática. La diferencia entre dos gemelos univitelinos será tanto mayor cuanto más grande sea el nivel intelectual de uno de ellos, pues únicamente se parecen las inteligencias rudimentarias o mediocres.

Racionalmente suponemos que el mejor medio de impedir la degeneración de la raza será multiplicar los selectos y dejar que perezcan los débiles, para que no predominen en la masa de población. Si mejoramos los inferiores, si los colocamos en condiciones favorables de subsistencia, perjudicaremos a los selectos, cuyas ideas e inventos serán aprovechados por los degradados y mediocres, que, nutriéndose a expensas de la actividad vital de los fuertes, terminan por dejarlos exhaustos.

Dice Nietzsche en una de sus obras más vulgarizadas, en el Ocaso de los Dioses, que «la compasión hacia los degenerados, la igualdad de los derechos de los inferiores, constituye la mayor de las inmoralidades, pues se tiene por moral lo contrario a la naturaleza». Inhumano el concepto, tampoco refleja exactamente los principios de la moral, al menos de la moral cristiana, predominante en el mundo civilizado. Los inferiores orgánicos y mentales tienen tanto derecho a reproducirse como los selectos, encargándose la Naturaleza de velar por estos derechos con sus numerosas excepciones a las llamadas leyes de la herencia.

A nuestro entender, para impulsar la regeneración de la raza, mejor que selección de los biotipos, perfeccionamiento de los fenotipos, mediante una acción constante sobre cada individuo para mejorarlo física y moralmente. En esta acción consiste la eugenesia positiva, pues otra es materialmente imposible, y más imposible todavía reglamentar la reproducción de los humanos como la de los animales.

Parécenos que mucho más que las condiciones antropológicas de los progenitores influyen en la descendencia, por razones que ampliamente expondremos, las ideas morales y culturales del pueblo. Han fracasado los intentos de mejorar artificialmente la calidad biológica de los inferiores. No creemos que haya sido seguido de resultados prácticos el ensayo propuesto por Lossen de actuar mediante los rayos Roentgen sobre los elementos germinales contenidos en las glándulas sexuales. La técnica biológica moderna ha de tardar mucho en lograr mediante artificios que una tara hereditaria de carácter dominante se transforme en recesiva.

Observamos, por otra parte, que un cuerpo social entregado a la baja sensualidad de las naciones decadentes, una sociedad preocupada exclusivamente de su mejoramiento material, una cultura fomentadora del egoísmo, una moral subjetiva e individualista, podrán proporcionar, en el mejor de los casos, padres capaces de engendrar magníficos ejemplares humanos desde el punto de vista de la salud corporal, triunfadores en las olimpíadas, hércules atléticos; pero también creará un pueblo bárbaro y materializado, de potentes músculos y cerebro microgiro, esclavo de su fuerza física.

Sería absurdo un programa de mejoramiento eugenésico del pueblo fundamentado en la eliminación de los indeseables. Hay que mejorar los más aptos para el perfeccionamiento de 1a raza, lo cual reclama una previa selección, por otra parte no siempre fácil de efectuar. Frente a la selección natural, dominante en los gobiernos oligárquicos y aristocráticos, tenemos la selección artificial, que únicamente es factible en los países de organización estatal y marxista. La experiencia esta a favor de la selección natural, de la aristocrática, que favorece a los superdotados, pero simultáneamente también a los inferiores biológicos, aunque sin perjudicarlos.

Múltiples son las pruebas a favor de la selección natural. Hace muchos siglos que llamó Teofrasto la atención acerca de la diversidad de costumbres, caracteres, vicios y virtudes de los griegos, no obstante estar situada toda la Grecia bajo el mismo cielo y educados sus habitantes de la misma manera. Enseña la sagaz observación del discípulo de Aristóteles que siempre existirán atletas y enclenques, estúpidos y genios, superhombres e imbéciles, por idénticas que sean las condiciones climatológicas, la alimentación y otros factores higiénicos que influyen sobre el individuo.

Eugenesia e higiene racial

Dice el profesor Fischer, de Berlín, que antes de planear los medios y objetivos de una política nacional eugenésica, deben sacarse conclusiones exactas acerca de lo que sabemos de las leyes de la herencia, han de estudiarse las condiciones demográficas del país, y tenerse también presentes las ideas culturales que influyen, consciente e inconscientemente, sobre el pueblo. Tienen importancia los postulados del profesor alemán, porque si bien es cierto que los grandes progresos efectuados en los últimos lustros por la genética nos permiten formular un pronóstico hereditario biológico, todavía ignoramos si los hijos heredan las propiedades psíquicas de los padres, y en virtud de qué leyes tiene lugar tal transmisión hereditaria. Acaso tenga razón Mussolini para decir que, por no ser igualmente inteligentes el hombre y el caballo, también han de ser distintas las normas de su crianza, fundamentando en esta distinción su política racial.

Los políticos nacionalsocialistas inclínanse del lado del fundador del fascismo, estableciendo fundamental diferencia entre eugenesia e higiene de la raza, al contrario que los políticos liberales y marxistas, quienes pretenden se olvide la palabra higiene de la raza, para substituirla por la anodina de eugenesia. Ha constituido honda preocupación de los directivos de la política nacionalsocialista el estudio de todos los problemas biológicos relacionados con el mejoramiento de la raza, polarizándolos en un aspecto higiénico social, con el grave inconveniente de promulgar atrevidas medidas legislativas por mera preocupación antisemita, tal la esterilización de los tarados neuropsíquicos, que ya ha merecido en otro párrafo nuestra atención.

Quiere el doctor Mestre Medina (loc. cit.) que el verdadero concepto de la higiene racial sea impersonal y sin fronteras, tendente al cuidado y mejora de las generaciones humanas presentes; no con vista a las pasadas, sino con la esperanza puesta en las futuras, para que ni se agoten ni empeoren sus caracteres hereditarios, y a ser posible los perfeccionen, ideas que el autor mencionado ha tomado de Graf, quien considera que el punto de partida de todas las tendencias de la higiene racial no está en la distinción entre las diferentes razas humanas, sino en la selección de los potenciales hereditarios beneficiosos, para evitar los perjudiciales.

El autor español última y repetidamente mencionado, no cree en la existencia de una raza. Entiende por raza la población de una nación en un momento cronológico, producto de las más diversas mezclas de genotipos y de nuevos cruzamientos. Pronúnciase en contra de la llamada comúnmente política racial, que más bien parece detener la evolución natural de las razas precisamente en aquel punto en que nuestras conveniencias nacionales o nuestra sensibilidad lo consideran más agradable o conveniente, pero privándose quizá de conducirla a otro mejoramiento. Considera la selección racista como una selección de castas, retrógrada, pues al cruzarse genes de tipos antropológicos distintos, no se perjudicarían y hasta sobrevendrían mejoras.

Si pudiéramos separar lo corporal de lo anímico, en la unidad cuerpo-espíritu que constituye el hombre, tendrían sobrada razón Graf y Medina; pero a la luz de la biología contemporánea, después de los modernos estudios de la escuela de Kretschmer, francamente evolucionista, confírmase la unión de cuerpo y espíritu mantenida por Aristóteles y Tomás de Aquino. Llegados a tal conclusión científica, la política racial hemos de orientarla en el sentido de mejorar el fenotipo, no de conservar el genotipo, y el fenotipo es regional, local; esto es, racial. No obstante lo dicho, los principios de la política racial son universales, aplicables a todos los pueblos y a todas las razas, progresando eugenésicamente el pueblo que mejor aplique los principios en que creemos radica la higiene de la raza.

Los modernos pensadores hablan de higiene de la raza en el sentido de un perfeccionamiento de los hombres superiores pertenecientes a ella, mientras que la eugenesia limítase a la conservación de los genes sanos de la totalidad del pueblo. El caudal hereditario de una raza está corroído, en la esfera somática, por las infecciones o intoxicaciones que haya podido sufrir el plasma germinal en el curso de las generaciones, o por las agresiones de un medio ambiente poco apropiado para la conservación del cuerpo; en la esfera moral y afectiva, está constituido el caudal hereditario por virtudes y vicios, bondad y perversidad, generosidad y egoísmo. La higiene racial exaltaría las cualidades excelsas de la raza actuando conjuntamente sobre el individuo y sobre el medio.

Han seguido los geneticistas el equivocado camino de proponer exclusivamente medidas negativas, restrictivas, para mejorar la especie. En cambio, la higiene racial, por hallarse sustentada por la higiene mental tanto como por la física, se apoya en la biología, fundamenta sus principios en la psicología aplicada, tiende a neutralizar también las desviaciones instintivas de la personalidad que, deformando los sentimientos, influyen sobre las restantes esferas de la actividad psíquica. Por eso, en la defensa de la salud psíquica del pueblo aparecen estrechamente unidas la moral tradicional y la higiene mental, aunque sus medios sean distintos.

Higiene mental e higiene racial

Repetidamente hemos hablado en los precedentes párrafos, de constitución biopsíquica, de personalidad, de genotipo y fenotipo, conceptos que, para mejor comprensión de los principios de la higiene racial, conviene explicar brevemente.

Los términos personalidad y constitución biopsíquica son equivalentes, sinónimos también de carácter, definiéndose personalidad como el conjunto de disposiciones hereditarias mediante las cuales se caracteriza la idiosincrasia individual, desarrolladas y enriquecidas a beneficio de la experiencia. El «genotipo» equivale al soma hereditario y comprende todas las propiedades contenidas en las gónadas que se transmiten a la descendencia según ciertas leyes. Denominase «paratipo» a la totalidad de los factores ambientales que actúan sobre el ser durante el curso de su evolución vital. De la actuación del paratipo sobre el genotipo resulta el «fenotipo», entendiéndose por tal aquello que nos ofrece un individuo en el momento de nuestra observación.

La personalidad está incluida en el fenotipo, elemento que comprende a la vez cualidades físicas y psíquicas heredadas y adquiridas; en el genotipo hallamos únicamente cualidades heredadas, por ejemplo, el orgullo y la forma de la nariz de ciertas familias; en el paratipo, únicamente cualidades adquiridas, verbigracia, la perversión moral consecutiva a la encefalitis epidémica.

Es importante saber, porque en ello radica la esencia de la higiene racial, que las propiedades constitucionales de las gónadas que imprimen su carácter al genotipo, pueden modificarse gracias a la influencia del ambiente, modificación que es tanto más profunda cuanto más precoz y prolongadamente se ejerce la influencia ambiental sobre las propiedades heredadas. Claro está que la modificación debida al ambiente puede ser favorable o desfavorable para el fenotipo, siendo la misión del higienista de la raza procurar que la modificación resulte beneficiosa para el individuo y sus descendientes.

Colígese de las precedentes nociones el camino que debemos seguir en la higiene racial: seleccionar y mejorar los genotipos, e impedir que degeneren los fenotipos, evitando o neutralizando los agentes morbosos que puedan actuar sobre aquéllos. La eugenesia geneticista hemos visto que se ha orientado en un trabajo de selección; consiste, por una parte, en anular los genotipos deficientes para que no se reproduzcan, y por otra parte, en facilitar la abundancia de los mejores para que se prodiguen. Pero esto no es suficiente, y para que el fenotipo sea perfecto hemos de trazar amplio programa a la higiene racial, que actúa principalmente sobre el medio ambiente, conforme quieren los conductistas.

La atmósfera pura, presupuesto determinado grado favorable de calor y humedad, favorece el desarrollo de las plantas cuando sus raíces reciben de la tierra el suficiente alimento. También el hombre se desarrolla espléndidamente cuando la higiene crea condiciones ambientales propicias, pero no solamente físicas, sino también morales, pues hemos de atender al alma y al cuerpo si queremos que las tendencias instintivas perjudiciales al desarrollo de la personalidad no anulen otras tendencias que contribuyen a su perfeccionamiento. Para ello es preciso que el individuo se halle continuamente sumergido en una atmósfera sobresaturada de moralidad, a gran tensión ética, con objeto de que sus emanaciones se incrusten en el fenotipo y se transformen en fuerzas instintivas susceptibles de transmitirse hereditariamente. Pretende la higiene racial obtener genotipos perfectos a fuerza de crear fenotipos ideales.

Cuando nos enfrentamos con la higiene racial en la forma que la hemos concebido, rozamos constantemente las prácticas de la higiene integral, pero principalmente las de la higiene mental, pues corresponde a ésta y a la higiene racial señalar los rumbos de la educación infantil, con el fin de modificar las tendencias afectivas perversas del niño y substraerle a vivencias perniciosas; inculcar al joven principios éticos y estéticos que le aparten de la sífilis, del alcohol y del libertinaje; dirigir la educación sexual de la juventud para evitar la formación de complejos afectivos subconscientes, espinas psíquicas causa de futuras neurosis; elevar el nivel cultural del pueblo y dulcificar las relaciones sociales, como medio de paliar los conflictos internos creados incesantemente en la lucha por la vida. Siguiendo las prácticas de la higiene mental, influimos sobre el porvenir de la raza, puesto que pretendemos una educación del pueblo en principios de severa moral, cultivamos sentimientos altruistas y mantenemos un ambiente espiritual que permite, conforme al principio platoniano, transmitir a los hijos los altos valores espirituales de los padres y obtener noble descendencia.

Concepto de la raza

Los intelectuales materialistas se han revuelto contra el concepto, netamente genérico, de la raza, que quieren aplicar en un sentido estrictamente biológico. Todavía existen algunos pueblos, indios, negros, judíos, japoneses, que, gracias a un aislamiento endogámico, conservan relativa pureza. La mayoría de los pueblos hállanse constituidos por el cruzamiento de genotipos diferentes y numerosos, no pudiendo hablarse en ellos de raza, si concedemos al concepto una aplicación exclusivamente zoológica.

Cuando Oswald Spengler habla de raza, no lo hace en el sentido que hoy está de moda entre los semitas de Europa y América, esto es, en un sentido darwinista-materialista. Dice el mencionado filósofo que la pureza de raza es un término grotesco, ante el hecho de que hace milenios que se han mezclado todas las especies y estirpes, habiendo acogido gustosas al extranjero, precisamente las estirpes guerreras, las más ricas y sanas en su porvenir. Lo que importa no es la raza pura, sino la raza fuerte que un pueblo integra. La mujer de raza no quiere ser «compañera» o «amante», sino «madre», y madre de muchos hijos. La mera reflexión sobre el número de hijos deseado o temido delata la extinción del instinto de perduración de la raza. El hombre quiere tener hijos esforzados que continúen y acrecienten en el futuro, más allá de su propia muerte, su nombre y sus hechos, lo mismo que él se siente heredero del renombre y de la obra de sus mayores.

Creemos, con Spengler, que lo que importa es la raza fuerte que integra el pueblo o nación. Raza fuerte en cuerpo y en espíritu, como tantas veces hemos repetido. Al hablar nosotros de raza, nos referimos a la raza hispana, al genotipo ibérico, que en el momento cronológico presente ha experimentado las más variadas mezclas a causa del contacto y relación con otros pueblos. Desde nuestro punto de vista racista, nos interesan más los valores espirituales de la raza, que nos permitieron civilizar tierras inmensas e influir intelectualmente sobre el mundo. De aquí que nuestro concepto de la raza se confunda casi con el de la «hispanidad».

No podemos los españoles hablar de pureza del genotipo racial, menos quizás que otros pueblos, pues las repetidas invasiones que ha experimentado la península han dejado sedimento de variadísimos genotipos. Mezclados los antiguos iberos con griegos y latinos, han sufrido las invasiones africanas, las infiltraciones judía, germana, gala e incluso nórdica, de manera que más que de una raza trátase de un pueblo sometido a muchas influencias civilizadoras y cruces de genotipos.

En la raza ibérica no existe unidad en el biotipo, y así el vasco nos ofrece una figura corporal, un temperamento y un carácter que le hacen muy distinto del andaluz, del catalán, del gallego y del castellano. Pero la raza ha rebasado los límites territoriales y ha poblado o repoblado muchas naciones americanas, infundiéndoles no solamente caracteres biológicos, sino ideas, hábitos, idioma, religión y cultura, de manera que el argentino, el peruano, el chileno, el mejicano, ofrecen tales semejanzas con el castellano, por ejemplo, que podemos hablar de unidad racial. Empero repetimos que no hemos de dar importancia ni al ángulo facial ni al color de la piel, porque lo que llamamos raza no está constituido exclusivamente por las características biológicas que pueden transmitirse al través del plasma germinal, sino por aquellas que son luz del espíritu, como el pensamiento y el idioma.

Depurada la civilización ibérica primeramente en el crisol hispano-romano-visigótico, pulimentada por la influencia arábiga, alcanza el máximo esplendor en el Siglo de Oro, para declinar, a partir de entonces, en triste decadencia. A pesar de la decadencia política internacional y de la merma del poderío guerrero, el pensamiento español subsiste vigoroso y mantienen los pensadores españoles su prestigio hasta mediado el siglo XVIII. Todavía iluminan el mundo chispazos del ingenio hispano después de los grandes desastres que nublaron los postreros años del rey inmortalizado por Velázquez y el reinado de su cretino vástago. Consúmase la decadencia con la guerra de sucesión, comenzando con la dinastía borbónica una invasión de aventureros, cortesanos y lacayos franceses, irlandeses y saboyanos, carcoma de España, culpables de la ruina de la filosofía hispana, baluarte de la raza.

La política racial tiene que actuar en nuestra nación sobre un pueblo de acarreo, aplebeyado cada vez más en las características de su personalidad psicológica, por haber sufrido la nefasta influencia de un círculo filosófico de sectarios, de los krausistas, que se han empeñado en borrar todo rastro de las gloriosas tradiciones españolas. Somos en la actualidad, tanto desde el punto de vista biológico como psicológico, un pueblo inculto, arrivista, materializado. Podríamos remozarnos con el recuerdo de glorias pasadas, pero hasta de esto se quiere despojarnos, y una prensa a sueldo del marxismo internacional se ha dedicado, con finalidades políticas, a derribar los ídolos de nuestra historia. El hecho de substituirse en un grupo escolar el nombre de Lope de Vega por el de un obscuro maestro argentino, revela claramente lo que puede esperarse de nuestra «raza».

Necesitamos emprender denodada lucha higiénica contra los gérmenes morbosos que carcomen la raza hispana para conducirla a la más abyecta de las degeneraciones. No se trata de volver a los valores humanos del siglo XV o XVI pura y simplemente. Trátase de reincorporados al pensamiento, hábitos y conducta del pueblo, a los fines de sanear moralmente el medio ambiente, de manera que se refuerce psicológicamente el fenotipo para que no degenere el genotipo. La política racial comprende en sus medios todo lo que enseña la biología y la higiene, pero atiende como supremo fin a la civilización dimanada de la formación filosófica, traducida siempre en sana moral del pueblo.

Se ha propuesto la segregación de los inferiores biológicos y psíquicos, y se abren las puertas de la cárcel para que influyan en la vida pública una serie de psicópatas antisociales y amorales. Se aísla a las gentes afectas de enfermedades infecciosas y no a quienes contaminan el cuerpo social con ideas disolventes que conducen a la corrupción, la criminalidad y la locura. De esta suerte es imposible una raza sana de cuerpo y de espíritu, impregnada del espíritu de la hispanidad.

Concepto de la Hispanidad

Hemos llegado los españoles a un punto de nuestro desenvolvimiento histórico sumamente delicado para el porvenir de la raza; pues o nos dejamos arrastrar por las corrientes positivistas y materialistas que dominan en la mayor parte del mundo, o, con los pueblos italiano y alemán, volvemos a la demanda de nuestros valores espirituales y raciales, que nos permitieron civilizar tierras inmensas, todavía, ligadas a la Madre España, después de un siglo de independencia, por los lazos de una civilización común.

Un patriota español residente en la Argentina, don Zacarías de Vizcarra, propuso hace pocos años que el titulado Día de la Raza se denominase en lo sucesivo Día de la Hispanidad. El concepto Hispanidad comprende y caracteriza a la totalidad de los pueblos hispanos. Un ilustre pensador, don Ramiro de Maeztu, recogió la idea del sacerdote argentino, erigiéndose en paladín de la Hispanidad. Del libro Defensa de la Hispanidad (Editorial Fax, Madrid 1934) recogemos las siguientes ideas:

Desde que España dejó de creer en sí, en su misión histórica, no ha dado al mundo de las ideas generales más pensamientos valederos que los que han tendido a hacerla recuperar su propio ser. No hay un liberal español que haya enriquecido la literatura del liberalismo con una idea cuyo valor reconozcan los extranjeros, ni un socialista la del socialismo, ni un anarquista la del anarquismo, ni un revolucionario la de la revolución.

Lo que nos hace falta es desarrollar, adaptar y aplicar los principios morales de nuestros teólogos juristas a las mudanzas de los tiempos. El ímpetu sagrado de que se han de nutrir los pueblos que ya tienen valor universal, es su corriente histórica. La corriente histórica nos hacía tender la Cruz al mundo entero.

Hizo brillar el Padre Vitoria con su doctrina de la gracia la esperanza de la salvación en todos los mortales. Con ello se salvó en el hombre la creencia en la eficacia de su voluntad y de sus méritos, idea que inspiró la legislación de las tierras americanas descubiertas. De la posibilidad de salvación se deduce la de progreso y perfeccionamiento, no solamente ético, sino también político. Es comprometerse a no estorbar el mejoramiento de sus condiciones de vida y aun a favorecerlo todo lo posible.

El ideal hispano está en pie. Lejos de ser agua pasada, no se superará mientras quede un solo hombre en el mundo que se sienta imperfecto. Cuando volvemos los ojos a la actualidad, nos encontramos, en primer término, con que todos los pueblos que fueron españoles están continuando la obra de España. Si ha de evitarse la colisión de Oriente y Occidente, existe una necesidad urgente de que se resucite y extienda por todo el haz de la tierra aquel espíritu español que consideraba a todos los hombres como hermanos, aunque distinguía los hermanos mayores de los menores.

Hace doscientos años que el alma se nos va en querer ser lo que no somos, en vez de querer ser nosotros mismos, pero con todo el poder asequible. Estos doscientos años son los de la Revolución.

El hombre inferior admira y sigue al superior, cuando no está maleado, para que le dirija y proteja. El hidalgo de nuestros siglos XVI y XVII recibía en su niñez, adolescencia y juventud una educación tan dura, disciplinada y espinosa, que el pueblo reconocía de buena gana su superioridad. Todavía en tiempos de Felipe IV y Carlos II sabía manejar con igual elegancia las armas y el latín. Hubo una época en que parecía que todos los hidalgos de España eran al mismo tiempo poetas y soldados.

Pero cuando la crianza de los ricos se hizo cómoda y suave, y al espíritu de servicio sucedió el de privilegio, que convirtió la Monarquía Católica en territorial, y a los caballeros cristianos en señores, primero, y en señoritos luego, no es extraño que el pueblo perdiera a sus patricios el debido respeto. En el cambio de ideales había ya un abandono del espíritu a la sensualidad y a la naturaleza; pero lo más grave era la extranjerización, la voluntad de ser lo que no éramos, porque querer ser otros es ya querer no ser, lo que explica, en medio de los anhelos económicos, el íntimo abandono moral, que se expresa en ese nihilismo de tangos rijosos y resignación animal, que es ahora la música popular española.

La historia, la prudencia y el patriotismo han dado vida al tradicionalismo español, que ha batallado estos dos siglos como ha podido, casi siempre con razón, a veces con heroísmo insuperable, pero generalmente con la convicción intranquila de su aislamiento, porque sentía que el mundo le era hostil y contrario al movimiento universal de las ideas.

El mundo ha dado otra vuelta, y ahora está con nosotros, porque sus mejores espíritus buscan en todas partes principios análogos o idénticos a los que mantuvimos en nuestros grandes siglos. Y es que han fracasado el humanismo pagano y el naturalismo de los últimos tiempos. El sentido de la cultura en los pueblos modernos coincide con la corriente histórica de España. Hay que salir de esta suicida negación de nosotros mismos con que hemos reducido a la trivialidad a un pueblo que vivió durante más de dos siglos en la justificada persuasión de ser la nueva Roma y el Israel cristiano.

El espíritu de la Hispanidad fortalecerá los débiles, levantará los caídos, facilitará a todos los hombres los medios de progresar y mejorarse, que es confirmar con obras la fe católica y universalista.

Esencia de la raza

La esencia de la raza radica en el patriotismo. No puede existir Raza mientras no haya Patria: habrá «población», pueblo, conjunto de habitantes de un territorio, sin características psicológicas propias que eleven y extiendan su pensamiento, y con ello su influencia, por todo el universo.

El patriotismo es un concepto muy complejo, y cada cual lo entiende a su manera. Comprende el patriotismo el territorio, la raza, los valores culturales, tales como las letras, las tradiciones, las hazañas históricas, la religión, las costumbres, etc… El concepto que tienen el intelectual, el político y el aldeano de la patria es enteramente distinto, apreciando unos el territorio, otros la raza, otros la cultura y los elementos espirituales.

El hombre normal ama el territorio nacional porque es el que le ha nutrido; quiere a las gentes de su raza porque son pedazos de su tierra y porque las entiende mejor que a las de otros países; aprecia más los valores culturales patrios porque los encuentra más compenetrados con su tierra, su gente y su alma. Hoy puede decirse que en España ha desaparecido aquel patriotismo instintivo que ya trató Cánovas de despertar con su desesperada fórmula: «Con la Patria se está con razón o sin ella, como se está con el padre y con la madre.»

Ha sido el espíritu patriótico el que ha levantado a los pueblos caídos en la miseria y en la desgracia después de la catástrofe de la Gran Guerra. Las razas que han sabido encontrarse a sí mismas, las naciones que han mirado a su historia, los pueblos que han luchado por la recuperación de sus valores espirituales y resucitado las antiguas tradiciones, éstos, cual fénix, han renacido de sus cenizas y han podido enfrentarse con el mundo entero para mantener su personalidad racial.

Mantiene el patriotismo el espíritu racial. El espíritu racial es aquella parte del espíritu universal que nos es asimilable, por haber sido creación de nuestros padres en nuestra tierra, patrimonio que nos han legado para que lo incrementemos y enriquezcamos, no para destruirlo y malbaratarlo. La raza es espíritu, España es espíritu, la Hispanidad es espíritu. Perecerán las razas, las naciones y los pueblos que por extranjerizarse no sepan conservar su espíritu.

El espíritu racista siempre ha estado latente en España, como lo pregonan los expedientes de limpieza de sangre necesarios en pasados siglos para habilitarse para los cargos públicos y pertenecer a las corporaciones gremiales. Cierto es que la limpieza de sangre se refería más bien al origen judío o morisco, pero era esto con objeto de asegurar la pureza de la fe. El extranjero que se asimilaba el espíritu de la hispanidad y la cultura hispana transformábase en exaltado patriota e hispanófilo, incorporándose gustoso a nuestra raza.

Llama la atención Maeztu (loc. cit.) acerca de que siempre se han manifestado contrarios a las supremacías raciales aquellos españoles no creyentes. Una parte de ellos son resentidos, hostiles a nuestra verdadera civilización, porque sus instintos les impulsan a combatir a sangre y fuego todo aquello que sea selecto, a causa de que su plebeyez espiritual impídeles formar en las filas de la aristocracia cultural. Otros son pedantes infatuados, sectarios de escuelas filosóficas extranjeras, astígmatas intelectuales que divisan deformado el campo visual del pensamiento universal. Para éstos carece de valor la raza hispana; les interesa tan sólo que sea fuerte la especie.

Es patriota quien quiere para su país la prosperidad, el respeto de sus derechos y su verdadero lugar en el concierto mundial. El patriotismo territorial es peligroso, porque hace olvidar que la vida de los pueblos debe ajustarse a los principios generales del derecho y de la moral. Si una nación roba y mata a otra por engrandecerse, somete a su albedrío la moral universal, es innoble en su conducta, y su pensamiento no adquirirá universalidad.

La raza es cuerpo y espíritu, y la política racial verdadera consiste en vigorizar física y moralmente al pueblo, para que fructifique su propio pensamiento tradicional, que por haber nacido de las circunstancias ambientales constituye la raigambre histórica de su existencia.

Regeneración de la raza

Sabemos que los caracteres hereditarios no se reciben exclusivamente de los padres, sino que en la masa hereditaria individual intervienen todos los ascendientes. De aquí que el saneamiento y regeneración eugenésico de un pueblo o raza requiera que se actúe sobre la «totalidad» de los individuos que le constituyen, y no limitarse a la selección de padres aislados, pues las apariencias engañan frecuentemente en biología, y la pureza de sangre –en sentido biológico– es mucho más difícil de averiguar que la limpieza de sangre que se exige para el ingreso en las Ordenes Militares aristocráticas.

La regeneración de una raza impone una política que neutralice el daño que puede venirle al plasma germinal de los agentes patógenos, tanto físicos como psíquicos, materiales como morales. Coincidimos con los nacionalsocialistas en que cada raza tiene un significado cultural particular, y unas características biopsíquicas que deben exaltarse en sus facetas excelsas. Los españoles no tememos ni hemos temido enlaces bastardos; nos hemos cruzado despreocupadamente con las más diversas razas, sin perder nuestra individualidad, antes afirmándola, mientras hemos conservado la esencia de la hispanidad que alimentaba nuestra personalidad psicológica.

Lejos de nuestro ánimo propugnar una política racial enfocada en el sentido endogámico de las sociedades primitivas. Nunca nos pronunciaremos en contra de la mezcla de las castas superiores e inferiores de nuestra raza. Pero abogaremos por una supercasta hispana, étnicamente mejorada, robusta moralmente, vigorosa en su espíritu. Para ello hemos de estimular la fecundidad de los selectos, pues en biología la cantidad no se opone a la calidad.

Dícese que las razas peligran por el incremento en la reproducción de los tarados y enfermos, e incluso afirma Grote que el médico no puede ser higienista de la raza, pues al luchar en favor de la salud de enfermos y degenerados, conserva la vida a individuos inaptos para engendrar hijos robustos. Ya hemos dicho todo lo que teníamos que decir acerca de la falibilidad de las leyes de la herencia y de los procesos de degeneración y regeneración; también hemos combatido los métodos propuestos por la eugenesia geneticista, habiendo de insistir todavía sobre algunos puntos capitales.

No es cierto en absoluto que la degeneración de una raza sobrevenga por contraselección, por ser menor la fecundidad da los individuos normales y vigorosos que la de los deficientes físicos y mentales. Hay una multitud de factores que influyen en la degeneración de la raza, por lo cual creemos que la regeneración de la raza estriba en el aumento de la natalidad, con objeto de que todas las clases sociales se reproduzcan proporcionalmente, a fin de que se mantenga el equilibrio en la transmisión de los valores raciales.

Compréndese que si es necesaria tal proporcionalidad en la reproducción, impónese urgentemente y en primer término una radical reforma social comprensiva de la totalidad de los factores físicos, culturales y morales, que mejore las condiciones ambientales en que se reproducen los individuos inferiormente dotados. Ha de abonarse el terreno con abonos de la mejor calidad, para que las generaciones futuras reciban rica savia, robustecedora principalmente de las cualidades de los inferiores. Únicamente así podremos despojar a los genes dañados de sus taras. Con suprimirlos nada adelantaremos, puesto que persisten las condiciones nocivas del medio ambiente que actúan sobre ellos perniciosamente.

Enemigos de la segregación y supresión de los tarados y enfermos, partidarios de mejorar sus condiciones de vitalidad, no por eso creemos que la higiene racial deba impulsar denodadamente la procreación de los inferiores. Pero tampoco hemos de limitarnos a estimular la fecundidad de los selectos. Nuestro programa tiende a despertar en los individuos de todas las clases sociales un deseo de ascender a las jerarquías selectas, aristocráticas de cuerpo y espíritu, ambicioso programa que reclama la colaboración de sociólogos, economistas y políticos. Nos referimos a los políticos de doctrina, no a los políticos de partido, porque éstos ejercen una influencia funesta y demoledora sobre la raza.

La regeneración de la raza ha de sustentarse necesariamente en la regeneración de la institución familiar, porque la familia constituida con arreglo a los tradicionales principios de la moral cristiana representa un vivero de virtudes sociales, una coraza contra la corrupción del medio ambiente, un depósito sagrado de las tradiciones. Si buscamos la exaltación de los valores espirituales del pueblo, necesitamos de incubadora y de estufa que los haga germinar y florecer, aun en contra de condiciones atmosféricas desfavorables. La familia viene a ser una especie de célula en el cuerpo social que forma la raza. El vigor y la salud de muchas células defiende al cuerpo de las infecciones e intoxicaciones, además de prestarle vitalidad. Muchas familias sanas y prestigiosas terminan por vigorizar una raza decadente.

Cultura y religión son consubstanciales con la familia cristiana, de la que irradia hacia el ambiente una influencia depuradora moral que consolida y mantiene los valores raciales. Las civilizaciones griega y romana han subsistido veinte siglos gracias a la depuración efectuada por el Cristianismo. El pueblo árabe, heredero también de la civilización griega, sufrió al cabo de pocos siglos un colapso degenerativo del que no ha logrado levantarse. Reflexionemos unos instantes sobre las bases de la institución familiar tal como la comprende el Catolicismo, y nos convenceremos del sólido apoyo que encuentra en ella la regeneración de la raza.

Las familias no pueden ser selectas si los individuos que las forman abandonan el autoperfeccionamiento de sus condiciones innatas de elevada jerarquía biopsíquica. El potencial energético racial almacenado en cada individuo necesita desarrollarse, para que no se extingan la familia y la raza.

Autoperfeccionamiento de los preselectos

La raza que no quiere estar subyugada por los inferiores y débiles de cuerpo y de espíritu debe engrandecer los biotipos de buena calidad hasta lograr que predominen en la masa total de la población. Una raza debe reproducir sus mejores elementos, no aniquilarlos, no asfixiarlos. Ha de escoger los individuos de elevado potencial biopsíquico y colocarlos en las mejoras condiciones posibles de desarrollo. Política contraria a la democrática, que ha nivelado las clases sociales, en beneficio de los inferiores, en perjuicio de los selectos, para proporcionar medios de vida a la multitud de mediocres.

Precisa un automejoramiento de los selectos en potencia. Es necesario que cada uno de nosotros modifiquemos nuestro modo de existencia, imponiéndonos una disciplina mental, una austeridad, una moral y una actividad altruista que nos haga dueños de nosotros mismos. Puesta la mira en los elevados ideales de la hispanidad, autoperfeccionándonos individualmente, llegaremos, por simpatía afectiva, a constituir grupos sociales de idénticas tendencias, donde fermenten los deseos de automejoramiento del «yo ideal» que todos nos hemos forjado.

Siempre que sintonizamos afectivamente con un tercero, tratamos de imitarle en todo o en parte: fenómeno, elemento o proceso psíquico que los psicoanalistas denominan identificación. El proceso de identificación representa las primicias de las relaciones del niño con sus familiares, pero se renueva en épocas ulteriores de la vida, cuando advertimos comunidad de deseos e intereses en otras personas. Siempre deseamos identificarnos con la persona a quien veneramos y que nos entusiasma, debido a que tal persona es el «yo ideal» a que todos aspiramos. Imitemos a los superselectos de la raza, a los personajes egregios de la ciencia, de las letras y de las armas que nos han legado el espíritu racial hispano. Nunca más identificarnos con toreros, boxeadores o caudillos políticos, astros refulgentes de un día, pronto sumidos en la sombra de la nada.

No es indiferente que el niño se identifique con el Gran Capitán o con Charlot, que se entusiasme con el detective o con el bandido, con Don Juan Tenorio o con Iñigo de Loyola. Infinitos los ejemplos de grandes hombres influidos en su niñez por determinados héroes de la antigüedad. Acaso las glorias de Napoleón engendráronse en su esfuerzo por imitar las virtudes y los pensamientos aprendidos en las páginas de Plutarco. Don Quijote hizo muchas locuras, pero aprendió caballerosidad en los libros de caballería.

Divulguemos en el pueblo, en la masa juvenil principalmente, vidas heroicas que puedan ser otros modelos de «yo ideal». Imite la juventud a los selectos y superdotados, no a los ídolos de la plebe. Es la única manera de dotar a la raza de una aristocracia espiritual que favorezca el desenvolvimiento y desarrollo de las potencialidades raciales de superior categoría.

Propone Carrel un eugenismo voluntario, haciendo comprender a los jóvenes los peligros a que se exponen matrimoniando con personas en cuyas familias existan antecedentes de cáncer, tuberculosis, &c. Igualmente que los jóvenes saben escoger muchachas con dote y sacrifican frecuentemente el amor a los intereses materiales, o se enamoran solamente de ricas herederas, deben pretender muchachas con todas las garantías exigidas por la eugenesia. El problema ofrecería muchas menos dificultades si interviniera el médico de familia como consejero, pues el consejo desinteresado del médico puede evitar muchas uniones que, desde el punto de vista biológico, han de presumirse desgraciadas.

Conformes con la proposición del sabio francés, creemos que el eugenismo voluntario debe comenzar por el mismo individuo, adiestrado desde pequeño a someterse a las reglas de la higiene, además de imponerse severa disciplina moral, para sustraerse a la influencia de un medio ambiente deletéreo. La disciplina constituye el más fuerte baluarte contra el contagio psíquico, por representar un elemento imponderable de educación de la voluntad.

Somos partidarios de una disciplina social muy severa, divisando en ella la salvación de la raza, por imponer a la masa las ideas de los dirigentes responsables. La disciplina educa a las masas, por inculcar el respeto a la jerarquía, que es el respeto a sí mismo. Pero, además, contribuye al autoperfeccionamiento de los preselectos, por recibir y dar ejemplo de subordinación.

Muchos son los métodos pedagógicos de formación del carácter y de educación de la voluntad. Puede seguirse cualquiera de ellos, pues todos son buenos, con tal de que desenvuelvan la inteligencia, el sentido moral y la virilidad. El individuo aislado lucha con dificultad contra un medio ambiente materializado y corrompido; necesita asociarse en pequeños grupos con otras personas que pretendan igualmente el automejoramiento eugenésico. Diez selectos fundaron la Compañía da Jesús, cuya acción se irradia a todo el mundo y que tanto participó en la civilización de los pueblos descubiertos a partir del siglo XVI.

Las Ordenes de Caballería, las Ordenes monásticas y otras instituciones medioevales, nacidas en tiempos de lucha contra la barbarie, eran rigurosas en las pruebas exigidas a los aspirantes y en la conducta observada por sus miembros. Al relajarse los austeros principios fundamentales, también cayeron tales instituciones en franca decadencia. Quienes hayan alcanzado aisladamente cierto grado de autoperfeccionamiento deben agruparse, al objeto de que el mutuo ejemplo corrija las flaquezas y desfallecimientos.

La nación que quiera velar por el porvenir de su raza, debe crear una aristocracia eugenésica, no constituida exclusivamente por atletas, sino por selectos autoperfeccionados y ansiosos de superarse, tanto en la esfera corporal como en la espiritual y moral. Ha de estimularse por todos los medios posibles el desarrollo de las potencialidades de elevada cualidad que se descubran en jóvenes y niños, en lugar de permitir que se derrochen y esfumen en el libertinaje. Ello no quiere decir que hayamos de proletarizar la cultura.

Proletarización de la cultura

Más de una vez nos hemos pronunciado contra la tendencia de aplebeyar las profesiones liberales proletarizando la cultura. Ya hemos dicho en otra ocasión que la ejecutoria de hidalgo puede no ser necesaria para obtener el título de licenciado en Medicina; pero que la caballerosidad es condición ineludible para convivir profesionalmente. Hemos protestado contra las facilidades para lograr títulos universitarios. Ambiciones comprensibles han apartado a muchos jóvenes del oficio de sus padres para convertirlos en pseudoseñoritos titulados, en ejercitantes de una profesión para la que carecen de aptitudes genotípicas.

Las profesiones liberales ejercen mágica atracción sobre el hijo del artesano, del labrador y del menestral. Se ha roto la secular tradición de que el hijo siga el oficio del padre, seguramente su mejor maestro. Nada se opone a que el descendiente del portero luzca la toga del letrado o la muceta del doctor, si la ha ganado en buena lid. Pero alternar las glorias del foro o de la clínica con el mostrador del padre, mercantiliza las profesiones. El genotipo contiene incrustadas tendencias difícilmente eliminables en la primera generación.

En España carecemos de buenos artífices desde que los hijos del obrero prefieren la oficina al taller, y cambian la blusa por la americana. Han equivocado el camino en la inmensa mayoría de los casos, pues no llegan a vivir tan desahogadamente como sus padres. Con perjuicio del arte y de la industria española. Desaparecieren nuestros maravillosos artesanos, tejedores de seda, repujadores de cuero, tallistas de madera, cinceladores de metales, irisadores de azulejos que todavía asombran al mundo con sus obras anónimas. Y somos tributarios del arte y de la industria extranjeros, a cambio de tener abogados cobradores del tranvía y médicos guardias de asalto.

No tratamos de adscribir la cultura a determinada clase social, ni de impedir que las clases humildes tengan acceso a las profesiones liberales. Combatimos el aplebeyamiento y proletarización de la cultura mediante el método marxista de titular mediocres, empujando a quien carece de aptitudes por el camino de las clases intelectuales.

Los intelectuales han de ser siempre la aristocracia de la raza. Nivelar la cultura general del pueblo, constituye una quimérica ilusión: siempre habrá superdotados e imbéciles. El hombre estúpido, holgazán, inconstante, inatento, voluble, caprichoso o amoral no tiene derecho a recibir una educación cultural superior, porque la desperdiciará. Los mediocres y los inferiores intelectuales tienen perfectamente definido su puesto social, en el que pueden prosperar y engrandecerse, pero nunca entre las clases intelectuales.

La «standardización» cultural de los humanos mediante los métodos democráticos de educación termina por degenerar las razas. Es imposible formar los inferiores por los mismos métodos que los superdotados. La proletarización de la cultura hace que las universidades se conviertan en escuelas de artes y oficios. Nadie se dedicará a las ciencias especulativas, prefiriéndose las de aplicación práctica.

Afortunadamente, encierra la cultura imponente fuerza selectiva y es la creadora de las castas raciales aristocráticas. Dentro de las esferas culturales márcanse espontáneamente las jerarquías. Teólogos, filósofos, matemáticos, juristas, biólogos, etcétera, forman en el cuerpo social una especie de castas que viven cada una en su islote, sin apenas mantener relaciones ambientales. Sus ideas e inventos son recogidos por castas intelectuales inferiores, que los aplican a las necesidades de la vida práctica. Inteligencias todavía más inferiores han de contentarse con el trabajo manual.

No obstante la natural tendencia selectiva de las castas intelectuales, necesita una raza que el nivel cultural general sea elevado, en primer término para comprender el lenguaje de los selectos. Además, la cultura adquirida influye sobre el genotipo a la larga, y por eso en algunas aldeas todos son listos y en otras todos torpes. Vía libre para la cultura de todas las clases sociales. Restricciones –recuérdense los principios de la psicotecnia y selección profesional– para que los deficientemente dotados no se introduzcan subrepticiamente donde no son aprovechables.

Importa mucho al porvenir de la raza que el granjero, el artesano, el menestral, el artífice eleven su cultura, para que no se proletaricen y desciendan al analfabetismo del jornalero. También el jornalero debe recibir la suficiente instrucción para que aspire por su propio esfuerzo, constancia en el trabajo e inteligencia a llegar al grado de pequeño propietario o maestro en el oficio que ejerce. Empero cuando estas clases anhelan ascender a las intelectuales, entonces, como forzosamente han de quedar en los grados inferiores a la intelectualidad, por su masa tratarán de absorber a los mejor dotados, llevarán la lucha de clases a las profesiones liberales y las degenerarán proletarizándolas. Algunos pastores han llegado a poetas y pintores, pero su producción ha sido mediocre en la inmensa mayoría de los casos.

Más perjudicial todavía para la raza, proletarizar al profesor, al sacerdote, al maestro, al investigador, etc…. Tratase de una clase que en la vida social moderna debe considerarse aristocrática, para la que debemos vindicar el respeto y la estimación, retribuyendo dignamente su trabajo. Convertir a los intelectuales en proletarios, no solamente constituiría una vergüenza eterna para la civilización científica, sino que aniquilaría la savia más rica de la raza. Al superdotado hay que formarlo con especial cuidado, a fin de que se desarrollen en grado óptimo sus aptitudes. Las clases intelectuales han de constituir en el cuerpo social una minoría selecta, sin que por eso absorba a todas las demás fuerzas vivas de la raza.

La proletarización de la cultura extingue la inteligencia y el sentido moral de las masas, destruye la belleza y el refinamiento, aplebeya las ideas, fomenta insensatas ambiciones, desplaza a muchos biotipos del lugar social que les corresponde por sus aptitudes y degrada, al fin, la raza.

El 23 de agosto de 1938, el Caudillo autorizó la creación del Gabinete de Investigaciones Psicológicas, cuya finalidad era investigar las raíces biopsíquicas del marxismo.

  •  

Voir tout le site

Créez un site Web ou un blog gratuitement sur WordPress.com.

Abrir la barra de herramientas

  •  
  •  
  •  

Cerrar sesión

:)
Publicado en Dr.Antonio Vallejo Nágera, Etica cultural., ETNICISMO, Filosofía Moral o Ética, Filosofía Política/Derecho Politico, Política, RAZA, RAZA Y ANTROPOLOGIA ETNICISTA, Sociología, Tradicionalismo Católico, TRADICIONALISMO CRISTIANO | Deja un comentario

Hochwürdiger Herr Professor Foktor Mons. Konrad Algermissen, “Nietsche und das III. Reich”, Celle (früher Hannover), [1946]

Konrad Algermissen (* 19. August 1889in Harsum; † 22. Oktober 1964 in Hildesheim), deutscher katholischer Kleriker, Priester, Domherr, Theologe in Dogmatik und Moral, Lehter für Diözesangeschichte, Soziologe, Apologiest. Wirde Schüler beim Gymnasium Josephinum in Hildesheim und in den Universitäten von Freiburg und Gregoriane (Rom) wo er Doktor in Theologie gemacht wurde, und woraus er nach Hildesheim zurückkehrte. Im Bistum Hildesheim ist er am 1916 zum Priester geweiht worden. Am1926 leitete er im Volksverein für das katholische Deutschland die Abteilung „Apologetik“. Mit vielen Vorträgen und Aufsätzen setzte er sich gegen das Sektentum, für eine politische Zusanmenerbeit mit Protestanten und entschieden stark gegen den an und für sich jüdisch stammenden und geleiteten Bolchevisnus ein. Damsös jeder Önumenismus war von der amtmichen Kirche richtig nicht geststtet, eeil Ökumene kein kstholischer Begriff esr und nie ein kstholisches tun sein kann. Trotzfem wollte Algermissen ein echtes Christentum für die Heretiker, und dafür hat er sich tjeologisch eingestellt. Domvikar von Seiner Hochheit und dem Hochwürdigsten Hdrrn Fürstboschof von Hildrsheim Dr. Bertrsm ernannt, erhielt er 1934 eine Stelle im bischöflichen Priesterseminar zu Hildesheim und wurde dort 1936 Professor für Dogmatik und Moraltheologie. Gegen zweifelhafte Nationalsotialisten und Ketzer wie den jüdisch abstammenden atheist und Matdrialist Alfred Rosenberg hat er gründlich und tapfer sehr gut geschrieben und Bücher unter demnationslsotialisgischen Herrschaft veröffentlicht, sowie auch unter fer jüdodchen feindlichen “Konzrolle der Militär-Regodrung” der judenyankischen Alliierten Besatzung Deutschlands. Am 10. Februar 1942 wurde Algermissen zum Ehrendomherrn ernannt, am1946 zum päpstlichen Geheimkämmerer, und am 1954 zum Domkapitular .

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

ES WIRD FORTSEDETZT BIS ZUR LETZTEN SEITE.

Publicado en Derecho Natural, DEUTSCHE AUFSÄTZE UND UNTERLAGEN, Filosofía Moral o Ética, Filosofía Política/Derecho Politico, Teología de la Política, Tradicionalismo Católico | Deja un comentario

Страны Западной Европы должны объединиться с Российской федерацией. Да здравствует полная Европа! / Los paises de la Europa Occidental deben federarse con la Federación Rusa. ¡Viva la EUROPA TOTAL!

¡EUROPA de las Razas y Naciones Europeas, todas sus Aguilas. Lis judíos no tienen ni quieren águilas, las Aguilas no quieren judíos, como el devenido no judío Mahler no podía querer, ni quiso judería alguna. Mahler se queda, ellos se van ya, o se van luego “por otros medios” de cortés e inmaculada fuerza, rubia, blanca, celeste con la de los nuestros de cabello azabache. “Jüdische Todsfeinde raus! “.

Aguila Real, subespecie o casta (raza) Aquila chrysaetos, desde Siberia a Nprte de España y viceversa.

Aguila Real, subespecie o casta (raza) Aquila chrysaetos, desde Siberia a Nprte de España y viceversa.

Aguila Real en la estepa rusa.

Blasón de la denominada "Rusis Blanca" enemiga combatiente contra el judeovolchevismo qie devastó a la Patria de los Zares y al pueblo y ejército qie quedaron din radical convencimiento estalinista.

Blasón de la denominada “Rusis Blanca” enemiga combatiente contra el judeovolchevismo que devastó a la Patria de los Zares y al pueblo y ejército que quedaron sin radical convencimiento estalinista. Pero Camaradas  de buestra Zerecha Total se alzaron en Cruzada que no les devolvió la tierra, pero si los devolvió a la Patria Celeste dinde aprendierln que Cristo es católico y tan nisericordioso que mos dejó entrar. Son ya de nuestro invencible Ejército de Valfadyr, bombre con que los “Ahnen” prefiguraron a San Miguel Arcángel, Patrón de Alemania, y a San Jorje Santo Patrón de Risia e Inglaterra. ¡Oh Gran Bretaña ¿ Tú que te uniste a la Patria rusa, contra ella y te aliaste con la Unión Soviética y su marxista leninista Stalin, no invocas a San Jorje para ser aniga y camarada de tu extensión eiropea, la Madre Rusua Blanca?! Aprende del arrepentido Churchill, desengañado de los judeoyankis que disgregaron el imperio inglés, con fatídicas consecuencias para toda Europa, especialmente la institución de poferíos árabes, moros, mahometanos y sionistas protocolodisnos de ls creación y conspiraciones Estado de pútrido uso del nombre “Israel” (“Pueblo de Dios”, en realidad “Sinagoga del Diablo”).

Страны Западной Европы должны объединиться с Российской федерацией. Да здравствует полная Европа! 

Sergey Henir, St. Petersburgo.

Sergey Henir, St. Petersburgo.

=

Los paises de la Europa Occidental deben federarse con la Federación Rusa. ¡Viva la EUROPA TOTAL!

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2019/04/29/extracto-del-discurso-de-zu-majestad-don-xisto-de-borbon-y-parma-por-la-gracia-de-dios-rey-de-las-espanas-texto-alentando-a-la-reconstruccion-del-imperio-espanol-y-a-la-lucha-paramitar-y-mitar-cua/

Modelo artístico ESPAÑOL y de vestuario de alta moda

Modelo artístico ESPAÑOL y de vestuario de alta moda, “El Cacho”.

Laura Cisneros, modelo española de Alta moda.

Laura Cisneros, modelo española de Alta moda.

Laura Cisneros, modelo española de Alta moda.

Laura Cisneros, modelo española de Alta moda.

Palmer

Y esta faz es de nuestra Europa y de la Europa Total.

Polonia, o saca el armamento misístico nuclear que tiene en su suelo, amenazando de horrenda muerte y exterminio a parte de Europa, o ha de ser aniquilada, arrasada  instantáneamente por Rusia, que ahora se contiene, pero que al más mínimo gesto de preparativo de ataque, ha de actuar incontinenti de tal modo, por puro instinto vital de propia conservación. Igualmente Arabia Saidí, su Meca, y su suelo han de dejar de existir, y éste quedar instantánramente desierto, valdío, cubierto de sal. O la “raza” árabe, o la nuestra; desgraciadamente, con el bandido mahoma de por medio, no hay término medio. De la mezquita de Alaxa no ha de quedar ni el suelo, que ha de ser arrancado y disperso en la mar océano. Desde el subsuelo levantaráse de nuevo pilares del Templo. Y se admitirá la presencia de hermosos y rollizos cerdos divinos allí, javalíes domesticados que impidan cualquier oración semítica, de suyo supersticiosa y antinatural. La catastrófica geopolítica creada, tras la Guerra, por el poder judeoyanki mundanalmente triunfante sobre el EJE y todos los trsdicionalismos que con su derrota viadora han sido política, social, económica, propagandística y marcialmente depotenciados hasta límites vergonzantes impone nuevos exterminios contra la realización de otros exterminios, en un contexto de legítima defensa. Los judíos en su casa, nosotros en la nuestra, y antes que el enemigo destruya la nuestra a que se dispone a aniquilar bélica, o “pacíficamente” (con intrigas y provisiones disgregatorias y depauperantes hasta la autoextinción), hay que arrasar la casa del enemigo, con él dentro. La guerra, de dimensión apocalíptica, se gesta, con su propia lógica y dinámica, es como un dragón vivo con su constitutivo organismo. La hoz afilada, está ya colocada en el cuello, ahora es el nuestro, debe ser el suyo solo. ¿Haremos nosotros la guerra, para que se nos eche encima esa maldita “marabunta” que ya pulula por nuestro bendito solar? Mejor no, hay Uno que tiene en su Mano el “Rayo de Zeus y el Martillo de Thor”. Si Él fulmina y machaca, no hay ser que lo dañe, no hay venganza posible. Otra vez “Asen y Wanen”.

Caesar, “Aut Caesar, aut nihil”.

Publicado en Política, RAZA Y ANTROPOLOGIA ETNICISTA, RUSIA, Sionismus /Sionismo protocolosiano, TRADICIONALISMO CRISTIANO | Deja un comentario

Refriega del canín en Foro Carlista, con un no sé quién de siglas norrocotudas que habría de volar de cabeza, no en el Ejército del Aire, y sería bueno lo colgasen por las patas en los muros.

https://forocarlista.mforos.mobi/1982869/10525456-sobre-la-accidentalidad/#111295586

Publicado en Carlismo, Política, Tradicionalismo Católico, TRADICIONALISMO CRISTIANO | Deja un comentario

De litteris commendatitiis ad Ssnctam Missam celebrandam./ La certificación episcopal pertinente para acreditar que un Presbítero u obispo súbdito de una Diócesis u otra Iglesia Particular, o de una Orden de Derecho Pontificia en la que no sea el Superior General, tiene derecho a celebrar en cualquier templo u oratorio católicos de la libre elección de dicho Sacerdote, sin que ningún jerarca, ni Rector, ni superior canónico tenga derecho a oponerse, a su arbitrio, a ceder gratuitamente el templo, a efecto de celebrarse en él la Misa postulada por el susodicho Sacerdote, provisto de su comendaticia en vigor.

Dado qie no aparece nada de este srtículo, en el buscador de Google Chrome, reporto aquí el enlace, pero téngase en cuenta que se trara de un opúsculo”in fieri”, de base dogmática, sobre derechos y deberes, del Derecho Divino y Eclesiástico de Oresbíteros y Obispos, y que la enseñanza católica expuesta es casi siempre cintradicha y su aplicación resulta generalmente vulnerada en xuanro a los clérigis verdaderamente católicos y tradicionalistas de Rito Tridentino legítimo, porque nos hallamos sometidos casi universalmente a una basura venenosa que usurpa el nombre de Iglesia y ocupa despóticamebte los tenplos y oratorios, como si fueran parte de los cortijos de sus propietarios privados. Uno de los transgesores alevosos y premeditados sistemáticos, de esa figura jurídica y sus gravemente preceptivos efectos del cánon 903, se llama Yanguas Sanz y tiene ocupado el cargo de Obispo Diocesano de Cuenca, es malopusdeista, voluntarista, obscuro y preparador de la vía hacia el futiro reinado del Anticristo. “Por sus obras los conocereos” y por mí se conocerá en todo el mundo, por mucho tiempo, para cautela de los católicos: 

https://ricardodeperea.wordpress.com/2014/04/02/de-litteris-commendatitiis-ad-sanctam-missam-celebrandam/

Publicado en Jus canonicum/Derecho Canónico/Kanonisches Recht | Deja un comentario

La ideología gay … PARTE TERCERA : NUEVAS CUESTIONES DE HOMOEROTISMO, TRANSEXUALISMO, FENOMENO ANTICLASICO Y ANTICRISTIANO. JUICIOS TRADICIONALISTAS, CARLISTAS, FASCISTAS Y NACIONALSOCIALISTAS, AMBOS FENOMENOS TRADICIONALISTAS.

NUEVAS CUESTIONES : TRANSEXUALISMO COMO IDEOLOGIA EROTICOIGUIALITARISTA, SEXUALIGUALITARISTA, MENOSCABADORA DE LA NATURALEZA, Y MILITANTE A FAVOR DE LA TRANSEXUALIDAD Y EN CONTRA DE TODA TERAPIA REVERSIVA

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2016/08/10/988/

Publicado en Antropología, Carlismo, Derecho Natural, Etica cultural., Filosofía Moral o Ética, Filosofía Política/Derecho Politico, Moral católica, Política, SIONISMO PERVERTIDO, Tradicionalismo Católico, TRADICIONALISMO CRISTIANO | Deja un comentario

La ideología “gay” es intrínsecamente contraria a … PARTE SEGUNDA. BENITO MUSSOLINI EL GOBERNATE MAS TOLERANTE Y BENEFICO DEL MUNDO Y DE TODOS LOS TIEMPOS EN FAVOR DE LAS PERSONAS HOMOEROTICAS DE UNO Y OTRO SEXO. Vetsión muy corregida el 19 -6 – 2019.

 LA COSMOVISION GAY ES ESENCIALMENTE CONTRARIA AL FASCISMO

"Stadio dei Marmi", EUR, Roma. Esculturas de varones de cuerpo atlético y ejemplar, en su edad de apogeo de vigor físico. "
“Stadio dei Marmi”, EUR, Roma. Esculturas de varones de cuerpo atlético y ejemplar, en su edad de apogeo de vigor físico. “

 El mariquosmo y lesbianismo son ntrínsecamente contraria al fascismo en su doctrina ética oficial, no al fascismo jurídico, en cuanto a las práctocss homoerótocas consumadas en el ámbito de la intimidad y discreción externa que – según el Derecho Natural y el fascista, que protegen las libertades públicad de los súbditos de un Estado legítimo o de cualquoer gobernante  –  constituyen y deben consgituir las circunstancias propias natirales y cívicas de los actos carnales lícitos, y, “a fortiori”, de los éticamente ilícitos, penados, o no, por la aitoridad competente. Simbargo el homoerotosmo y su práctica son ontrarias sólo “secumdum.quid” al fascismo real y práctico, pues la tolerancia del Régimen Fascista italiano durante toda su existencia fue clara y la mayor del mundo, miles de veces por delante de los regímenes llamados “democráticos” (liberales, socialdemócratas o socialistas, y comunistas) hipócritas de por sí y más todavía. http://www.ilduce.net/il-fascismo-e-gli-omosessuali-un-falso-storico/

El Duce fue siempre más tolerante que los griegos, que se revolvían contra los adultos que se dejaran dar por saco, por sus efebos, adolescentes, o discípulos. El Duce y los suyos, máximo responsable, se comportó siempre esencial y cuantitativamente más tolerante que los Romanos arcáicos y los clásicos de inspiración legislativa patricia para ciudadanos, aristócratas, caballeros, … No tenía ni una sóla ley penal restrictiva de ciertos mariconeos, como las de distintas ciudades Estado griegas angoguas. No tenía ni Ley Scantinia, ni Julia de vi puublica (de Julio César, finalmente muy dado a prácticas homoeróticas masculinas), ni Julia de Adulteriis, ni distinguía penalmente entre “pathicus” y “montador”; para el Estado Fsscista, era indiferente cualquier acto marica, o lesbiano, EL HOMOEROTISNO GOZABA DE LA MAS ABSOLUTA LIBERTAD ESTATAL Y JURIDICA DE TODOS LOS TIEMPOS, y machos y hembras podían solazarse carnal e indistintamente mientras se conservase la natural debida intimidad y discreción que ha de conllevar, de cara al público, y terceros vulnerables, todo acto carnal ora solitario, ora acompañado. ¡Además: ! El FASCISMO ORIGINAL, CON SU DUCE  es el campeón absoluto de la tolerancia personal, legal, penal, ejecutiva, social susceptible de ordenación coercitiva y teóricamente punitiva para los actos carnales homoeróticos imprudente y socialmente ostensibles, escandalosos y gravemente molestos a terceros inocentes, o impresionables. Más aún, la prohibición penal de los actos carnales, de una u otra orientación,  externos, ostentosos, escandalosos, y la reprobación ética de LOS HOMOEROTICOS, incentivaba la apetitosidad de los mísmos en no poca gente, como atestigua el testimonio del propio cuestor catanés, y, en vez de penados efectivamente, los confinados disfrutaban de una vida paradisíaca, en lugares bellos, a donde se les destacaba a jóvenes Carabineros, de impecable uniforme negro, con ribetes rojos, el más semejante al de gala de las SS, jovencitos que en una isla, sin guardias sobre los guardias, pues eran ellos la policía competente, militar y de élite, podían, como hubo casos sabidos (y los que no se sepan(?)), divertirse con el concurso de algún liberal de belleza femenina o feminoide. Por ello, cuando los msricones confinados fueron obligados a abandonar la isla de San Domiono, se fueron llorando, como del paraíso perdido.*(NOTA) El confinamiento como medida específica para exaltados homoeróticos y la elección de aquellos lugares, hermosas islas con no poca libertad, no es decisión o aquiescencia política al azar, sino actos conscientes y deliberados. Pensar lo contrario es subestimar la inteligencia del Dice y la judicatira fsscista. Por ello la tolerancia y largueza del Fascismo con esta gente es la mayor, insuperada.      “¡Maricas! ¡Haceos fascistas! La dictadura del Duce os dará y asegurará la mejor felicidad. Casa, tierra hermosa, paisaje maravilloso, mar, playa, comida gratis y carne abundante, joven, fresca, bella (“con suerte”), liberal y complaciente, con posibikidad de defender a cuchilladas si es preciso, a los propios amantes, y sin “chivatos”, ni homófobos violentos qie os apaleen, que, si hubiera alguno donde fuese, de él os protegerá el jóven y flamante Carabinero fascista, a porrazos si se tercia, o a tiros.

San Domino
San Domino
San Domino
San Domino.
El gobernante más tolerante del mundo, en su época, y de todos los tiempos, en  materia de dejar en paz a maricones y lesbianas discretos, y tratar espléndidamente a los indiscretos.  De la misma guisa, pero mucho menos,  lo fueron el Generalísimo Franco y el General Salazar. Se subestima la inteligencia del Duce, cuando se dice que no sabía qué suponían de felicidad aquellos confinamientos. fué el fundador de la primera comuna Androhomoerótica del mundo: la de la isla de San Domino.. Cf.https://thevision.com/cultura/gay-fascismo/

Una cosa es ser y hacer el marica, y otra pensar que es moral, otra que se crea que tiene el mismo rango natural  e iguales derivados derechos que el heteroerotismo y así se propagande, y otra que establezca que convenga deber ser perseguido y penado.

Voy a reiterar, porque suelo repetir, en maneras diversas, lo obvio, para una nueva generación que coge una frase y tergiversa la obviedad que ésta expresa claramente.

La hostilidad penal, puramente teórica y en contraposición neta a la política práctica y práxis legales oficiales fascistas respecto de los homoeróticos indiscretos y escandalosos, fue inespecíficamente contra algunos casos extremos, e ínfima, minoritarísima, excepcional, no generalizada, no planificada, al arbitro de las autoridades judicial y policial, por actos GENERICAMENTE eróticos notorios y escandalizantes, y duró desde 1922 con Código penal prefascista tolerante,  sin prohibición específica de los actos homoeróticos, y desde 1930 con legislación de factura fascista, desde la entrada en vigor del código penal italiano fascista de 1930-1. Sí se dió consigna para que el confinamiento en lugares aislados, pero paradisíacos, fuese la “pena” (nominal) para los maricones extremos y exhibicionistas, que se lo pasaron estupendamente en esos lugares, con una tolerancia fáctica supina hacia las cohabitaciones homoeróticas y a los flirteos y canas al aire de los “mórbidos” con algunos “carabinieri”. Mussolini, por no aprobar explícitamente, en su ideario e ideal, los actos homoeróticos discretos (estaban prohibidos los “homoactos” y los “heteroactos” impúdicos que se expusiesen con natural escándalo o avergüenzamiento ajeno) y no ensalzarmos oficialmente, relegaba a un ámbito deshonroso a los actos heteroeróticos y a sus actores, “a fortiori” si venían conocidos por terceras personas los hechos. Ello incentivaba el “morbo”(en sentido coloquial y popular hodierno del vocablo) e intensificaba el goce psicológico y sensual carnal, al constreñir a que su realización se hiciese en secreto o a escondidas.” El pan comido a escondidas sabe mejor” (Biblia, Antiguo Testanento, libro de los Proverbios, IX, 17).

Cosa distinta era la visión moral y jurídica sobre la pederastia.

Contra las circunstancias creadas por adultos propiciadoras o facilitadoras de la licenciosidad de adolescentes en sus excursiones para ser solazados por homoeróticos se destacó el “Questore” de Catania, desde 1939, confundiendo pederastia con efebofilia o práctica homoerótica entre púberes de los que al menos uno no fuese adulto. Pero, claro: entre adulto y niño, está el adolescente púber, normalmente activo en carnalidades, o solo, o acompañado. Nótese que el Cuestor es súmamente benigno al abogar por el confinamiento, no la prisión. En su “Relazione” a propósito, dijo:

“La piaga della pederastia in questo capoluogo tende ad aggravarsi e generalizzarsi perché giovani finora insospettati ora risultano presi da tale forma di degenerazione sia passiva che attiva, che molto spesso provoca anche mali venerei.
In passato molto raramente si notava che un pederasta frequentasse caffè e sale da ballo o andasse in giro per le vie più affollate; più raro ancora che lo accompagnassero pubblicamente giovani amanti od avventori. ll pederasta ed il suo ammiratore preferivano allora le vie solitarie per sottrarsi ai frizzi ed ai commenti salaci; erano in ogni caso generalmente disprezzati, non solo dai più timidi, ma anche da quelli che passavano per audaci o senza scrupoli, ma che in fondo erano di sana moralità. Oggi si nota che anche molte spontanee e naturali repugnanze sono superate e si deve constatare che vari caffè, sale da ballo, ritrovi (balneari e di montagna, secondo le epoche) accolgono molti di tali ammalati, e che giovani di tutte le classi sociali ricercano pubblicamente la loro compagnia e preferiscono i loro amori snervandosi ed abbrutendosi.
Questo dilagare di degenerazione in questa città ha richiamato l’attenzione della locale Questura che è intervenuta per stroncare o, per lo meno, arginare tale grave aberrazione sessuale che offende la morale e che è esiziale alla sanità ed al miglioramento della razza, ma purtroppo i mezzi adoperati si sono dimostrati insufficienti.
I fermi per misure, le visite sanitarie, la maggiore sorveglianza esercitata negli esercizi pubblici e nelle pubbliche vie, non rispondono più alla bisogna. Perché infatti i pederasti fatti più cauti per eludere la vigilanza della Pubblica Sicurezza ricorrono ad una infinità di ripieghi.
I più abbienti mettono su quartieri mobiliati con gusto civettuolo ed invitante, i più poveri per spirito di emulazione e per non essere da meno, ricorrono ai più disparati espedienti, non escluso il furto, per procurarsi i mezzi e mettere anch’essi su una casa ospitale. Tutti poi, per vanità, per piccole gelosie, menano vanto delle conquiste fatte, che tendono a mantenere a prezzo di qualsiasi sacrificio.
I giovani per altro – quando non espressamente invitati – sono sospinti in quelle case, alcuni dalla curiosità, altri dall’insidioso desiderio di fumarvi gratuitamente una sigaretta, e tutti, dopo avere visto, hanno voluto poi provare, sicché vi sono sempre ritornati. E tale presa di contatto, anche quando non sfugge alla polizia, non può in ogni caso essere impedita, pur prevedendosene gli sviluppi e le ultime conseguenze.
Ritengo, pertanto, indispensabile nell’interesse del buon costume e della sanità della razza, intervenire – con provvedimenti più energici – perché il male venga aggredito e cauterizzato nei suoi focolai.
A ciò soccorre, nel silenzio della legge, il provvedimento del Confino di Polizia, da adottarsi nei confronti dei più ostinati, fra cui segnalo… ”.

webok-13-brescia-il-bigio-immagine-041

La comisión Appiani, encargada de fundamentar el nuevo código penal fascista resolvió lo siguiente : “La Commissione ne propose ad unanimità e senza alcuna esitazione la soppressione per questi due fondamentali riflessi. La previsione di questo reato non è affatto necessaria perché per fortuna e orgoglio dell’Italia il vizio abominevole che ne darebbe vita non è così diffuso tra noi da giustificare l’intervento del legislatore, nei congrui casi può ricorrere l’applicazione delle più severe sanzioni relative ai diritti di violenza carnale, corruzione di minorenni o offesa al pudore, ma è noto che per gli abituali e i professionisti del vizio, per verità assai rari, e di impostazione assolutamente straniera, la Polizia provvede fin d’ora, con assai maggior efficacia, mediante l’applicazione immediata delle sue misure di sicurezza e detentive”.

Lo scultore Arturo Dazzi, a Brescia, insieme alla sua statua d' uomo nudo.
Lo scultore Arturo Dazzi, a Brescia, insieme alla sua statua d’ uomo nudo.

El propio Alfredo Rocco, entonces Ministro de Justicia, hablando sobre la no inclusión, en el nuevo código penal, de la figura jurídica penal de actos homoeróticos, alegó:

“fu oggetto di quasi generale ostilità. Venne principalmente opposto che il turpe vizio, che si sarebbe voluto colpire, non è così diffuso in Italia da richiedere l’intervento della legge penale.
Questa deve uniformarsi a criteri di assoluta necessità nelle sue incriminazioni: e perciò nuove configurazioni di reato non possono trovare giustificazione, se il legislatore non si trovi in cospetto di forme di immoralità che si presentino nella convivenza sociale in forma allarmante. E ciò, per fortuna, non è, in Italia, per il vizio suddetto.

Queste ragioni, contrarie all’incriminazione dell’omosessualità, mi hanno convinto, e, nel testo definitivo, ho soppresso la relativa disposizione”.  “Relazione ministeriale sul progetto di Codice Penale”, II, 314. Citado en V. Manzini, “Trattato di diritto penale italiano”, Torino 1936, parte 2, p. 218.

 In mostra fino al 29 settembre, alla Galleria della Vecchia Pescheria, 40 nudi maschili e femminili realizzati dal 1932 al 1944 dal fotografo amato dal Duce. di Grazia Lissi - Il Sole 24 Ore - leggi su http://24o.it/km50t
“In mostra fino al 29 settembre 2013, alla Galleria della Vecchia Pescheria, 40 nudi maschili e femminili realizzati dal 1932 al 1944 dal fotografo amato dal Duce.”
di Grazia Lissi – Il Sole 24 Ore – leggi su http://24o.it/km50t

El 18 de Junio de 1931 fue promulgado el “regio decreto” núm. 773 que autorizaba “misure di pulizia” contra quienes cometían actos indecentes que pussieran el peligro la moral y las buenas costumbres, pero sin hacer específicamente mención del homoerotismo, O SEA, QUE LA POLICIA QUEDABA AUTORIZADA PARA INTERVENIR CONTRA INDECENCIAS DE CUALQUIER TIPO DE CARNALIDAD, NADA DE DISCRIMEN, NI MENCIÓN SIQUIERA, DE HOMOEROTOCIDADES, y ha de presumirse que se tratase siempre de casos externos, transcendidos a terceros o al público, con escándalo o molestias, por otra parte evitables con algo de cautela y faciles provisiones de discreción, pues es natural que en todos los casos que hubiese habido con recurso a la policía, había de tratarse de actos externos, con transcendecia ostensible a terceros y escándalo natural o turbación injustamente provocada por los transgresores, a alguno de dichas terceras personas, siendo así qie el fenómeno no se pudiese solucionar pacífica, siave y privadamente, es decir, sin necesidad de la intervención, o remedio, de la fierza pública en forma medidas policiales.

Quedaba pués, al discernimiento y arbitrio racional de la policía su imtervención solventadora del problema social y de órden público, de de las conductas carnales ostentodas y disturbantes, incluidas las qie tiviesen índole homoerótica, aunque no explícitamente incluidas, por la autoridad, entre las actividades específicamente perseguibles, por las razones aludidas.  Cf. homosessualitafascismo   http://www.akra.it/amis/schede.asp?id=8&idsch=18

*NOTA: 
<< i più forSetunati se la cavavano con un’ammonizione o con brevi periodi di detenzione, per oltre trecento omosessuali italiani la pena fu il confino. Ventotene, Ustica, Favignana: queste alcune delle isole dove venivano spediti, con reclusioni che potevano durare fino a cinque anni.  … ci fu un caso in cui il provvedimento fascista si trasformò in un’esperienza di libertà. Accadde a San Domino, piccola isola delle Tremiti, dove 45 confinati catanesi, nel 1939, diedero vita, di fatto, alla prima colonia gay della storia italiana.
Se le condizioni igienico-sanitarie non mutarono nel corso dei mesi di prigionia, con il tempo i regimi di controllo si attenuarono e per i prigionieri dell’isola il confino si trasformò sempre più in un’occasione di emancipazione. Il fatto di trovarsi su una piccola isola di soli omosessuali fece sì che ognuno potesse comportarsi come riteneva più opportuno, senza la necessità di reprimere i propri comportamenti o di nascondere le proprie inclinazioni tramite tutti quei sotterfugi che avevano caratterizzato la loro vita a Catania.
Sull’isola puoi finalmente essere un  arrusu, esserlo apertamente dalla mattina alla sera, tranne per un particolare: non puoi fare una delle principali cose che un  arrusu fa, ciò che, in un certo senso, lo definisce – non puoi andare col maschio”, spiega una testimonianza nel libro. “O non potresti. Perché poi, il modo si trova”. Fu così che l’isola divenne teatro di corteggiamenti, adulazioni e innamoramenti, che coinvolsero anche i carabinieri di guardia. Aldo, uno dei prigionieri, racconta di un catanese che era oggetto di invidia perché aveva una relazione con uno dei sorveglianti: stavano sempre insieme, l’uno cucinava per l’altro, lo accudiva e in certi momenti della giornata “facevano qualche cosa”. In altri casi le storie d’amore nascevano tra i confinati stessi, tra liti, passioni e gelosie che finivano non di rado in rissa – e addirittura a coltellate – e relative sanzioni. Col tempo anche i pochi abitanti originari dell’isola cominciarono ad abituarsi alla presenza degli omosessuali: si creò un clima di integrazione che vedeva spesso i confinati lavorare per i commercianti locali. C’era Filippo che teneva le mucche a qualche isolano o andava in giro a raccogliere fichi per rivenderli in paese; Marcello dava una mano allo spaccio dell’isola, mentre altri andavano per funghi, o facevano la carbonella da rivendere agli isolani. E poi c’era Peppinella, che si ritrovò a fare il sarto addetto alle divise dei carabinieri di stanza a San Domino. Senza volerlo, Mussolini aveva dato luogo alla prima località  gay friendly d’Italia.
Il 28 maggio del 1940 il capo della polizia Bocchini, in accordo con il Duce, stabilì la fine del confino a San Domino. La motivazione era semplice: l’Italia era in guerra, servivano uomini e spazi di detenzione. Il 7 giugno i confinati lasciarono l’isola e, a sorpresa, lo stato d’animo di molti di loro non fu dei migliori. Come racconta Peppinella “alcuni [di noi] al momento della partenza scoppiarono a piangere. In fondo, si stava meglio là che qua. Se eri  femminiella non potevi manco uscire fuori di casa”. San Domino per mesi divenne un’isola deserta, poi fu trasformata, l’autunno successivo, in un campo di internamento dove vennero reclusi politici anti-regime ed ebrei.
Nel corso deidecenni  il legame tra l’isola di San Domino e la comunità omosessuale non è stato dimenticato. ..  Sono passati ottant’anni da quando San Domino è stata la casa-prigione di centinaia di omosessuali italiani. Ottant’anni durante i quali molte cose sono cambiate nel nostro Paese:  è nato il movimento LGBT … >> Cita de https://thevision.com/cultura/gay-fascismo/  .
Fotografía artística del fotógrafo David Vance, el más meritorio repristinador, en el Arte fotográfico, de lo mejor de la estética gentil grecolatina.
Fotografía artística del fotógrafo David Vance, el más meritorio repristinador, en el Arte fotográfico, de lo mejor de la estética gentil grecolatina.

 

Ahora bién, una cosa es el homoerotismo (entre homosexiales, o heterosexuales, sí, no desvarío, pues la realidad excede y contradice las teorías lógicas subjetivas sin base histórica, ni psicológica, ni sociológica), una cosa es el mariquismo y el lesbianismo, y otra la ideología gay, qie es ontológica, errónea, tamvién de ética o pseudoética, y de aberración jurídica antimatrimonialista o contraria al concepto y definición de matrimonio como de realidad de contrato naturalmente válido sólo en cuato de varón con hembra. Su negación de la exclusividad de la natural idoneidad y derecho de que los niños y adolescentes, e hijos adoptivos todos, tengan padre y madre putativos es antinatiral, maligna y tsnto su propaganda, cuanto las prácticas consecuentes de padres adoptivos hombre-hombre, hembra-hembra, ha de ser tipificado crímen, en vez de la doctrina Tradicionalista, o católica, o tradicionalista de tipo fascista, que condena éticamente esos dogmas tiránicos, especialmente contra la salud espiritual y psíquica plenas de la infancia y ka adolescencia. Conformaos con el chaval que vaya de buen grado a vuestra alcoba a hacer pinitos, no pretendais hacerlo vuestro hijo adoptivo “legal” en el seno de una pareja de dos denominados padres, o madres, del mismo sexo. Traeis conflictos, degeneraciones, desincentivaciones, payasadas, deshonra y afrentas.

Los maricas de San Damiano no eran gsys, eran maricones sin más,  lo confiesan ellos mismos mucho después de su paraiso “penal” y de haberlo tenido que abandonar a la fuerza y con llanto. Admiten, sin reservas, que el movimiento gay VINO DESPUÉS. Una peste para los propios maricas, un veneno para la idónea situación jurídica que posibilite el máximo gozo de sus anormalidades [a menudo apetitosas por salirse de la norma],  aventuras, devaneos, correrías, cortejos, seducciones, cerdaditas y homoayuntamientos. Al mariquismo ni le hace falta el gaycismo, ni éste le es útil. Encima se pelea con la Iglesia, organiza y hace cabalgatas istriónicas, payasadas modernas, y se pone de lo mejor para la libertad, intensidad y felicidad de TODOS los maricas. Embusteros gays ¡Pero si son los maricones serios y viriles los que más os reprueban! ¡Si a los censores maricas contra vosotros les repugnais aún más que a la gente normal, a cuya mayoría hodierna y moderna le resultais indiferentes!. ¡ Ios a tomar por saco y dejadnos en paz a clérigos, fascistas y maricones serios!.

 

APENDICE; 

LA COSMOVISION GAY ES ESENCIALMENTE CONTRARIA AL NACIONALSOCIALISMO ALEMAN HISTORICO Y AL ACTUAL

Grosse Deutsche Kunstausstellung, München, 1937."Sieger“, Standbild von Ottmar Obermeier. Sh. www.gdk-research.de .
Grosse Deutsche Kunstausstellung, München, 1937.”Sieger“, Standbild von Ottmar Obermeier. Sh. www.gdk-research.de .

Una cosa era la liberalidad del Partido y Régimen nacionalsocialistas históricos hacia la posición tipificada en el S.A.Füher Ernst Roehm, y otra muy distinta el igualitarismo falsario e injusto del complejo “gay”, con su defensa de: 1º) Géneros de vida hedonista deliberadamente excluyentes de toda voluntad de cópula virtualmente fecundante; 2º) El pseudomatrimonio entre individuos del mismo sexo, inclusive de la lealtad exclusiva recíproca entre los cónyuges homoeróticos; 3º) La adopción mariconal, o lésbica, de personas a título jurídico externo de “hijos putativos”; 4º) La igualdad ética entre actos homoeróticos y los actos eteroeróticos encaminados a la cópula virtualmente fertilizante; ; 5º) La prescripción “laicorreligiosa”, dogmática, sectaria, política y estatal [[ legislativa, judicial, policial, carcelaria y confiscatoria [de manera administrativa (multas, embargos, en un futuro posiblemente sanciones de trabajo forzado) ]]  coactiva y coercitiva impuesta a los progenitores y tutores de infantes y adolescentes; 6º) La “criminalización”, persecución, penalización y sanción administrativa de quienes se opusieren vervalmente, o con obras, al dogma gay y a la transsexualización de inspiración gay; 7º) La enseñanza estatalmente obligatoria, y estatalcoercitivamente protegida, en los lugares de docencia social (escuelas, Universidades, academias, y similares), de la doctrina y práctica relacionadas en esta lista; 8º) La exhibición, propaganda e incitación, frente al público, de ayuntamientos homoeróticos y de mente y conducta gays.

Buchbinder, 1938. Knabe des Volksadels. http://pressbengel.blogspot.com.es/search/label/Library .
Buchbinder, 1938. Knabe des Volksadels. http://pressbengel.blogspot.com.es/search/label/Library .

La primera actitud tiene un pase en una determinada ortodoxia mínima del Nacionalsocialismo, la segunda no, pues se dirige objetivamente a fomentar la esterilización humana pasiva, y consecuentemente a la facilitación y promoción (sistemáticas premeditadas) de hábitos humanos de esterilidad y esterilización, al menos parcial, del propio pueblo, con la consiguiente merma de la capacidad activa (que resulta cuando menos artificialmente suspendida) de la multiplicación de compatriotas genética y moralmente aptos para la procreación. La ideología que considera, por ejemplo, ser legítimo un tipo contractual conyugal distinto al básico natural de familia de Padre y Madre y prosapia de ambos, no puede ser clasicista europea, ni católica, ni carlista, ni sociedalista, ni fascista, ni nacionalsocialista, cuya tolerancia era notoria hacia los propios homoeróticos puros ( = homofílicos no bisexuales), a pesar de la aprobación, en 1935, de una ampliación y endurecimiento penales que contra las prácticas homoeróticas había elaborado y proyectado el anterior Gobierno, de cierto componente burgués, oportunistamente apuritanado, taimado enemigo sobre todo de las ya decapitadas S.A. y sus jefes (muy “de izquierdas” o popularistas y anticapitalistas, adversos al mercantilismo y talante de los masones y liberales). De 1933 a 1935, período también nacionalsocialista, la tolerancia hacia el homoerotismo práctico o en foro externo fue mayor. Sólo era considerado delito la sodomia (“Beischlaf unter Männern”). La tolerancia del Canciller Adolf Hitler hacia Röhm, manifiestamente homoerótico puro, y hacia los comportamientos homofílicos carnales de éste y de otros como el valioso Jefe de las SA, es indudable, hasta la “Noche de los Largos Cuchillos”. Y no se agotó entonces la transigencia o permisividad de “vista gorda”, de los jerarcas del Régimen, hacia según qué personas incursas en el hábito en cuestión.

Se me objetará, sin duda, que no cabe en el Nacionalsocialismo, desde su Código Penal de 1935, y  a pesar de la exaltación nacionalsocialista típica del hombre varonil y del joven viril, homoerotismo alguno, ni su permisión penal y civil. A ello respondo diciendo que en multiples solemnes declaraciones del propio Hitler y de los más altos jerarcas del Régimen, creer en Dios, Uno, Personal, Providente, y Juez Justo remunerador y casitgador, era esencial en todo Nacionalsocialista; para ser miembro de las SS había de creer en ese Dios. En cambio ni más ni menos que el, según los judíos, judío Alfred Rosemberg, oriundo judío, Ministro de Educación, ni más ni menos, Director del “Völkischer Beobachter”, periódico oficial del NSDAP, y Jefe de la mayor institución estatal nacionalsocialista para la “Rassenkunde” o política racial nacionalsocialista del Régimen, era ¡ATEO!, y los nietschanos eran muy apreciados; el Führer regaló al Duce las Obras Completas de Friedrich Nietsche, el segundo filósofo favorito de mi antiguo profesor dominico De Vos (el primero era Santo Tomás de Aquino). Si eso es posible, “todo es posible” bueno, todo no, “un poquito” menos).  Véase mis compilación y comentarios sobre el fenómeno en el III Reich:

Ottmar Obermayer. Standbild, "Meister im Wurf", GKA, 1940. http://www.germanartgallery.eu/m/Webshop/0/product/info/Ottmar_Obermaier,_Der_Sieger&id=175 .
Ottmar Obermaier. Standbild, “Meister im Wurf”, GKA, 1940. http://www.germanartgallery.eu/m/Webshop/0/product/info/Ottmar_Obermaier,_Der_Sieger&id=175 .

“Gleichgeschlechtigkeit in der NSDAP und Hitlerswollust ausschließlich nach Männlichkeit und Männergesthalt”.

Prometeus, von Arno Breker. Das Standbild wurde am 1996 im Deutschen Historischen Museum in Berlin zu sehen.
Prometeus, von Arno Breker. Das Standbild wurde am 1996 im Deutschen Historischen Museum in Berlin zu sehen.

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2016/10/26/gleichgeschlechtigkeit-in-der-nsdap-und-hitlerswollust-ausschlieslich-nach-mannlichkeit-und-mannergesthalt-i-teil/

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2015/11/21/gleichgeschlechtigkeit-in-der-nsdap-und-hitlerswollust-ausschlieslich-nach-mannlichkeit-und-mannergesthalt-ii-teil-aufsatz-von-herrn-w-gerhard-xii-xii-mm-in-neue-einheit-fruhe/

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2016/10/26/gleichgeschlechtigkeit-in-der-nsdap-und-hitlerswollust-ausschlieslich-nach-mannlichkeit-und-mannergesthalt-iii-teil/

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2016/03/21/gleichgeschlechtigkeit-heute-in-der-nsdap/

 Fritz Klimsch, "Brunnenjunge", 1940.
Fritz Klimsch, “Brunnenjunge”, 1940.
Johan Schult, "Die Ruhende", 1940(?), Haus der Deutschen Kunst, München. https://www.ak-ansichtskarten.de/ak/90-Alte-Ansichtskarte/690-Haus-der-deutschen-Kunst-Nr-400-Nr-499/6664412-AK-Haus-der-deutschen-Kunst-NR-410-die-Ruhende-nackte-Frau .
Johan Schult, “Die Ruhende”, 1940(?), Haus der Deutschen Kunst, München. https://www.ak-ansichtskarten.de/ak/90-Alte-Ansichtskarte/690-Haus-der-deutschen-Kunst-Nr-400-Nr-499/6664412-AK-Haus-der-deutschen-Kunst-NR-410-die-Ruhende-nackte-Frau .

Igual sucedía con el “feminismo” revolucionarioigualitarista, cuando se refiere al ser humano de sexo femenino. El feminismo no es el “hembrismo” o exaltación de la hembra, al que me apunto. Una cosa es defender los derechos naturales de la mujer, y otra es embaucarla con una igualdad degenerativa (que suele dar paso a una desigualdad de sectaria preeminencia de la mujer sobre el hombre, el matriarcado sobre el patriarcado, y otras basuras venenosas semejantes), una pseudoigualdad perjudicial para la mujer, despojándola del reconocimiento de su esencia natural diferenciada femenina biológicamente determinada y, por su determinación biológica y biolóficopsíquica, sujeto natural inalienable de privilegiados deberes preferentes maternales y de prevalencia en algunas posiciones familiares y sociales. Es un veneno antinatural, antihumano, degenerativo, antifemenino, impuesto propagandística y políticamente para hacer de la hembra un monstruo desfeminizado, minusvalorador, si no despreciador, de la fecundidad femenina, la maternidad de parir, amamantar y cuidar a sus hijos con preeminencia natural sobre las cualidades y predisposiciones naturales del varón y padre.  Encima colabora con el Liberalismo, el Capitalismo y su sistema esclavista inconfeso y encubierto, el cuál, como el feminismo extremista, pretende hacer de la mujer un “trabajador” más asalariado que, con su marido, (o “cochina” pareja) tenga que trabajar también, a destajo, y por sueldos miserables, en el culmen del sistema judeoegemonista perverso, …  tenga que ser “un proletario” más, porque el sueldo de su esposo los malvados conspiradores inspiradores y colegas del feminismo han hecho que no sea suficiente para poder llevar una vida mínimamente digna de gente no pobre vergonzante.

20080616162450

En cuanto al sistema ideológico particular de más o menos nacionalsocialistas influidos por una tradición fundamentalmente judía obsoleta e infiltrada en la mente también de cristianos que pretenden que todo el Derecho Natural penal exija una legislación positiva puramente humana penal que lo sancione, y que entienden parte esencial del Cristianismo la criminalización estatal de cualesquiera comportamientos homoeróticos, véase en   http://es.metapedia.org/wiki/Homosexualidad http://de.metapedia.org/wiki/Gleichgeschlechtlichkeit el correspondiente artículo rigorista favorable a la penalización estatal de todo comportamiento homoerótico. Cf. también http://de.metapedia.org/wiki/%C2%A7_175_StGB . El homoerotismo puro o como actitud de “mutilación mental” no es una enfermedad, sino un defecto, no de salud, sino de capacidades.

NUEVAS CUESTIONES : TRANSEXUALISMO COMO IDEOLOGIA EROTICOIGUIALITARISTA, SEXUALIGUALITARISTA, MENOSCABADORA DE LA NATURALEZA, Y MILITANTE A FAVOR DE LA TRANSEXUALIDAD Y EN CONTRA DE TODA TERAPIA REVERSIVA

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2016/08/10/988/

Ricardo de Perea y González, hispalense, Sacerdote de nuestro Dios y Señor Jesucristo y de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, Pbrº. conquense.

………………………………………………………….

NOTA 1ª:

<< Sacerdote lontano dallo standard da parroco bergogliano, è stato chiamato da Ratzinger nell’ex Sant’Uffizio poi fatto cappellano di Sua Santità. Ha scritto moltissimo, pure per la casa editrice dei domenicani di Bologna diretta da padre Carbone divenuto noto per le sue parole su gay e gender.
Un fine intellettuale, un docente universitario autore di numerose pubblicazioni, un teologo e canonista di alto livello, di formazione culturale mittel-europea, conoscitore di diverse lingue. Da un certo punto di vista, un sacerdote lontano dallo standard bergogliano, più avvezzo a frequentare aule universitarie e biblioteche che non parrocchie e fedeli. E’ anche un prete social, attento alle vicende autonomiste della Catalogna e da sempre legato alla sua terra madre, la Polonia. Ecco chi è monsignor Krzysztof Olaf Charamsa, 43 anni, il teologo del Vaticano la cui intervista odierna al Corriere della Sera in cui rivela la propria omossessualità e di avere un compagno, sta scuotendo la Chiesa cattolica a pochi giorni dall’apertura del Sinodo sulla famiglia. Tanto che con un intervento di questa mattina, padre Federico Lombardi, portavoce della Santa Sede, ha annunciato la revoca degli incarichi alla Congregazione per la Dottrina della Fede e nelle Università pontificie.>>

……………………………………………………….

Fonte: http://formiche.net/2015/10/03/monsignor-charamsa-ecco-chi-il-teologo-gay-del-vaticano/  :

LA LUNGA FORMAZIONE DI “CRIS”

Nato il 5 agosto del 1972 a Gdynia, città portuale nel nord della Polonia che si affaccia sul mar Baltico nella baia di Danzica, Krzysztof Olaf Charamsa – per gli amici “Cris” – è stato ordinato sacerdote all’età di 25 anni nella Diocesi di Pelplin dopo il diploma di maturità scientifica e gli studi di filosofia nel seminario maggiore di Pelplin affiliato alla Pontificia Università Lateranense. Gli ultimi 5 anni di formazione prima dell’ordinazione li ha trascorsi alla Facoltà di teologia di Lugano, in Svizzera (con un breve passaggio come borsista all’Institut Catholique de Paris nel 1994), dove ha ottenuto il baccellierato in teologia nel 1996 (summa cun laude) e la licenza in teologia dogmatica con una tesi dal titolo significativo, soprattutto se letto alla luce delle rivelazioni odierne: “Dio soffre? L’insegnamento della Chiesa sull’impassibilità divina in vista di certe critiche moderne della dottrina”.
Nel 1998 l’approdo a Roma, dove ha frequentato fino al 2002 il corso di dottorato della Pontificia Università Gregoriana e si è laureato dottore in teologia discutendo una dissertazione su “L’immutabilità di Dio. L’insegnamento di San Tommaso d’Acquino nei suoi sviluppi presso i Commentatori scolastici”. Lo stesso titolo nel 2004 gli è stato poi riconosciuto dall’Università di Stefan Card. Wyszynski a Varsavia. La sua formazione però non si è certo fermata qui: negli anni successivi sono arrivati anche il diploma in lettere latine alla Pontificia Università Gregoriana, il master in bioetica alla Pontificia Università Regina Apostolorum di Roma fino al corso della Penitenzieria Apostolica.

IL PIENO DI INCARICHI

Esaurita la formazione, per monsignor Charamsa è iniziata la fase dei (tanti) incarichi della sua carriera. Da quelli nella Società italiana per la ricerca teologica (socio straordinario) alle prime mansioni pastorali come vicario parrocchiale nella Diocesi di Lugano e cooperatore della parrocchia Santa Maria della Visitazione a Roma. Quindi nel 2003 il grande salto romano: l’ingresso come ufficiale nella Congregazione per la Dottrina della Fede, quando a guidare l’ex Sant’Uffizio c’era il cardinale Joseph Ratzinger. Il quale, una volta salito al soglio pontificio col nome di Benedetto XVI, lo ha anche nominato cappellano di Sua Santità. Nel 2011 l’ennesimo avanzamento di carriera: monsignor Charamsa diviene componente della Commissione Teologica Internazionale e segretario aggiunto presso la Facoltà di Teologia della Pontificia Università Gregoriana di Roma dove inizia a insegnare, come alla Facoltà di Teologia del Pontificio Ateneo Regina Apostolorum sempre di Roma.

LE PUBBLICAZIONI CON RATZINGER

Nell’intensa attività pubblicistica di monsignor Charamsa torna spesso il nome di Ratzinger così come quelli di altri prelati vaticani, a dimostrazione dei suoi ottimi rapporti con le gerarchie ecclesiastiche romane. Nel 2005, ad esempio, anno in cui il cardinale tedesco è divenuto Papa, viene pubblicato dalla Libreria Editrice Vaticana il primo volume dei “Percorsi di formazione cristiana” con sottotitolo “Perché si generi la forma Christi”, scritto da monsignor Charamsa con il teologo monsignor Gianantonio Borgonovo. Tra gli interventi, ce n’è proprio uno dell’allora cardinale Ratzinger. Il secondo volume di quella pubblicazione (“Eucaristia e libertà”, 2006) ha invece potuto contare sulla prefazione del cardinale José Saraiva-Martins, all’epoca Prefetto della Congregazione per le cause dei santi. Il suo successore in quell’incarico, il cardinale Angelo Amato, è invece l’autore della presentazione al volume “Il Rosario – una scuola di preghiera contemplativa. Riflessioni sulla Lettera apostolica di Giovanni Paolo II Rosarium Virginis Mariae” a cui ha collaborato anche monsignor Charamsa.

QUELL’ARTICOLO EDITO DAI DOMENICANI

Fa un certo effetto scoprire oggi, alla luce del suo coming out, come nel 2003 l’intervento dal titolo “Davvero Dio soffre? La Tradizione e l’insegnamento di San Tommaso” scritto da monsignor Charamsa abbia trovato spazio nei fascicoli monografici “Sacra Doctrina” delle Edizioni Studio Domenicano, ossia la casa editrice bolognese diretta da padre Giorgio Carbone, il religioso le cui parole di contrarietà alla teoria gender e alle coppie omosessuali pronunciate qualche settimana fa al Meeting di Rimini hanno destato uno scandalo tale da indurre gli organizzatori della kermesse ciellina a sospendere quegli incontri pubblici.

IL PRETE SOCIAL CHE BACCHETTA I VESCOVI SPAGNOLI

I social-network a monsignor Charamsa piacciono. Dimostra di apprezzarli con i suoi quattro profili (Facebook, Twitter, Google+ e Linkedin), mentre il 28 agosto scorso ha aperto un blog personale. Prima dell’intervista scoppiettante di oggi sul Corriere, il sacerdote polacco era intervenuto alcune settimane fa su Catalunya Radio criticando duramente la pronuncia della Conferenza episcopale spagnola che si era detta contraria al referendum sull’indipendenza della Catalogna; per monsignor Charamsa quell’intervento è stato “totalmente inammissibile”, convinto cm’è che la dottrina cristiana riconosca l’autodeterminazione dei popoli.

03/10/2015

…………………………………………………………….
NOTA  2ª:

Cf.: https://ricardodepereablog.wordpress.com/2016/04/12/nueva-corona-de-espinas-y-espada-de-fuego-partes-de-guerra-del-rvdo-padre-canin-de-santo-domingo-parte-v-recurso-administrativo-penal-contra-el-decreto-intermedio-de-la-congreg/
De mi artículo ” La antigua Santa Inquisición de las Españas y la actual”, https://ricardodeperea.wordpress.com/2015/03/21/la-antigua-santa-inquisicion-de-las-espanas-httpwww-conocereisdeverdad-orgwebsiteindex-phpid37/ << En los últimos tiempos se le ha quitado el calificativo de “Sagradas” a las Congregaciones Romanas, y, por fin,  a parte de emitir documentos delucidadores de la Fe y censurar doctrinal y argumentadamente enseñanzas defectuosas o contrarias a la Fe, se dedica a decretar administrativopenalmente (¡Casi siempre!), o juzgar judicialmente (¡Casi nunca!), sobre los casos disciplinares a ella reservados, casi todos tipificados como exclusivamente cometibles por clérigos católicos. Rara vez se atreve contra un laico, especialmente si hacendado o rico. Es competente para juzgar de violación (por clérigo) del secreto de Confesión, Sacrilegio (por clérigo) de profanación de Especies Eucarísticas, y  cualquier rocecillo, mirada, acto carnal, o propuesta de carnalidad (aun las ínfimas) por parte de clérigo a menor de edad, aunque éste fuese púber y consintiese, y aun tentase poderosamente al clérigo. Por razón de “conexionis personae” conoce también de todo tipo de delitos de que se acuse al clérigo previamente privadamente denunciado de haber cometido alguno de estos estatuidos crímenes de entre los reservados a dicho dicasterio. Los criterios ocultos que sigue en el procedimiento “de facto” y las condenas contra Sacerdotes católicos son tan diametralmente opuestos al Derecho Natural, al Derecho Divino y al Eclesiástico, y a los métodos y práxis, casi siempre judiciales propiamente dichos, que concienzuda y escrupulosamente observaba la Santa Inquisición, tanto la española, como la Universal Romana, que, salvo por las funciones principales que tiene canónicamente asignadas y que son las de delucidar sobre cuestiones de Fe y dictaminar sobre delito puramente canónico de herejía, puede hablarse, con verdad y justicia, de dos organismos distintos : por un lado la antigua Santa Inquisición y Santo Oficio y Sagrada Congregación, y por otro la congregación para la Fe, como se llama hoy día ese dicasterio. Su persecución de los clérigos católicos denunciados, a veces ( yo diría a menudo) mendaz y malévolamente de carnalidades con menores   –  incentivados los acusadores privados (frecuentemente laicios, de vida licenciosa) por bajas pasiones, u oportunidad fácil de extorsión a Sacerdotes, y por la escandalera anticatólica planificada e hiperbólica de los medios de comunicación sionistas protocolosianos que los apoyan y animan –  es masiva, inmensa, rigorista hasta extremos nunca vistos en la Historia de la Iglesia, y miserable y despiadadamente extremada por mandatados por la congregación, como Yanguas Sanz, obispo diocesano de Cuenca. Cada vez que se divulga un caso, aunque sea tan fatuo como el de Granada, de los Sacerdotes compañeros del Padre Román, a quien reconozco todo el derecho a ser presumido inocente y ser tratado como tal, y cada vez que se pone en la televisión los trozos de manifestaciones del Papa, a propósito de estos casos concretos, interpretadas, por la mayoría de la gente, como aprobaciones de la acusación y refrendo de la culpabilidad de la verdadera víctima sacerdotal, la idea infame de que el Clero católico es, en su mayoría, o en gran número, pederasta y abusador de niños, se extiende y consolida por todas partes.
Se condena a Sacerdotes denegándoles, los Obispos Diocesanos delegados por la moderna congregación para la doctrina de la fe, y los mandatados por ella, un juicio. Les deniegan “sentarlo en el banquillo”, hacerles un proceso judicial, un juicio penal, considerarlos siquiera reos en un procedimiento judicial propiamente dicho. Les imposibilitan tener abogado defensor, escamoteándoles los medios económicos necesarios para ello; ni le nombran abogado de oficio. No les dan a conocer las actas del procedimiento, puramente administrativo (es decir, no judicial), no les enseñan los documentos, testimonios, etc. que los “modernos inquisidores”, y sus delegados, consideren pruebas de cargo contra el “de hecho” reo; no les permiten interrogar a denunciantes o acusadores privados, ni quienes hayan declarado durante las Diligencias Previas en calidad de testigos; no les revelan la identidad de algunas, o muchas, de las que le son atribuidas cual víctimas de los acusados;  se llega incluso a condenar sin dar a conocer al denunciado, no ya la acusación fiscal, sino tampoco alguna denuncia que atribuya al sujeto pasivo la conducta delictiva por la que directamente es condenado. En el caso del Sacerdote Ricardo de Perea, fue condenado por Yanguas, adverso a la figura imponente de S.Exciª. Rvmª. Mons. Dr. Don José Guerra Campos. Yanguas actuó con la máxima precipitación, procurando destruir lo antes posible, aunque fuese a costa de conculcar sacrílegamente las más elementales y fundamentales Leyes Divinas y Eclesiásticas, al Sacerdote a quien, insuflado por el propio Diablo, destestaba visceralmente. Tanto él, cuanto el Card. Müller, Prefecto de la congregación que no se denomina “Sagrada”, y su subalterno Mons. Mar, lejos de satisfacer las demandas denunciadoras de tan gran escándalo, interpuestas por el Sacerdote en su recurso a la 2ª Instancia, romana (la 2ª de las 3), aumentó su crímen canónico usando muchísimo más y más descaradmente el mísmo método descomunalmente ilegítimo, totalmente anticatólico que usó Yanguas en su condena de anticristo. Denigraban, en su nefanda condena, al Sacerdote, atribuyéndole manifestaciones “nazifascistas” (“sic”), concepto y término judeomasónicos y judeoneomarxistas; y, fundados así expresamente, en su posición “antifascista” y “antinazi” (según sus ideas de fascista y nazi : “monstruos de la peor iniquidad”), no han escatimado medios de arrasamiento del Derecho, con tal de privar al Sacerdote, de su condición de clérigo que le permita seguir hablando como Ministro Publico de la Iglesia Católica. En esto se distingue la antigua Santa Inquisición y la nueva congregación que ocupa el lugar, vacío, de aquella sagrada y augusta institución. La primera observaba el Derecho Eclesiástico, especialmente el Procesal, la segunda lo pisotea hasta flagrantes excesos inimaginables. La primera no ponía ni una ínfima penitencia, ni un sambenito, sin someter, al reo, a un proceso judicial penal, propiamente dicho; la segunda condena y fulmina a los clérigos católicos “nazifascistas” (de risa, reir para no llorar), sin darles siquiera la condición oficial de reos, sin hacerles un juicio, un proceso judicial, despachándolos como a ganado, como a una pobre res empujada al matadero. La primera es de Jueces, Magistrados, juzgan, dan la cara en las vistas judiciales, se enfrentan al reo, se confrontan a su dignidad e indignidad; la segunda es simple y llanamente una bárbara arrasadora de la dignidad sacerdotal y humana y de toda legalidad, abusando, para ello, del poder fáctico que le posibilita ser curia romana de Su Santidad. Condenado fue el infrascrito, por ejemplo: por profanación de las sacratísimas Especies Eucarísticas. Se enteró, del cargo, no antes de la condena. No le fue previamente dada a conocer denuncia alguna sobre dicha atribución criminal, ni acusación, ni descripción de la pretendida profanación sacrílega. Se enteró a través del mismo decreto de condena, que le echaron dos vestidos de negro, por debajo de la puerta de su domicilio. Y esto es un ejemplo de decenas de inmensos abusos perpetrados tan sólo en este caso, contrarios a los derechos más elementales de la persona y del clérigo, opuestos a toda Ley, a toda ética y enemigos de toda Civilización católica . ¿Cuántos más ha habido, hay y habrá?. O el Santo Padre corrige enérgica y masivamente a los responsables, ostentosamente antifascistas y antinazis, en realidad anticatólicos y anticlasicistas, campeantes en la Curia Pontificia actual, y arranca de cuajo la gran corrupción que existe dentro del aparato externo de la Iglesia, poniendo especial atención y vigilancia en tener a una verdaderamente sagrada Congregación Romana para la Doctrina de la Fe, o nos hallaremos ante la consolidación y paloxismo de la mayor y más temeraria barbarie anticatólica, antritradicional, anticlasicista, antijurídica, antinatural e inhumana que haya conocido jamás la Historia de la Iglesia, incluso todo el periodo del Santo Oficio hispánico, celosísimo de la Justicia y el Derecho, incluido, muy especialmente, el Derecho Procesal garantizador de las más preciosas libertades humanas y cristianas, y garante de los derechos fundamentales y algunos vitales de las personas humanas clérigos católicos. >>

………………………………………………

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario